Martes, 07 de noviembre de 2006
Manuel de la Rosa Hern?ndez

.
El tranv?a se ha convertido en la prioridad en estos momentos. Todo se supedita al mismo, en un futuro va a seguir siendo as?, no s?lo porque este tenga prioridad a la hora de circular, sino porque en los ?ltimos meses cientos de miles de personas se ven afectadas d?a a d?a en su vida por estas obras que desde el Cabildo se han empe?ado en poner en marcha a toda costa.

Es verdad que necesitamos transporte alternativo al veh?culo personal. La densidad viaria de la isla de Tenerife es el doble de la estatal por kil?metro cuadrado de territorio, sin embargo, no cesan de construirse m?s carreteras, solamente en el ?rea metropolitana se ha previsto construir en poco tiempo cinco autov?as m?s.

Ricardo Melchior, padre de la criatura dec?a que en poco tiempo muchos de los que se opon?an al tranv?a no van a reconocer haber tenido esa posici?n, quien sabe. Lo cierto es que este proyecto ha supuesto una ingente suma de dinero con la que de seguro se podr?an haber resuelto much?simas necesidades sociales, empezando por los demandados hospitales de la isla en el Norte y en el Sur. Tambi?n es seguro que con un peque?a parte de ese dinero derrochado en el Metropolitano de Tenerife se podr?an haber construido numerosas l?neas de carriles exclusivos para guagua por Santa Cruz-Laguna y por el resto de la isla. Mucha gente se?ala con raz?n que incluso eran m?s prioritarias en tal caso la construcci?n por ejemplo de un tren al sur de la isla. Pero adem?s, se podr?a haber bonificado a?n m?s el transporte de viajeros por guagua, incluyendo la gratuidad para algunos colectivos sociales, la generalizaci?n de los abonos mensuales y anuales como en algunas grandes ciudades del estado, etc. de tal manera que se facilitara el sustituir el transporte privado por el p?blico.

Nada de esto se ha hecho. Se han empecinado en poner en marcha una l?nea de tranv?a por el ?rea metropolitana, que deja fuera de su influencia a numerosos barrios y pueblos del ?rea metropolitana. Las l?neas de guaguas estar?n supeditadas a este transporte, desapareciendo en aquellos casos en que se supone que existe el tranv?a. No hay un estudio riguroso sobre el uso social de este transporte. Todo hace suponer que lo que va a ocurrir es que habr? un trasvase de usuarios actuales de las guaguas al tranv?a. No hay ninguna raz?n para pensar otra cosa. Si tenemos en cuenta que este transporte tendr? una velocidad media de 20 kil?metros por hora, que para superar los 14 kil?metros de su trayecto tardar? seg?n sus propios promotores unos 40 minutos y si como sabemos todos la autopista Santa Cruz-Laguna tiene diez kil?metros y una guagua como la directa nunca va a emplear ese tiempo desde una estaci?n a la otra ?Entonces de que adelanto estamos hablando?

Pero para llegar a ese fin estamos soportando el atasco permanente, en el que centenares de miles de personas se ven afectadas a diario en su ida y vuelta al trabajo y en otras necesidades de movilidad por este territorio urbano y suburbano.

Este proyecto de tranv?a ha generado numeroso rechazo social, especialmente por las afecciones producidas a su paso: reducci?n de paseos, arbolado, aparcamientos, v?as de circulaci?n para veh?culos,...

Su construcci?n ha estado protagonizada por la pol?mica, la falta de planificaci?n y previsi?n, los fallos garrafales en su estructura y la carencia de financiaci?n inicial.

S? que hab?a razones para en un principio haberse opuesto a la puesta en marcha de un tranv?a en estos momentos. Pero ese rechazo activo y organizado no se dio nunca. Una propuesta similar de transporte en la ciudad de Las Palmas fue rechazada y ni siquiera se puso en marcha.

El transporte colectivo es una demanda social pero lo que no admitimos es que se haga a cualquier precio, improvisando, sin tener en cuenta que hay otras prioridades en esta isla, y desde luego entre ellas no estaba el tranv?a.
Publicado por ubara @ 12:33  | Islas
 | Enviar