S?bado, 07 de enero de 2006
?ngel Rivera


Hace unos d?as hemos visto con agrado como un desconocido Amir Peretz ganaba la batalla de las primarias al todopoderoso y eterno Sim?n Peres aliado en el gobierno del genocida Ariel Sharon. Los poderes econ?micos, los 20 puntos de ventaja de las encuestas (por eso nos no hay que fiarse totalmente de ellas) y el apoyo de los medios de comunicaci?n no le sirvieron de nada a Simon Peres para evitar su en?sima derrota.
Se cumple un a?o de la victoria que Rodr?guez Fraga consigui? frente a Santiago P?rez por una escas?sima ventaja, pese a los augurios en sentido contrario de algunos los medios de confusi?n (de comunicaci?n, quiero decir) que pronosticaban una gran derrota del socialista lagunero. Afortunadamente la responsabilidad de los miembros del Partido Socialista en Tenerife ha evitado que este sufra los da?inos procesos de peleas internas que dejan con muy mal sabor al electorado.

Sin embargo, el secretario general Rodr?guez Fraga no ha dejado de reconocer que en el PSOE de Tenerife existen diversas ?sensibilidades?. Es decir, corrientes de pensamiento. Y es verdad que en un partido tan grande existen tonalidades distintas de car?cter ideol?gico. A diferencia de lo que ocurre en ATI, en donde las peleas entre Zerolo y Paulino, entre el alcalde de Santa Cruz y Berm?dez son exclusivamente por conquistar m?s parcelas de poder, en el PSOE el elemento ideol?gico es la principal causa de las diferencias de criterio entre militantes. Y como el propio secretario general del PSOE dijo, esto no es malo si despu?s se logra mantener la cohesi?n en nuestra presentaci?n ante la sociedad.

Y es en esa presentaci?n ante la cita de las urnas para el 2007 en la que se produce el principal elemento de disenso entre los socialistas tinerfe?os. Una parte, la vinculada a la Ejecutiva Insular, defiende ?centrar el Partido?. Creen que el ciclo de Coalici?n Canaria se ha acabado y que los ciudadanos cansados de los nacionalistas se volcar?n en el PSOE, en gran parte ayudados por Zapatero y mostrando las virtudes de la gesti?n socialista en los ayuntamientos de la Isla. En sus planteamientos no existen cambios sustanciales en las pol?ticas de CC con respecto a las grandes infraestructuras de la Isla, o defienden pol?ticas en las que se d? un especial acento a las ?reas sociales, pero sin transformar el estado actual de las cosas en nuestra Isla. Derivado de esta actuaci?n, los movimientos sociales acusan a los socialistas de ser uno m?s en la ?banda de los trillizos? junto al PP y a CC.

En la otra ?sensibilidad? hay un an?lisis distinto. Tenerife vive desde hace 18 a?os (20 a?os se cumplir? en el 2007) en un r?gimen basado en el predominio de ATI como partido defensor de los intereses de un peque?o pero muy poderoso lobby empresarial vinculado principalmente al sector de la construcci?n. En ese r?gimen, la democracia no es plena porque no funcionan los mecanismos que hacen poner en vigor los necesarios contrapoderes. Los principales medios de comunicaci?n est?n en manos del ?r?gimen?, (la empresa de referencia m?s cercana a los socialistas aqu? es tambi?n aliada de los nacionalinsularistas), el clientelismo, la concesiones p?blicas que favorecen siempre a los mismos, las abrumadoras campa?as electorales, etc. son los mecanismos que tienen para mantener el ?r?gimen?. Ellos apuestan por la construcci?n de grandes infraestructuras vinculadas a los intereses de ese lobby empresarial.

Se proponen estos ecosocialistas, que dentro de lo posible (porque tampoco se trata de ser ingenuos) se produzca un cambio de r?gimen. Sus propuestas est?n muy cercanas a las que realizan los movimientos sociales.

Y la situaci?n en Tenerife es que un cada vez m?s poderoso movimiento social no tiene referencias pol?ticas que materialice sus demandas. Solo el PSOE (y si es con la alianza pol?tica y social, mejor) puede hacerlo, o mejor dicho, solo tiene posibilidades de materializar esas demandas un partido de gobierno, y ese solo puede ser el PSOE.

?Cu?les son esas demandas? Priorizar la construcci?n de las infraestructuras medioambientales como depuraci?n de aguas, plantas de reciclaje, zonas verdes en ciudades, etc. frente a las infraestructuras de transporte; priorizar el transporte p?blico basado en la guagua; una pol?tica energ?tica basada en las energ?as renovables; una sanidad que se homologue con la de otras zonas de Espa?a, para que desaparezca la sumisi?n a los intereses de un empresario local, y la construcci?n de dos hospitales nuevos en la isla; la prioridad en renovar la planta hotelera obsoleta, frente a la pol?tica de seguir consumiendo suelo. Y todo ello financiado con la conservaci?n de un REF que favorezca los intereses canarios, pero que sea capaz de distribuir sus ventajas no solo al sector empresarial, sino al conjunto de la sociedad canaria.

Esas son las demandas del movimiento social. Y tambi?n son las que plantea este sector del Partido cuyas caras m?s conocidas son Santiago P?rez, Pedro Anatael Meneses y Ricardo Guerrero.

Y si el movimiento social ignora esta situaci?n estar? cometiendo una gran torpeza. Asamblea por Tenerife y el enorme caudal de personas que la componen tienen un enorme pluralismo. Pero los une un similar an?lisis y unas propuestas alternativas para transformar el estado actual de las cosas. Por eso no puede desentenderse de lo ocurra en el seno del PSOE. Le va mucho en ello.

La victoria de Amir Peretz se bas? en las ansias de la militancia laborista en diferenciarse de sus adversarios del Likud. Pero sobre todo, fue consecuencia de su alianza con los movimientos sociales por la paz en Palestina y de los sectores sindicalistas. Y en Israel era mucho m?s dif?cil que en Tenerife.
Publicado por ubara @ 21:11  | opini?n
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios