Lunes, 09 de octubre de 2006
La falta de informaci?n a sus compa?eros de Corporaci?n y a la ciudadan?a, provoca duras cr?ticas

Los vertidos de aguas fecales al Barranco de la Villa, a escasos metros del pozo de los Raspaderos que suministra de agua potable a la capital gomera, tiene todas las trazas de convertirse en el espect?culo pol?tico judicial de esta temporada en la Gomera.

Desde febrero del 2000 el baile de competencias entre Ayuntamiento, Seprona, Servicio Canario de Salud, Diputado del Com?n... as? como las repetidas comunicaciones, denuncias y reclamaciones de un vecino que lleva unos seis a?os viviendo entre los excrementos de varios barrios de la capital gomera, ha hecho que el titular del Juzgado n? 1 de la Villa, haya aceptado a tr?mite una denuncia por presunto delito ecol?gico.
?Acudir a los juzgados ante la incompetencia administrativa y pol?tica, el desprecio de los derechos ciudadanos, la manipulaci?n de informaci?n por parte del Ayuntamiento -responsable exclusivo del mantenimiento del alcantarillado municipal-, y la callada por respuesta... es lo que nos ha motivado a defendernos con la ?nica arma que nos dejan: la ley pura y dura?, afirma E. Gonz?lez, denunciante de los hechos.
Durante la comparecencia ante el Juez, de ?ngel Luis Castilla, alcalde del Municipio capitalino, ?ste neg? tener conocimiento de los hechos, achacando a la lluvia, el estado de la canalizaci?n del barranco. Ante la afirmaci?n de que el Ayuntamiento ?comenzar? en cuesti?n de semanas la colocaci?n de cuatro depuradoras bioecol?gicas?, el juez le inst? a presentar en el plazo de diez d?as los acuerdos municipales y los proyectos.
Tras la salida de la comparecencia, se convoc? un Pleno extraordinario y urgente que se celebr? tres d?as m?s tarde con un ?nico punto a debatir: la estaci?n depuradora de aguas residuales para el Caser?o del Atajo.
La incomparecencia del Alcalde ?al hallarse de vacaciones? seg?n Carmen Darias, la Teniente de Alcalde que presidi? el Pleno, sumo puntos en contra a la necesidad de la declaraci?n de urgencia, as? como la falta de informaci?n de los proyectos, al hecho de la denuncia y comparecencia del edil imputado, as? como a la reiteraci?n de una gesti?n municipal que es catalogada por los concejales de la oposici?n como ?desprestigiadora de la propia Instituci?n, debido a una administraci?n incompetente y fuera de la realidad?.
?El silencio de una parte de la ciudadan?a, s?lo nos convierte en c?mplices de situaciones ilegales, ileg?timas y con posibles consecuencias graves de salud? comenta la denunciante.
Lo cierto es que la repetici?n de notas oficiales de prensa copiadas ?ntegramente de anteriores declaraciones, son el ?nico dato informativo, al que tienen acceso los habitantes de la villa capitalina. Silencio, desidia y miedos soterrados parecen campar por las calles de una ciudad con ley pero sin gestores.
Publicado por ubara @ 12:47  | Islas
 | Enviar