Domingo, 03 de diciembre de 2006
La m?quina de propaganda en la que ha convertido Melchior al Cabildo de Tenerife desde hace a?os, o d?cadas casi, ha conseguido el m?s dif?cil todav?a. O casi.

Nada menos que el ?Premio Madera Verde de Responsabilidad Ambiental? le han concedido la Real Federaci?n Espa?ola de Golf (os) al campo de Buenavista del Norte, paradigma de lo que representa una instalaci?n insostenible y agresiva hacia el entorno. La co?a es que Melchior les ha contado, al presentar su candidatura al premio, que aquello era una cosa cojonuda porque no consum?an una gota de agua del entorno, porque la desalaban toda, y que aquello antes era una pura mierda con unas huertas y han mejorado el paisaje, el ambiente y todo.

Efectivamente all? antes hab?a una gran finca cultivada principalmente de pl?tanos. En los ?ltimos tiempos trabajaban en ella unos 20 capataces y m?s de sesenta peones en unos canteros altamente productivos y con unos bancales y paredes que eran una aut?ntica joya, de piedra tallada en su mayor?a. Eso hasta que el due?o muri? y tuvo la ocurrencia de legarle todas aquellas propiedades a la Iglesia Cat?lica Apost?lica y Romana que en un plis plas la vendi? al Cabildo para embolsarse cerca de 500 millones de pesetas de dinerito p?blico bien fresquito. Dinero de que, por cierto, el se?or Obispo no tiene obligaci?n alguna de justificar ante nadie, est? claro que no lo invirti? en mejorar un poquito los sistemas de autoprotecci?n del Obispado en caso de que alguien se olvidase una estufa incandescente encendida en una habitaci?n cerrada.

Pero el caso es que, para escarnio de todos nosotros, de agua desalada nada de nada. Y quiz?s es lo mejor, porque una desaladora de agua para regar hierba, alimentada con luz el?ctrica procedente de nuestras centrales t?rmicas, es un disparate de tal calibre que a ninguna mente sensata se le ha ocurrido hacer semejante barbaridad en parte alguna del mundo entero. Es como regar el c?sped con petr?leo, simple y llanamente.

La realidad es que el c?sped del Buenavista Golf se riega con agua de galer?a de la mejor calidad, procedente de la presa de la Monta?a de Taco y en clara competencia con los agricultores -los pocos agricultores- que van quedando en la zona y en toda la Isla. Y es verdad que tiene una planta de ?smosis inversa -mal llamada desaladora en este caso- que echa sus vertidos impunemente sobre la costa carg?ndose los ecosistemas del entorno y que no se utiliza para desalar agua de mar, ni mucho menos, su funci?n fundamental es la de mejorar las caracter?sticas del agua procedente de la presa de Taco que, como es sabido, tiene una importante carga de minerales que dificultan que el c?sped mantenga su verdor en una zona donde el embate de la salitre les quema literalmente la pradera esta que han querido instalar en este sitio.

Ni puestos de trabajo ni leche, mucha m?s gente trabajaba en la finca. Las cuentas de esa ruina s?lo ellos las saben pese a que las pagamos entre todos. Algunas urbanizaciones s? que ha atra?do el campo de golf (os), como en todas partes, aunque el hotel no se lo ha querido hacer nadie ni a?n regal?ndole suelo p?blico a las empresas promotoras. Y nunca sabremos, porque esto es otro de esos 'secretos de estado', cu?nto nos ha costado a los ciudadanos de Tenerife esta fracasada iniciativa p?blica ni qu? se hubiese conseguido hacer en esa comarca deprimida si todos esos miles de millones se hubiesen invertido en aut?nticos planes de desarrollo equilibrados -agricultura, ganader?a, industrias transformadoras, turismo respetuoso con el entorno...-, sin pretender imitar los desastres del Sur Tur?stico a base de dinero p?blico en una comarca que por sus caracter?sticas y tradici?n estaba llamada a ser un aut?ntico granero para una isla que ya casi importa la totalidad de los alimentos que consume del exterior.

Melchior recoger? pr?ximamente un premio que conceden los promotores del golf precisamente a aquellas actuaciones m?s dif?cilmente justificables. Y habr?, como ocurre siempre en estos casos, una prensa sumisa que lance las campanas al vuelo y muchos ciudadanos que, en su buena fe, se creer?n que tienen un Cabildo cojonudo al que le dan premiso y todo sin entrar en an?lisis alguno sobre el fondo de la cuesti?n en una Isla en la que no est? recomendado el consumo de agua del grifo en casi ning?n sitio, a mayor gloria de las embotelladoras.

Pero lo m?s terrible de todo es que, mientras esta isla est? inmersa en una terrible crisis por la baja calidad de las aguas que nos llega a la gente a las casas y que compromete directamente nuestra salud, el Cabildo de Tenerife s?lo se haya preocupado de poner ?smosis inversa en Buenavista para mejorar la calidad del agua con la que riega su campo de golf (os). Eso no s?lo es una desverg?enza, sino que representa la prueba m?s palpable de que desde ya demasiado tiempo las poltronas de Tenerife y de Canarias est?n ocupadas por verdaderos sin-verg?enzas.


FORO CONTRA LA INCINERACION DE TENERIFE
Publicado por ubara @ 22:30  | Islas
 | Enviar