Martes, 14 de noviembre de 2006
Tagoror Achinech critica las palabras de los pol?ticos cuando han afirmado que las turbinas de Los Pajales (Ch?o), eran temporales, pues no se entiende que se solicite permiso para instalar otras en El Vallito (Adeje), cuando su puesta en funcionamiento ser? posterior a la finalizaci?n de la l?nea de alta tensi?n del sur, la cual estar?a operativa, seg?n la consejera de Industria, en marzo ? abril del 2007.

Las turbinas que se han instalado en Ch?o, se hicieron con la promesa de que se retirar?an cuando este finalizado en tendido de alta tensi?n del sur de Tenerife, e incluso exponen en la Autorizaci?n Ambiental Integrada, que seis meses ante de la entrada en funcionamiento esta l?nea, la compa??a el?ctrica deber? presentar un Plan de desmantelamiento, hecho que se ha denunciado a la Consejer?a de Industria y a la de Medio Ambiente, sin que hasta la fecha hayan respondido nada, circunstancia por otro lado, nada extra?o de las administraciones p?blicas que han dado como respuesta su silencio, a los escrito que le ha dirigido el colectivo opositor a las turbinas.

Desde Tagoror Achinech se denuncia p?blicamente, que las administraciones p?blicas no hagan cumplir lo escrito y, que se vulnera las autorizaciones y permisos dados, m?xime cuando el proyecto de las turbinas instaladas en Ch?o ha estado envueltas de tantas irregularidades, que han determinado que el colectivo, haya depositado sus quejas y denuncias en la justicia ordinaria ante el incumplimiento permisivo de las administraciones p?blicas.

La ley que regula la Autorizaci?n Ambiental Integrada, determina que debe estar concedida esta autorizaci?n para poder realizar el montaje e instalaci?n de la industria para la cual se solicita, pero en el caso de las turbinas en Los Pajales, se realiz? posterior a su montaje e instalaci?n, en cambio en el proyecto de las del vallito, est?n solicitando las correspondientes licencias y autorizaciones antes de mover una piedra, con el fin de garantizarse la legalidad de esas instalaciones.

Las contradicciones de los alcaldes de Gu?a de Isora y el de Arona, tambi?n es otro tema que Tagoror Achinech, denuncia, pues por un lado el de Gu?a de Isora, continua afirmando que se las impusieron desde el Gobierno de Canarias (instituciones gobernadas por partidos pol?ticos diferentes), mientras que el alcalde de Arona (Compa?ero de partido de los gobernantes del Gobierno de Canarias), se pone el traje de faena y defiende a los vecinos que no quieren estas turbinas, llegando a afirmar que si ese proyecto sigue adelante har? un llamamiento a la ciudadan?a para manifestarse p?blicamente y, habiendo presentado alegaciones a la exposici?n p?blica sobre la solicitud de licencia ante la Consejer?a de Industria.



El hecho de que Unelco haya interpuesto demanda ante el Tribunal Superior de Justicia de Canaria, en la sala de lo contenciosos administrativo de Las Palmas de Gran Canaria, por entender que la autorizaci?n Ambiental Integrada es restrictiva en la cantidad de energ?a que pretende producir, as? como el tiempo que le permite estar en funcionamiento, demuestra que la compa??a el?ctrica no ha tenido intenciones de provisionalidad con las instalaciones de Los Pajales. Proceso donde se emplaza al colectivo Tagoror Achinech y al Ayuntamiento de Gu?a de Isora, sin que el Ayuntamiento Isorano se haya pronunciado, sobre su personalizaci?n en este proceso y, de que parte de pondr?, ? que es lo que defender?.

Las actitudes diferenciadas de los alcaldes de Gu?a de Isora y de Arona, la impunidad de las administraciones p?blicas en el proyecto de instalaci?n de las turbinas en Ch?o, el silencio administrativo ante las denuncias de Tagoror Achinech y, la diferencia de la tramitaci?n del proyecto de instalaci?n de las turbinas en el vallito, con respecto a la instalaci?n de las turbinas en Ch?o, pues en el proyecto del vallito se est? realizando escrupulosamente las solicitudes de los permisos correspondientes, y en el proyecto de instalaci?n de las de Ch?o se vulneraron varios preceptos legales. Hacen pensar a los vecinos y a Tagoror Achinech que existe algo sospechosos en todo este proyecto, que se aclarar? con la acci?n de la justicia y el tiempo dar? o quitar? razones. Por ese motivo el colectivo social contin?a dirigiendo toda la documentaci?n al gobierno central, por entender que la administraci?n local, la insular y la auton?mica, ha vulnerado los derechos de los ciudadanos en la lucha contra las turbinas.

Ch?o a, 13 de noviembre de 2006
Publicado por ubara @ 17:21  | Islas
 | Enviar