Mi?rcoles, 25 de mayo de 2005
Los trabajadores de la filial de Cepsa Petroleros de Canarias, S.A. (Petrocan) denuncian "graves irregularidades en la seguridad cotidiana del servicio", donde la falta de personal y unas condiciones precarias provocan en m?ltiples ocasiones una manipulaci?n de combustibles y residuos peligrosos para el medio ambiente sin la correlativa protecci?n, hasta el punto de llegar a alertar de que "Canarias puede vivir una tragedia como la del Prestige, no tan irreal, ya que repost? en las Islas".

Los empleados de Petrocan han interpuesto varias denuncias ante Capitan?a Mar?tima, Inspecci?n de Trabajo y la Guardia Civil, a trav?s del Servicio de Protecci?n de Naturaleza, advirtiendo de las "distintas irregularidades" que "son pan de todos los d?as" en la empresa, afirman, y entre las que destacan la carencia tanto de plantilla como de materiales, y que provoca un "gran descontrol, con arquetas que rebosan o tuber?as defectuosas" que causan vertidos cuando las condiciones clim?ticas son adversas.

En diciembre del pasado a?o, "y mientras se bombeaba el tanque de un buque con capacidad para 7.000 toneladas de gas oil, -relata uno de los textos de la acusaci?n-, la falta de personal oblig? al capataz de bombas a abondonar las instalaciones (many fold) y dejar desatendidos los equipos en marcha". Se quejan del estr?s que les produce crear un riesgo que consideran innecesario y que podr?a solucionarse con m?s personal.

Por su parte, fuentes de Cepsa asegura que "el responsable de turno asume el control de las operaciones y determina la distribuci?n del personal a su cargo". Sin embargo, la plantilla hace hincapi? en se han producido situaciones en las que "tres hombres atend?an a seis buques", pero la compa??a petrol?fera se?ala que "las operaciones se desarrollan extremando las medidas de seguridad".

Asimismo la empresa matriz asevera que "las bombas cuentan con parada de emergencia y dispositivos autom?ticos", por lo que no es necesaria "la permanencia constante en la zona donde ?sta se desarrolla". Los empleados aducen que a pesar de la llamada de emergencia, "era normal que la presi?n de las bombas aumentara, y de seis veces que deb?a saltar la alarma, su mal funcionamiento hac?a que s?lo tocara una".

En cuanto a los fallos en el material, apuntan como ejemplo las operaciones de almacenamiento y suministros de los buques Sea Monarch y Hesp?rides en diciembre de 2004, cuando se adoleci? de "la comunicaci?n directa y continua exigida por Capitan?a", ya que "el transmisor principal del jefe de turno estaba fuera de servicio, as? que si hubiese surgido alg?n problema en el abastecimiento, no se podr?a haber avisado a los petroleros". Cepsa establece que "adem?s de la emisora base, el t?cnico de turno, el capataz de bombas y el oficial de suministro a pie de v?lvula, dispongan de emisora".

"Primero ser? La Isleta y desp?es podr?a ser toda la Isla". Los trabajadores temen que se repitan accidentes como el ocurrido hace dos a?os del petrolero Auriga, que ocasion? un grave derrame de fuel, pues "descarg? combustible a una presi?n de 7 kilogramos por cent?metro c?bico". "Se abri? una investigaci?n interna para determinar las causas, lleg?ndose a la conclusi?n que se debi? a un fallo de material, concretamente en una manguera de suministro que hab?a pasado los controles preceptivos", detalla la compa??a, aunque la propia compa??a admite que "el riesgo cero no existe, y siempre puede pasar algo".

El personal atestigua que una de sus principales preocupaciones estriba en su salud, puesto que manipulan "sustancias cancer?genas", como el sufh?drico, "gas incoloro con olor a huevos podridos, inflamable y explosivo, que si se inhala m?s de 30 minutos en una cantidad de 400 a 600 ppm (partes por mill?n) provoca la muerte". Reivindican que "no se realizan las mediciones seg?n lo estipulado, ni se toman en cuenta las oportunas consideraciones, como "estar dos personas en el momento de los c?lculos". Desde Cepsa se indica que "el tiempo de exposici?n est? en funci?n directa del grado de concentraci?n del gas y existen Equipos de Protecci?n Individual (EPIS)".

"Se puso en alerta al Seprona para que diera constancia de la acumulaci?n de residuos t?xicos en el patio de la factor?a, y se les abri? un expediente administrativo", declaran los trabajadores. Describen que los vertidos se encuentran en bidones al aire libre, y que debido a las inclemencias del tiempo "se han ido picando", lo que provoca continuos desbordamientos de los desechos en el lugar de trabajo.
400x300px - 15.3 Kbytes

Petrocan dispone de "la autorizaci?n preceptiva para el dep?sito" de dichas sustancias, aunque los reclamos de los trabajadores se encaminan a exigir a "la empresa que retire los residuos t?xicos despu?s de los seis meses permitidos, as? como un tratamiento adecuado de los desperdicios", concluyen.


www.canariasahora.com
Publicado por ubara @ 9:30
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios