Domingo, 08 de octubre de 2006
Rumen Sosa


Memorable fue el acto de esta s?bado pasado 30 de septiembre en Las Palmas de Gran Canaria donde el presidente cabildicio Jos? Manuel Soria llev? a cabo su capricho de erigir una bandera millonaria financiada con dinero p?blico de todos los grancanarios. Seg?n sus palabras se trata de un "homenaje a Gran Canaria", y nos preguntamos la inmensa mayor?a de los grancanarios ?no ser?a un mayor homenaje dedicar esos 60 millones de las antiguas pesetas a paliar las sangrantes deficiencias de infraestructuras sociales? ?De qu? nos vale un trapo gigante cuando seguimos soportando no solo en Gran Canaria, sino en todo nuestro pa?s canario records estatales de paro, bajos sueldos, cesta de la compra m?s cara, mayores deficiencias sanitarias, fracaso escolar etc.?


Hay que ser muy ingenuo a mi juicio, para seguir pensando a estas alturas de la pel?cula que el acto de el se?or Soria es inocente amor a nuestra isla. Parece m?s relacionado con su inter?s de potenciar el insularismo ciego como ?ltimo remedio desesperado de despistar acerca de su p?sima gesti?n, ya que la historia no deja de demostrar que el insularismo es una herramienta pol?tica utilizada por todos aquellos que les interesa dividir al pueblo canario.


Est? claro que cada uno defiende el estandarte que le conviene, y el se?or Jos? Manuel Soria como el resto de la clase pol?tica canaria y la oligarqu?a canaria, que en Canarias es casi lo mismo, defienden insignias con escudos coloniales alejados de la propia cultura isle?a, y m?s ligados a los v?nculos de dependencia que les ha proporcionado desde el siglo XV su estatus privilegiado. Pero por suerte, existe ya una bandera desde 1964 surgida del mismo pueblo canario para el pueblo canario. Si, una bandera que no tiene que ser ni constitucional ni ondear en m?stiles multimillonarios para ser la de que verdad se identifica la mayor?a del pueblo canario. La bandera que "los de siempre" temen, aborrecen, algunos intentando manipularla mientras que hace pocos a?os la persegu?an, y como no, el ejemplo de la extrema derecha espa?ola (Partido Popular) que siente verdadero terror ante las gloriosas siete estrellas verdes.


As? lo expres? su portavoz el Se?or Soria este s?bado, que embriagado en c?lera y odio, en referencia a la multitud de banderas nacionales canarias, portadas por los manifestantes como s?mbolo de unidad canaria frente al insularismo espa?olista, al car?cter "terrorista e independentista" (como si las dos cosas fueran lo mismo) de la bandera canaria de siete estrellas por ser la "bandera del MPAIAC". Este se?or a?n ignora que ya han pasado casi dos d?cadas de que el MPAIAC abandonara la lucha armada, aunque al parecer a?n tiene metido el "terror" en el cuerpo. Adem?s de esto casualmente, esta bandera "terrorista" cada vez est? m?s extendida desde que fuera creada por militantes del MPAIAC en 1964 ante la inexistencia de ninguna bandera canaria hasta la fecha.


Es m?s, este 22 de octubre, como cada a?o, le rendiremos a nuestra bandera nacional canaria un homenaje por su 42? Aniversario, un reconocimiento que no necesita de miles de euros robados al pueblo para rendirle los honores que se merece como ?nica bandera del pueblo canario. Para ello solo necesitamos un acto que sirva para promocionar nuestra machacada identidad y cultura y a la vez reivindicar la memoria hist?rica en torno a nuestra ense?a nacional. Soria nos perdone este acto "terrorista".


Pero no todo es malo, al menos el bigotito criollo se qued? solito homenaje?ndose a si mismo, y nosotros, los ciudadanos con un m?nimo de conciencia y compromiso, ya seamos nacionalistas y gente de izquierdas en general o con un m?nimo de sensibilidad social les empa?amos el protocolo y le recordamos viejas pesadillas de Soria con el MPAIAC, todo un honor sinceramente.



Rumen Sosa
Publicado por ubara @ 8:30  | Canarias
 | Enviar