Mi?rcoles, 18 de enero de 2006
"El Parlamento canario no es democr?tico"
Antonio Francisco Canales Serrano, profesor de la Universidad de La Laguna, es experto en Historia Contempor?nea, en la Espa?a del siglo XX y en Nacionalismos. Afirma que la reforma del sistema electoral canario podr?a erradicar el pleito insular, un problema que paraliza la administraci?n y que en su opini?n genera, sobre todo, la clase pol?tica.
-?Se provoca gratuitamente la discusi?n sobre la relevancia de unas y otras islas?
-En el pleito insular el nombre es lo de menos. La discusi?n sobre qui?n tiene la supremac?a seguir? vigente a no ser que los ciudadanos consigamos situar en la agenda pol?tica otro tema que no sea el debate sobre los intereses de unos y otros. Adem?s, nunca son los intereses de unos y de otros. La Isla no tiene intereses, son algunos los que los tienen. Quiz? la reforma electoral sea una de las v?as para acabar con este debate. Hay que lograr que lo que son debates territoriales, donde hay ciudades y n?cleos econ?micos de igual solvencia y equivalencia, no se trasladen al marco pol?tico. Nuestro problema es que todo esto atraviesa a los partidos pol?ticos de arriba a abajo y se traduce directamente en el Parlamento.
-Entonces, el origen est? en la clase pol?tica.
-Detr?s de todo esto, de c?mo el pleito llega a la gente para que se movilice, como sucedi? con la ULPGC, hay intereses econ?micos, pol?ticos y medi?ticos. Como comunidad tenemos un problema o una virtud: contamos con dos centros econ?micos. Entonces, no existe una serie de medios de comunicaci?n hegem?nicos. La gente prefiere interesarse por las informaciones de su territorio. Si seguimos la v?a de medir qu? se invierte en una y otra isla, muy lejos no vamos. Habr?a que darle un tir?n de orejas a la clase pol?tica para que olvidara este tema.
-?C?mo se podr?a lograr?
-Hay que pactar alg?n plan de desarrollo del territorio que diga, por ejemplo, que cada comunidad con 20.000 habitantes tiene derecho a un instituto, a esta o aquella infraestructura. No creo necesario que exista un partido tinerfe?o, o una representaci?n especial en el Parlamento, desproporcionada, de las islas menores, para asegurar, por ejemplo, que esas islas reciban inversi?n p?blica.
-Entonces, esas islas...
-La constituci?n del Parlamento de Canarias lo configura como una c?mara representativa, pero no democr?tica, donde hay una distorsi?n muy fuerte entre la validez del voto de cada canario seg?n donde viva. Esto favorece la proliferaci?n de partidos insularistas. Si a La Laguna, por ejemplo, le dieran 5 diputados, acabar?a por formar un grupo. Con la reforma electoral, ya sea creando una circunscripci?n ?nica para la mitad u otras f?rmulas, se podr?a establecer una representaci?n pol?tica parlamentaria en la que no se vote en funci?n de si eres de La Laguna, Tenerife, Gran Canaria u otro sitio, sino del proyecto que hay para Canarias. La cuesti?n ser?a, por ejemplo, si El Hierro o Fuerteventura, si no contaran con esa representaci?n desproporcionada, iban a ser avasalladas. No creo que sea as? porque, por la misma regla de tres, deber?amos darle a Garachico 5 diputados.
-?Tan raro es el sistema canario?
-Nuestro sistema electoral recuerda mucho a los sistemas previos a la democratizaci?n de Gran Breta?a. La reforma electoral del siglo XIX en ese pa?s estableci? distritos con una proporci?n entre diputados y poblaci?n, con zonas rurales que eleg?an tantos diputados como Londres, los "burgos podridos", y eso es lo que nos pasa a nosotros. El 85% de la poblaci?n vive en Gran Canaria y Tenerife, pero s?lo elige la mitad del Parlamento, dando un poder de maniobra importante a las ?lites que representan a las poblaciones menores en n?mero en detrimento de las mayores, que adem?s se niegan a coordinarse en opciones m?s generales.
-Usted cree que se podr?a establecer el n?mero de habitantes por Isla para medir y priorizar en las inversiones.
-Se pueden establecer claramente criterios para la inversi?n, pero s?lo si conseguimos salir del debate actual, porque, ?qu? hay detr?s de todo esto? Pues una econom?a muy d?bil donde la inversi?n estatal es muy importante. La actividad econ?mica de cada isla o determinados sectores de cada una de ellas se juegan mucho.
-?Esto podr?a cambiar?
-No soy muy optimista. F?jese si es dif?cil que en la pr?ctica el PP se ha convertido en el partido de Gran Canaria. Es muy dif?cil que act?e como referencia canaria y no como isle?a, as? como CC se est? replegando sobre ATI como representante de Tenerife. Es contradictorio: Soria se ha convertido en la voz de Gran Canaria siendo una apuesta estatal. La reforma del sistema electoral es fundamental para acabar con todo este debate.
Publicado por ubara @ 12:39  | Canarias
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios