Mi?rcoles, 24 de mayo de 2006
El Parlamento de Canarias ya no est? a espaldas de los ciudadanos. Este lunes, increiblemente, se ha colocado al frente de esa legi?n de xen?fobos que considera una insoportable invasi?n lo que est? ocurriendo con los inmigrantes subsaharianos.

La C?mara -con los ?nicos votos del PSOE en contra- abraz? de este modo las hist?ricas tesis del pol?mico diputado Domingo Gonz?lez Arroyo, y a propuesta del partido que mantiene a este se?or en pol?tica, el PP, ha pedido que intervengan barcos de guerra espa?oles para frenar la llegada masiva de subsaharianos a las costas de Canarias, y muy particularmente a las de Tenerife.

La contribuci?n de sus se?or?as al disparate no puede ser de mayor calado, porque ninguno de los diputados que vot? a favor de la propuesta popular ha visto jam?s a cualquiera de los miles de subsaharianos que han pisado suelo canario en los ?ltimos meses. Salvo por televisi?n, claro.

Los datos no fallan: han sido detectadas todas las pateras o cayucos llegados a las islas, han sido conducidas a tierra y sus pasajeros detenidos, atendidos y trasladados a centros de internamiento. A continuaci?n, han sido devueltos a sus pa?ses de origen en los casos en que ha sido posible, y en el resto, han sido enviados por avi?n al continente europeo.

Entonces, ?d?nde est? la invasi?n? En todo caso, lo que se est? produciendo es una avalancha humana hacia Europa utilizando como puerta de entrada esa plataforma tricontinental de la que tanto presumen nuestros dirigentes y que sirve como enlace entre continentes. Pues eso, enlace entre continentes, frontera, plataforma sur-sur... ?Efecto llamada?

No es verdad que esta llegada masiva de personas est? ocasionando un problema poblacional en las Islas, como muy desafortunadamente ha dicho estos d?as el presidente de Coalici?n Canaria. Porque si se est?n derivando hacia otros lugares, hay que negar la mayor.

Canarias no est? padeciendo el problema de la inmigraci?n porque lo ?nico que est? haciendo es ver pasar este drama humano por delante de sus narices. Y en lugar de ser solidaria con los que padecen estas emergencias, lo que hace es reunir a su c?mara de representantes para pedir al Estado que ponga barcos de guerra que impidan el trasiego humano.
Desafortunadamente, ser? esta postura intransigente y radical y no el drama humano el que nos coloque en las portadas de los diarios y en las cabeceras de los informativos: los canarios que tanto necesitan el turismo no quieren que pisen su tierra elementos indesables.

No he escuchado a ninguno de los sesenta diputados que nos representa preocuparse lo m?s m?nimo por redactar una proposici?n no de ley por la que se inste al Estado a reforzar con la Legi?n la vigilancia en determinadas zonas de Canarias donde se est?n agrupando inmigrantes de raza blanca que, en algunos momentos, est?n formando bandas organizadas de delincuentes, o empresas de venta compartida dedicadas mayormente a la estafa, o sencillamente millonarios que se aposentan aqu? a la espera de que se les vaya blanqueando el dinero tan duramente ganado.

Nadie sabe de ninguna propuesta por la que se inste a las autoridades competentes a luchar contra la contrataci?n ilegal de asi?ticos que malviven en pisos masificados y que trabajan en situaciones de alto riesgo.

Los negros molestan a nuestros diputados con la sola intuici?n de que est?n pisando suelo canario. Esos son nuestros representantes, los que quieren sintonizar con la ciudadan?a. ?Somos as? los canarios?


Carlos Sosa. Canarias Ahora.com
Publicado por ubara @ 15:50  | opini?n
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios