Martes, 12 de julio de 2005
Diez agentes de la polic?a secreta de Marruecos irrumpieron ayer en la Casa de Espa?a en El Aai?n, la capital del Sahara Occidental, para detener a un activista saharaui de los derechos humanos que iba desarmado. Jammad Hamad, de 45 a?os, se hab?a refugiado por la ma?ana en el edificio espa?ol para huir de las fuerzas de seguridad marroqu?es, que ya lo hab?an torturado hace un mes en represalia por su participaci?n en las revueltas populares que un millar de saharauis protagonizaron a finales de mayo para protestar por la intensa persecuci?n pol?tica y social que sufren en la zona y, en concreto, por la detenci?n y traslado a una c?rcel de Agadir de uno de los principales dirigentes que reclaman la independencia de la antigua colonia.

El asalto policial marroqu? a la Casa de Espa?a en El Aai?n, que est? instalada en la sede del antiguo centro cultural que el Ej?rcito espa?ol ten?a en el Sahara Occidental, se produjo pese a las protestas de la depositaria de los bienes espa?oles en la antigua colonia, Amparo Lastagaray, que en esos momentos esperaba ?rdenes de la Embajada espa?ola en Rabat para actuar ante la incursi?n del activista saharaui y las amenazas de intervenci?n policial marroqu?. Poco despu?s de las cinco de la tarde hora local (una mas en Canarias), el subcomisario marroqu? Hassan Gafari dio la orden de entrar en el edificio espa?ol para desalojar por la fuerza al activista saharaui.

Situada en la antigua calle de la Marina, hoy de Hassan II, en el centro urbano de lo que hasta hace treinta a?os fue la provincia espa?ola n?mero 53, la Casa de Espa?a es un edificio que fue construido en la d?cada de los a?os 50 junto a la Residencia Militar espa?ola en El Aai?n. Es de los pocos inmuebles que dejaron los colonos espa?oles en la capital del Sahara Occidental que a?n no han sido ocupados por el Gobierno marroqu?. No ha ocurrido igual con el antiguo hospital, demolido hace seis a?os, o con un club social militar, que ha sido reconvertido en uno de los mejores hoteles de la ex colonia.

"Est?n ustedes entrando por la fuerza en una propiedad de un pa?s amigo", advirti? a gritos la funcionaria espa?ola del Ministerio de Asuntos Exteriores cuando el dispositivo policial marroqu? agot? su paciencia para buscar una soluci?n de consenso con la intervenci?n del embajador espa?ol en Rabat, Luis Planas, quien en todo momento estuvo al tanto de la situacion a trav?s del tel?fono m?vil de su funcionaria delegada en El Aai?n. Obedeciendo ?rdenes de Hassan Gafari, oficial que la semana pasada ya encabez? otro asalto policial marroqu? a un hotel para forzar la evacuaci?n nocturna de una delegaci?n formada por pol?ticos y miembros de organizaciones no gubernamentales noruegas, los polic?as marroqu?es irrumpieron por la fuerza en la Casa de Espa?a y, despu?s de localizar al activista saharaui en la primera planta del edificio, condujeron por la fuerza a Jammad Hamad hacia una furgoneta de los servicios secretos marroqu?es. Durante toda la operaci?n de acoso a la Casa de Espa?a, que se prolong? durante aproximadamente dos horas, estuvo presente un amplio dispositivo marroqu? formado por efectivos del Ej?rcito y agentes de la Gendarmeria Real, as? como por miembros del Grupo de Unidades de Seguridad (GUS), el temido cuerpo de agentes de vigilancia de nueva creaci?n en el Sahara Occidental conocido como "los croatas" por llevar uniformes similares a la bandera a cuadros rojos y blancos del pa?s balc?nico.

Culminada la operaci?n policial con la detenci?n del activista saharaui de derechos humanos, de la que fue testigo este enviado especial, varios agentes vestidos de paisano de la polic?a secreta marroqu? reiteraron sus advertencias a los periodistas espa?oles que cubr?an el asalto a la Casa de Espa?a para que no intentaran tomar fotograf?as de la actuaci?n de las autoridades marroqu?es. Este aviso, repetici?n de la detenci?n temporal y posterior identificaci?n del veh?culo en el que la noche anterior viajaban los periodistas, hizo recomendable que la funcionaria espa?ola ofreciera ayer el edificio de la Casa de Espa?a para que los enviados especiales de ABC, El Periodico de Catalunya y DIARIO DE AVISOS pasaran la noche para evitar el riesgo de actuaciones policiales en los hoteles que ocupaban hasta entonces. De la suerte de Jamad Hamad no se sab?a nada al cierre de esta edici?n, pero fuentes del colectivo saharaui daban por seguro que el activista hab?a sido trasladado al antiguo cuartel espa?ol de artiller?a, convertido seg?n denuncias de Amnist?a Internacional en un recinto donde se interroga y tortura a los detenidos sin ninguna garant?a de trato humanitario
Publicado por ubara @ 10:34
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Viernes, 11 de septiembre de 2009 | 10:50
no comprendo que un pais como Marruecos tenga un trato tan especial con EUROPA, y no los sancione la ONUDivertidoDivertido