Jueves, 22 de junio de 2006
Nos avergonzamos, los menos como dicen ellos, que se pueda llamar "ratas" a nuestros hermanos de otras islas, por el simple hecho de que hayan sido capaces de conseguir cosas que nosotros hemos abandonado. Como uno de los hospitales m?s modernos de Europa, mientras nosotros seguimos poniendo parches a dos edificios en ruinas, al tiempo que tenemos en manos de un se?or la medicina tanto en el norte como en el sur.
La locura de algunos medios de comunicaci?n en su af?n por defender a los dos constructores y a la media docena de especuladores que van a hacer el negociete del siglo con el crimen de Granadilla, los est? llevando a algo que va mucho m?s all? de silenciar al que discrepa, como han hecho tradicionalmente. Ahora silencian m?s que nunca pero adem?s se dedican un d?a s? y el otro tambi?n a insultar, a despreciar, a acusar y denigrar a todo aquel al que opine de otra manera. Nunca antes se hab?a visto algo semejante, atr?s quedan aquellos tiempos en los que tocaba luchar por el puerto de Santa Cruz, entre todos ellos lo han dejado morir y con ?l a uno de los grandes motores econ?micos del ?rea metropolitana. Les basta ya con recrearse en la imagen de los cruceros que nos hacen so?ar con un nivel de vida que no tiene nada que ver con el que tiene la mayor parte de nuestro pueblo. Cruceros que, aunque muy bonitos, poco tienen que ver con el progreso, el desarrollo y los puestos de trabajo para nuestra gente.
Una recogida de firmas prevista en el Estatuto de Autonom?a para una iniciativa legislativa popular, la mayor hecha nunca antes en Canarias, el peri?dico El D?a tiene la desfachatez de descalificarla diciendo que se ha estado meses "forzando" al pueblo para que firmase. No tienen verg?enza ni saben valorar lo verdaderamente aut?ntico que queda en esta tierra, que es la gente joven que no se conforma con los carnavales o con el Son Latinos y quieren participar democr?ticamente, de forma pac?fica, con argumentos en los procesos pol?ticos de toma de decisiones. Unos j?venes que han estado recogiendo firmas en sus ratos libres los tres meses previstos en la ley, ni m?s ni menos, sacando tiempo de sus ratos de ocio o de disfrutar de sus familias o de estar estirados en una playa.
Estas cosas nunca se hab?an visto por aqu? ni en los peores tiempos del franquismo. Por eso la dignidad de todos nosotros nos debe llevar a defender el derecho de cualquiera a discrepar y a defender su opini?n de la manera que crea conveniente. Siempre de forma pac?fica como siempre han hecho en Canarias los defensores del medio ambiente.
Pero estas arengas lanzadas desde los medios de comunicaci?n -editorializando, no como opini?n de nadie en particular- pueden dar lugar a que determinados descerebrados tengan reacciones agresivas y violentas hacia estos grupos que luchan democr?ticamente por defender unas ideas. ?Ser? eso lo que pretenden? ?Se trata de una forma de amedrentar y de producir fracturas graves en la sociedad civil? ?Estar?n tirando la piedra y escondiendo la mano? ?A qui?n le est?n haciendo el juego? ?Por qu? si tan claro lo tienen cada d?a cambian de opini?n? ?Por qu? no ha habido ni un solo debate p?blico sobre un asunto que pondr?a a la isla de Tenerife del rev?s, al volcar definitivamente TODA la actividad econ?mica de la Isla hacia el sur? ?Hay que trag?rselo porque lo dice El D?a, el Diario de Avisos y los caciques de toda la vida que nos han llevado al fracaso actual que ellos describen?
?Venga ya! Que hagan lo que les d? la gana -disponen de todas las armas menos de la raz?n- pero es muestra de una inmoralidad desmedida esa forma de insultar y de despreciar a la gente que no tiene otra forma de defender sus ideas que con argumentos. ?Es que no les basta con censurarlos?


Foro contra la incineraci?n de Tenerife
Publicado por ubara @ 12:36  | opini?n
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios