Mi?rcoles, 11 de enero de 2006
Ram?n Trujillo*

El presidente del Gobierno de Canarias, Ad?n Mart?n, ha valorado el a?o 2005 como ?muy positivo? para Canarias y anuncia para 2006 ?uno de los presupuestos m?s sociales en la historia? del Archipi?lago. Sin embargo, las palabras del presidente canario deben confrontarse con los datos disponibles.



Es cierto que en cualquier comunidad aut?noma espa?ola hallamos indicadores sociales negativos y positivos. Pero lo llamativo de Canarias, en el contexto del Estado, consiste en el liderazgo negativo que ostenta en demasiados indicadores sociales a la vez. La Encuesta de condiciones de vida del 2004, elaborada por el Instituto Nacional de Estad?stica, muestra a los canarios en un segundo puesto entre los ciudadanos que menos prestaciones sociales reciben en toda Espa?a. Tambi?n poseemos la segunda mayor proporci?n de familias sin medios para costearse una semana de vacaciones al a?o (un 57.9%) y el primer puesto en el porcentaje de hogares que afirman no poder afrontar gastos imprevistos.

Probablemente, el hecho de que estemos entre las regiones con la cesta de la compra m?s cara, ayuda a explicar que tengamos el mayor porcentaje de familias que no pueden ahorrar. Tambi?n es cierto que los salarios de los canarios son los segundos m?s bajos de todo el Estado. Y que, en 2000, los pensionistas canarios cobraban un 5,7% menos que el promedio estatal y que, en 2003, llegaron a un 6,2% menos.

La esperanza de vida en Canarias es un a?o menor que la del resto de los espa?oles. Vivimos en la tercera comunidad aut?noma con m?s contaminaci?n ac?stica y con mayor porcentaje de personas que duermen menos de seis horas diarias (9,5%). La Organizaci?n de Consumidores y Usuarios dice que el tiempo de espera para acudir al especialista m?dico duplica la media estatal en Canarias. Ello quiz? influya en que, seg?n el bar?metro del Ministerio de Sanidad, la ciudadan?a canaria ocupe el segundo puesto en valoraci?n negativa de la sanidad. Y, como tenemos m?s sanidad privada que en el resto del Estado, se practica la ces?rea en el 28% de los partos (frente al 22% estatal), a pesar de que los partos por ces?rea implican mayor mortalidad. La Organizaci?n Mundial de la Salud considera que m?s de un 15% de partos con ces?rea carece de justificaci?n m?dica. Pero no de justificaci?n contable.

Recientemente, desde la Sociedad Canaria de Hipertensi?n y Riesgo Vascular, se denunci? la mayor incidencia del s?ndrome metab?lico en el Archipi?lago, a causa de la extrema desigualdad y la pobreza. Este s?ndrome, que implica diabetes, hipertensi?n y obesidad, perjudica a aquellos en cuya dieta escasea la fruta, la verdura, la carne y el pescado (tenemos el segundo mayor porcentaje de hogares que no pueden comprar carne, pescado o pollo cada dos d?as). As?, nuestra desigualdad y pobreza influyen negativamente en nuestra salud. Y, de la desigualdad canaria, da idea el hecho de que el 8% del PIB regional est? en manos de veintiuna familias. En cuanto a la pobreza, somos l?deres en Espa?a, por tratarse de una realidad que sufre el 20% de la ciudadan?a, seg?n C?ritas.

La tasa de criminalidad de Canarias supera la media del Estado y, adem?s de tener las c?rceles desbordadas, tenemos en Lanzarote la prisi?n m?s saturada de Espa?a. En 2004, nos encontr?bamos entre las comunidades con mayor proporci?n de muertes por violencia de g?nero y, durante el primer semestre de 2005, Canarias ocup? el primer puesto estatal en cuanto a la tasa de denuncias por violencia de g?nero. Esas denuncias se presentaron en la comunidad con la mayor tasa de congesti?n judicial. Tambi?n en 2005, el Diputado del Com?n denunci? el ?maltrato institucional? a los menores, con medidas judiciales, internados en centros gestionados privadamente. Esos centros presenciaron el fallecimiento de internos, violaciones, cientos de agresiones y palizas, incendios e intentos de quemar a compa?eros. La autoridad judicial lleg? a ordenar el cierre del centro Nivaria porque no garantizaba el ?derecho a la vida? de sus 49 internos. Al final, se suspendi? de empleo a 23 trabajadores de centros tinerfe?os de menores porque ten?an antecedentes judiciales y policiales.

Los mayores de 65 a?os pasaron de encabezar el 21,2% de los hogares pobres canarios, en 1995, al 44,1%, en 2001. En 2003, el Diputado del Com?n inform? al Parlamento de Canarias de que los compromisos de ayuda domiciliaria a mayores de 65 a?os, adquiridos por el Gobierno regional en su Plan General de Servicios Sociales, en 1998, hab?an sido incumplidos. Los servicios de atenci?n domiciliaria deb?an llegar al 4% de los mayores, en 2000, y al 8% cuatro a?os despu?s. Sin embargo, en 2003, s?lo el 1,85% de las personas de m?s 65 a?os disfrutaba de tales servicios.

En suma, los indicadores sociales muestran una Canarias que vive muy por debajo de sus posibilidades. Una ?tierra ?nica?, con unos gobernantes ?nicos en el abandono de sus responsabilidades sociales. Una comunidad aut?noma ?nica, en la que el consejero de Hacienda ha llegado a afirmar que ning?n gobierno europeo destina tanto dinero a partidas sociales como el de Canarias. Y un presidente ?nico que le responde que tanto gasto social es un ?orgullo? que, adem?s, no hace peligrar la econom?a. Todo esto seguido de ese silencio a gritos que olvida que el gasto social se calcula como porcentaje del PIB para hacer comparaciones. Y, si Espa?a tiene el segundo gasto social m?s bajo de la Europa de los Quince, ?alguien cree que el gobierno canario tiene m?s gasto social que cualquier gobierno europeo?


*Coordinador insular de Izquierda Unida
Publicado por ubara @ 15:44  | opini?n
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios