Martes, 14 de febrero de 2006
Lo que manifiesta el se?or Zerolo, alcalde de Santa Cruz, se llama populismo oportunista. Con el a?adido de que los denunciantes firmantes, no contra el Carnaval sino contra las gamberradas en el centro de la capital, sean insultados o linchados por tanto gamberro y delincuente como hay hoy en d?a.
Lo dijo el alcalde Zerolo en la televisi?n: que los vecinos que compraron en la zona centro ya sab?an a lo que se expon?an. Se deduce que, poco m?s o menos, debieron firmar esta cl?usula en la escritura: "El comprador est? de acuerdo total en que durante un par de semanas en el Carnaval de cada a?o, les orinen, les defequen, les vomiten, se pinchen y se haga el acto amoroso dejando condones tirados dentro de sus zanguanes o vest?bulos, y que les rompan las lunas de sus escaparates y tambi?n los t?mpanos con altavoces estridentes que hacen m?s ruido que un avi?n al despegar".
Vale, alcalde Zerolo. Merece usted un diez por tanto amor al Carnaval y... por tanto amor al voto de la mayor?a del pueblo chicharrero. Mayor?a que usted mismo cifra en el 99,8%.
El Carnaval antiguamente ten?a la gracia de que un mariquita de profesi?n o vocaci?n se disfrazara con gracia y salero, y, como estaban prohibidos, ten?a que correr delante de los guardias dejando un tac?n o los dos en el camino. Pero a ratos hab?a tregua, a veces pactada entre la autoridad y el pueblo. Y entonces se pegaba el vacil?n. Y le sacaba unas copas gratis y alg?n regalito al ricach?n del barrio o de alguno de pueblo que ven?a a la capital a echarse una cana al aire y que intentaba llevar a dicha mascarita al huerto cuando quedaban huertos a tresbolillo en medio de lo urbano, o a un rinc?n oscuro de cualquier callej?n, con la intenci?n de darle por lo menos un restreg?n o un magreo. Lo de antiguamente era carnaval y no la mierda, la hediondada de algunos mascarones maricones de ahora.
De todos modos y si no hay m?s remedio, estos actos ruidosos, malolientes y chapuceros nadie ha dicho que se suspendan, sino que se realicen en locales o sitios alejados, como el recinto ferial o el Auditorio, bien vigilados para evitar actos delictivos. El alcalde Zerolo nombra las fiestas de Pamplona y Valencia como ruidosas. Espero que el alcalde sepa tambi?n que Sevilla tiene un hermoso y ampl?simo recinto alejado del centro urbano para celebrar la feria m?s famosa del mundo.

S.P.
Publicado por ubara @ 12:40  | opini?n
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios