Viernes, 06 de enero de 2006
El puerto de Santa Cruz de Tenerife y su desmantelamiento
Pedro Anatael Meneses Roqu?

La comunidad portuaria de Santa Cruz de Tenerife era conocedora de que en septiembre, regreso de las vacaciones estivales, comenzar?a la campa?a de invierno en favor del puerto de Granadilla. Ya se ha iniciado. Tenemos cerca la fecha de decisi?n de la Uni?n Europea y se quiere ahogar con recortes de prensa a los responsables de medioambiente de Bruselas y de Madrid. Se quiere demostrar que existe un clamor popular en favor del puerto de Granadilla. La prensa trata de crear una opini?n p?blica artificial con la que se pretende convertir a los h?roes -los del ?no a Granadilla?- en villanos, antisistema, ecologistas radicales o terroristas sociales.

Los de siempre, un grupito de pol?ticos locales y empresarios afines, cometi? el error de hacer mal uso de la cancelaci?n de las escalas en Santa Cruz de Tenerife del servicio SAECS. De forma malintencionada se trat? de asignarla a la falta de infraestructuras, ?rea de apilamiento y mayor l?nea de atraque, pero en esta ocasi?n la minor?a no trag?. Por ello, afirmo nuevamente que la cancelaci?n de la escalas de SAECS en el puerto de Santa Cruz de Tenerife se debe fundamentalmente al mal servicio prestado. Esto es bien conocido por la comunidad portuaria, pese a la insistencia de las declaraciones tendentes a arrimar el ascua a su sardina. MSC, segundo grupo del mundo, y ZIM abandonaron hace ya tiempo sus servicios directos a Tenerife y nadie se rasg? las vestiduras ni asust? al atribulado consumidor con los terribles efectos del sobrecosto. Hoy MSC recala en Tenerife s?lo a por los contenedores vac?os o para dejarnos un depot de cientos de contenedores vac?os que, por cierto, no han afectado a la actividad ni al espacio de la terminal p?blica. Su hub est? en La Luz y Las Palmas siendo accionista de OPCSA. El comunicado de los estibadores del puerto ante la cancelaci?n de las escalas resume y confirma que no existe un problema de falta de infraestructuras o de obsolescencia de las existentes sino de gesti?n del servicio p?blico. La raz?n para que nuestro puerto pierda operaciones tan importantes no es la falta de buen car?cter de nuestros profesionales portuarios sino, junto a la mala gesti?n del servicio denunciado, la operaci?n de obsolescencia y abandono a la que se ha sometido y sumido en los ?ltimos ocho a?os al puerto de Santa Cruz de Tenerife y la del retraso consciente de su ampliaci?n. La realidad es que nuestro puerto est? cayendo no v?ctima de la cobard?a de unos y la traici?n de otros, sino v?ctima de una gesti?n oficial -Autoridad Portuaria y Ayuntamiento- encaminada al desmantelamiento del puerto de Santa Cruz de Tenerife. Demos gracias a que el inmovilismo consciente de los actuales rectores portuarios y municipales ha encontrado enfrente a una parte importante de una sociedad que no lo consiente. Esos grupos minoritarios -56.087 firmas con sus datos personales en una iniciativa legislativa popular- que les traen de cabeza han impedido que, por ahora, unos pocos, arropados por el poder pol?tico local puedan acabar con este antiguo barrio lagunero del que no podemos olvidar que antes que ciudad fue puerto.La verdad evidente y palmaria es que la Terminal P?blica de Contenedores se permiti? el lujo de aceptar las operaciones de los buques MSC Java y MSC Marylena, con contenedores vac?os, en unas instalaciones de las que se dice obsoletas y faltas de superficie de almacenamiento, para hacer de depot del puerto de La Luz y Las Palmas, olvidando a que le obliga el servicio p?blico que presta y el de ser la ?nica terminal p?blica de este puerto nuestro. La Autoridad Portuaria aprob? que se prestase ?ayuda? a una de las tres terminales p?blicas de aquel puerto -OPCSA-, sin temer a que la superficie destinada a ese depot, sumada a la que le ha robado las obras de ampliaci?n, pudiese reducir la superficie destinada al almacenamiento de los contenedores de su tr?fico habitual y afectase a la calidad del servicio p?blico. Demostr? as? que la superficie de que dispone para apilamiento de contenedores es suficiente para atender al servicio que presta a sus clientes habituales (armadores o navieros) y para ceder a un depot de contenedores vac?os. Se dice muy alegremente que los mismos que hasta hoy han gritado a favor de los sebadales del sur se enfrentan a las primeras consecuencias de lo que nos depara el futuro. Hemos renunciado a tener un puerto preparado para el futuro, hemos reducido el proyecto de Granadilla a un minipuerto industrial absolutamente insuficiente y estamos pagando las primeras facturas. ?De qu? nos extra?amos entonces? Estas apocal?pticas l?neas sobre papel impreso, m?s propias de un profeta o visionario, que de un pol?tico contradicen a otras oficiales de la Autoridad Portuaria en su web donde se presume que la terminal p?blica -s?lo tenemos una-, ha batido el r?cord de movimiento contenedores en la semana del 8 al 14 de agosto, al manipular en el citado per?odo 4.903 unidades, 286 m?s que entre el 25 y 31 de julio cuando movi? 4.617. La citada terminal -dec?a un diario local- ha batido dos veces en lo que va de a?o su propio r?cord. ?C?mo es posible que en muelles obsoletos e instalaciones faltas de superficie de apilamiento y pobre l?nea de atraque se haya podido llegar a esas cifras r?cord? T?ngase en cuenta que esas cifras inclu?an las espectaculares cifras de contenedores vac?os en r?gimen de depot. Es mucho asegurar de que las operaciones de barcos de casi 300 metros de eslora han sido un suplicio dentro de la d?rsena del Este, cuando cuenta con un c?rculo de maniobra de 469 metros que permitir?a -datos de la Autoridad Portuaria-, revirar a buques con eslora m?xima de hasta 369 metros. Es de lamentar que se pretenda afirmar que apenas pueden dar la vuelta y que, all?, pr?cticos y capitanes han pasado momentos realmente dif?ciles en algunas operaciones. Como hombre de mar que soy, dir?a que es posible que en una operaci?n puntual alg?n pr?ctico y capit?n hayan pasado un mal trago, situaci?n que puede darse en aquella d?rsena o en cualquier otra de este puerto o de Las Palmas por causa de condiciones atmosf?ricas adversas, problemas en los medios del buque o desconfianza del mando por ser su primera escala. Lo grave de la manifestaci?n es generalizar cuando los buques de SAECS llevaban tiempo escalando Tenerife, los sustituidos y los sustitutos. Se afirma que el puerto de Santa Cruz de Tenerife ha llegado a su l?mite de eficacia -ser? la de sus gestores- para responder a los tr?ficos del futuro y que las obras de ampliaci?n del dique del Este, de almacenamiento y de atraque son un parche que nos permitir? funcionar a duras penas, ignorando que con la ampliaci?n de la d?rsena del Este -nueva terminal- el puerto contar? con 1.173 metros de l?nea de atraque (475 metros con calado de 14 metros y los restantes 698 con 16 m) y una superficie anexa de 322.220 metros cuadrados, lo que representa, apilando a tres alturas de contenedores, una capacidad para 867.239 TEUs. Una buena gesti?n, hoy no la hay, nos permitir?a superar el mill?n de TEUs. Actualmente, la terminal p?blica absorbe un tr?fico cercano a los 250.000 TEUs, que, por supuesto, est? por debajo de su capacidad real. Las caracter?sticas del puerto de Santa Cruz de Tenerife una vez ampliado, l?nea de atraque, calado y capacidad, le permitir?n presentar una oferta atractiva a aquellas navieras que se dedican al tr?fico del contenedor. La marcha de SAECS no se debi? a l?nea de atraque y calado sino a compromisos adquiridos que no se cumplieron.Los nervios a la proximidad de la decisi?n de la UE han puesto al descubierto las intenciones de la Autoridad Portuaria y del Ayuntamiento de Santa Cruz con respecto al destino de las superficies de los muelles de este puerto de inter?s general: incorporar a la ciudad la superficie de los muelles de Santa Cruz como nuevas zonas de expansi?n urbana. Abogan por actividades econ?micas vinculadas al ocio y el turismo, marinas deportivas y usos mar?timos recreativos. Un concejal, portavoz del grupo ATI-CC, y el propio alcalde propugnan por dar ese destino al puerto de Santa Cruz encubri?ndolo con el paraguas del gran negocio de los cruceros. En el Plan Insular de Ordenaci?n Territorial (PIOT) en el y Plan General de Ordenaci?n, t?midamente, se insinuaba acabar con este puerto nuestro. Se cubri? de cemento el sur de la Isla y ahora se va a por los muelles de Santa Cruz. No olvidemos que ya la Autoridad Portuaria de Las Palmas supera en cruceros a la de Tenerife.La operaci?n calculada de incorporar al negocio de la construcci?n y de los servicios (marinas, bares de copas, restaurantes y pubs) a los muelles de Santa Cruz no es ajena a otras que, poco a poco, se est?n montando con respecto a la superficie que ocupa CEPSA, la cementera Cemex o la propia cervecera. Operaciones paralelas bien calculadas que tratan de poner en manos de la construcci?n espacios para su continuidad expansiva. Los pocos suelos industriales de Santa Cruz se reclasifican en urbanizables. Ejemplo, el barranco de Jagua. Result? extra?o, en estos tiempos de confusi?n, que un hidalgo de Nivaria saliese en defensa de la continuidad de CEPSA y de su 400 puestos de trabajo. El empleo que genera el puerto y su ?rea de influencia parece no le preocupa tanto a pesar de superar en miles a los de CEPSA.Desafiamos a los asesores del alcalde de Santa Cruz a que valoren el impacto econ?mico y de empleo que supondr? a la ciudad de Santa Cruz de Tenerife la p?rdida de su primera y segunda industria, el puerto y CEPSA. Su tejido comercial y sus centros de distribuci?n, representados por los pol?gonos industriales y comerciales del ?rea metropolitana, se desplazar?n hacia el tan defendido e innecesario puerto de Granadilla produci?ndose una deslocalizaci?n comercial e industrial ya reconocida en el Plan General de la Ciudad. Las industrias y empresas instaladas en el propio puerto tomar?n otro rumbo. No olvidemos que la actividad comercial del puerto est? representada por innumerables empresas (armadores, consignatarios, empresas estibadoras y estibadores, agentes de aduanas, transitarios, transportistas terrestres, suministradores de combustibles, reparaciones navales, embarcaciones auxiliares, provisionistas, organismos oficiales y de control, etc.) La valoraci?n del impacto econ?mico directo, indirecto e inducido sobre empleo, salarios, excedentes brutos de explotaci?n, V.A.B., impuestos y ventas determinar? si Santa Cruz puede permitirse el lujo de perder la actividad comercial e industrial de su puerto. La actividad del puerto no est? representada ?nicamente por el movimiento de contenedores. La industria portuaria es algo m?s. Termino resaltando la trascendencia de los puertos para el desarrollo y crecimiento econ?mico local, en nuestro caso para Santa Cruz. Dicen los investigadores que es un hecho constatado que la infraestructura portuaria concentra un conglomerado de actividades econ?micas que se extienden a la toda la cadena econ?mica con notables repercusiones en t?rminos de empleo y valor a?adido en el entorno del puerto. Los elegidos por el pueblo de Tenerife desconocen o han olvidado este hecho y exclaman: "?A por el puerto de Santa Cruz!"
Publicado por ubara @ 13:19  | Puerto de Granadilla
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios