Lunes, 11 de septiembre de 2006
Carlos Guiti?n Ayneto *


Ninguna de las leyes de educaci?n en Espa?a ha tenido en cuenta a ?frica como parte de los contenidos a tratar en la ense?anza obligatoria, desarroll?ndose unos curr?culos centrados en las ?reas m?s pr?ximas culturalmente (se menciona apenas a la Uni?n Europea e Iberoam?rica). S?lo en los contenidos propuestos para el tercero de ESO se hace referencia de pasada al Magreb y en los de cuarto a la descolonizaci?n de ?frica.

Siempre ha habido desplazamientos de grupos humanos fuera de su residencia habitual, unas veces de forma pac?fica, otras violenta; unas veces voluntariamente, otras de manera involuntaria. Am?rica o Australia son ejemplos de asentamientos humanos masivos en los que se pueden apreciar estas circunstancias. Los grandes fen?menos migratorios, por tanto, no son nuevos, la novedad es que ahora se est?n produciendo con una intensidad y generalidad desconocida y, sobre todo, nos tocan directamente.

En esta tesitura, algunos pol?ticos tratan de responsabilizar al Gobierno actual de este fen?meno de causas mundiales y lejanas. Debe ser que no estudiaron la realidad africana en su formaci?n b?sica. Si lo hubieran hecho, se dar?an cuenta que era de esperar que el ?frica subsahariana no quedar?a fuera de los potentes movimientos de poblaci?n que han tenido lugar estos ?ltimos a?os pues, de los 36 pa?ses clasificados por la ONU dentro del grupo de Pa?ses Menos Adelantados (PMA), es un hecho que 29 de ellos se hallan en esa zona y que estos movimientos se dirigir?an hacia Canarias y las costas del Mediterr?neo. Pura Geograf?a.

Quiz?s si quienes han venido planificando nuestras pol?ticas hubieran estudiado la geograf?a de ?frica, se hubieran dado cuenta tambi?n de que era previsible el aumento de la inmigraci?n subsahariana a partir del control de las costas de Marruecos y Mauritania. En efecto, antes los inmigrantes deb?an cruzar el desierto y embarcar en las costas de esos pa?ses, ahora es mucho m?s f?cil para ellos pues se ahorran una dur?sima traves?a desde Senegal, Mal? o Burkina Faso.

Pensando que s? conocen la problem?tica descolonizaci?n de ?frica y sus consecuencias, pues es obligatoria su ense?anza, parece que si hubiesen estudiado algo de la econom?a africana sabr?an que los subsidios aplicados a los productos agr?colas por los pa?ses desarrollados son objeto de cuestionamiento y condena por parte de los pa?ses en desarrollo debido a los efectos nocivos que producen sobre sus exportaciones agr?colas. Los escasos resultados obtenidos por el sector agr?cola en ?frica se deben en gran parte a las desigualdades que rigen las relaciones del comercio internacional, y as? mientras en Burkina Faso (y en Mal? y en Senegal) la producci?n de algod?n se ha multiplicado por cuatro en los ?ltimos siete a?os -abarcando m?s del 15 por ciento de la superficie cultivada del pa?s? debido a una mayor demanda internacional del producto, no obstante, los productores de algod?n africanos han perdido 150 millones de d?lares anuales en exportaciones como resultado de los subsidios con que cuenta este cultivo en Estados Unidos y la Uni?n Europea. Pesan m?s los intereses de los 25.000 productores de algod?n en EEUU frente a los millones de africanos que viven con menos de dos euros al d?a. ?Hablar?amos aqu? de mafias del algod?n?

Si adem?s conociesen un poco la realidad actual de los pa?ses africanos, sabr?an que hoy la gente usa Internet y tel?fonos m?viles, con los que se comunican incluso en lugares donde ni tan siquiera hay electricidad. Sabr?an que las antenas parab?licas les ponen en contacto con el mundo occidental, ver?an que los ?dolos de los ni?os y j?venes son los mismos que los de los nuestros y conocer?an el dato incuestionable de que hay un 50 por ciento de los habitantes de estos pa?ses subsaharianos que son menores de 18 a?os. Imaginemos los que quedan por venir.

Mientras, sigue aumentando el n?mero de turistas en Canarias (otro tipo de movimiento migratorio). Mientras, este verano en Marbella su econom?a se relanza por la visita de la familia real saud? (otro tipo de inmigrante). Mientras, nos enteramos de que la econom?a espa?ola ha mejorado gracias a la inmigraci?n, que ha supuesto un crecimiento econ?mico notable al aumentar las personas que cotizan a la Hacienda p?blica y las cotizaciones a la Seguridad Social, que ha triplicado el Fondo de Reserva.

Por eso, se debe seguir apostando por negociar la colaboraci?n con los pa?ses africanos, estableciendo una estrategia de complicidad, de acuerdos en pie de igualdad, alejada de amenazas y de represalias, con inversiones reales y efectivas, con un replanteamiento de los visados para los subsaharianos que ayudar?a a poner en marcha dispositivos comunes de control de fronteras, partiendo de que no se pueden poner puertas al mar.

Y para casa, m?s educaci?n. Ante el fen?meno inmigratorio, se deben efectuar acciones educativas que propicien el conocimiento de lugares tan pr?ximos y a la vez tan lejanos, que faciliten la toma conciencia de la diversidad de culturas que existen en nuestro entorno y que esa diversidad es una riqueza en un mundo cada vez m?s globalizado. Se debe generar la aproximaci?n a otras culturas, pues est? demostrado que el desconocimiento y la ignorancia es uno de los factores que favorecen el desarrollo de prejuicios y actitudes negativas hacia otros pueblos, propiciando con ello posturas xen?fobas. Asimismo, debemos desde las aulas trabajar la idea de que a pesar de la diversidad cultural existente, todas las sociedades tienen, y cada vez m?s, muchos puntos en com?n y muestran coincidencias en sus necesidades b?sicas.


*Profesor de la ULPG
Publicado por ubara @ 16:11  | Exterior
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios