Lunes, 18 de septiembre de 2006
Mohamed ABDELAZIZ (*)
Desde el 31 de octubre de 1975, fecha de la ocupaci?n ilegal y brutal de una parte del territorio del S?hara Occidental por Marruecos, las autoridades de ocupaci?n marroqu?es han perpetrado graves violaciones de los Derechos Humanos en campos muy numerosos : bombardeo de poblaci?n saharaui con napalm y f?sforo blanco, armas prohibidas en el plano internacional, lanzamiento en ca?da libre de decenas de saharauis desde aviones militares, enterramiento de decenas de otros en fosas comunes, desapariciones forzadas y otros crueles m?todos sin nombre que han dejado impresas, para siempre, secuelas indelebles sobre las v?ctimas que conservan a?n hoy profundos traumatismos psicol?gicos.
Desde el 21 de mayo de 2005, la situaci?n ha empeorado a consecuencia de las manifestaciones pac?ficas, que se desarrollaron en el marco de las reivindicaciones legales de la ley y del derecho internacionales, a las que Marruecos se ha enfrentado con una represi?n que no ha respetado ni a los ancianos, ni a los j?venes, ni a los inv?lidos. Esta en?sima campa?a represiva ha estado caracterizada por una serie de secuestros, la tortura en todas sus formas, amenazas, hostigamientos y parodias de justicia, destinadas a conferir una apariencia de legitimidad a detenciones arbitrarias.
Y como los m?todos de tortura contra los detenidos saharauis no tienen l?mites, y dado que sus carceleros se ingenian por innovar y variar sus m?todos de suplicio, no dudan en regar a los detenidos saharauis con un l?quido inflamable y pegarle fuego, como fue el caso del preso pol?tico Saidi Salek. Esta violenta represi?n adquiri? en un pasado reciente un giro peligroso con las muertes premeditadas de dos j?venes saharauis Lembarki Ali Salek y Hamdi Lejlifa Abba Chej.
La situaci?n en los territorios ocupados del S?hara Occidental y al sur de Marruecos se ha agravado especialmente como consecuencia de la detenci?n arbitraria de un grupo de presos pol?ticos saharauis que est?n internados en las siniestras mazmorras de la C?rcel Negra de El Aaiun, Ait Mellul, Inzegan, Kenitra y Tiznit. El ?nico celito de esos presos pol?ticos saharauis es el de haber reivindicado los derechos y principios que constituyen la piedra angular de la doctrina de las Naciones Unidas en materia de descolonizaci?n, y los otros no menos importantes que conciernen a la libre determinaci?n de los pueblos, la libertad de expresi?n, de reuni?n, de asociaci?n y de movimiento, principios que justifican, por ese mismo motivo, la presencia de la MINURSO en el S?hara Occidental.
Desde el 29 de julio de 2006, y con varios intervalos, un grupo de activistas de los Derechos Humanos y de presos pol?ticos saharauis (lista adjunta), se han declarado en huelga de hambre como se?al de protesta contra la injusticia que sufren, y para hacer valer sus derechos en cuanto presos de opini?n que tienen la posibilidad de reunirse con sus familias y de disponer de medios de comunicaci?n y prensa.
La situaci?n sanitaria de estos presos pol?ticos est? en constante regresi?n por el hecho de las enfermedades cr?nicas que sufren, tanto m?s cuando varios de ellos son antiguos presos y desaparecidos que ya han afrontado la tortura y los m?ltiples sufrimientos de la detenci?n y otras huelgas de hambre precedentes.
No existe ning?n motivo que justifique el encarcelamiento de estos presos pol?ticos saharauis en las mazmorras marroqu?es, y es il?gico que este grupo pague por s? solo el alto precio de la defensa de los principios y la carta de las Naciones Unidas ante los ojos de la MINURSO que no se digna mover un solo dedo.
Se?or Secretario General,
La extrema gravedad de la situaci?n m?s que precaria en la que se encuentran los presos pol?ticos saharauis me incita a solicitarle, de manera urgente, su intervenci?n para poner fin a la injusticia que afecta a estos ciudadanos inocentes, y para que trabaje con toda urgencia por la liberaci?n inmediata e incondicional de todos los presos pol?ticos y los activistas saharauis internados en las mazmorras marroqu?es. Salvando estas vidas humanas y esclareciendo la suerte de todos los desaparecidos saharauis, civiles y prisioneros de guerra se reforzar? de forma ineludible el papel de las Naciones Unidas y constituir? un innegable ?xito para su carta fundacional.
Me dirijo a Su Excelencia para reiterarle nuestro llamamiento respecto a la puesta en marcha de un mecanismo por el cual la ONU tome a su cargo la protecci?n de los civiles saharauis de los territorios ocupados del S?hara Occidental y al sur de Marruecos, y esto a la espera de la aplicaci?n, en el plazo m?s breve, del Derecho Internacional y de las resoluciones de la ONU que permitan al pueblo saharaui escoger libremente su destino a trav?s de la organizaci?n de un refer?ndum de autodeterminaci?n libre y democr?tico.
Le ruego que reciba, Excelencia Se?or Secretario General, la seguridad de mi alta y perfecta consideraci?n.
Bir Lehlu, 13 Septiembre 2006
(*)
Presidente de la Rep?blica ?rabe Saharaui Democr?tica,
Secretario General del Frente POLISARIO
Publicado por ubara @ 18:58  | S?hara
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios