Martes, 05 de diciembre de 2006
Jos? H. Chela


Quiero decir que se le complica a ATI. Coalici?n Canaria ha ido presentando ya oficialmente, en las ?ltimas semanas, las candidaturas de sus diversos aspirantes a las alcald?as de las principales poblaciones y ciudades de Tenerife. Ayer mismo le toc? el turno a Ani Oramas que opta a repetir en La Laguna. Pero, la designaci?n de Miguel Zerolo se viene posponiendo no tan sorprendentemente. Las excusas de Coalici?n Canaria para justificar esta tardanza se centran en el respeto que les merece a sus dirigentes la decisi?n personal del actual alcalde que, acaso, no est? por la labor de mantenerse en el machito, y sus amigos m?s ?ntimos se refieren incluso a tentadoras ofertas de la empresa privada que el interesado debe estudiar en profundidad. Cada uno es muy libre, por supuesto, de elegir su futuro. Sin embargo es cosa sabida que la indecisi?n, no de Miguel ?a quien, digan lo que digan, imagino le encantar?a continuar en el cargo- sino de su partido se debe, fundamentalmente, a la incertidumbre que, en torno al dubitativo candidato, est? generando la cachaza de la Fiscal?a en relaci?n con el caso de Las Teresitas. Diecisiete meses de presunta investigaci?n, recopilaci?n de datos y evidencias, son muchos meses y nadie tiene ni idea de si la Justicia finalmente le meter? mano al asunto o lo archivar?. Para los coalicioneros esto es una especie de vivir sin vivir en ellos y preferir?an, supongo, que la fiscal actuase lo antes posible, aunque fuese para involucrar al alcalde en el presunto pelotazo urban?stico, a padecer ese prolongado suspense que los mantiene en vilo y sin poder definirse sobre un tema de tanto calado como es el futuro gobierno de la capital chicharrera.
Mis contactos, incluso los mantenidos ayer, con gentes allegadas a Zerolo, quitan hierro al asunto y algunos incluso se asombran ?con aparente sinceridad- cuando les cuento que las complicaciones van a m?s y les hablo del auto de Baltasar Garz?n en el que se implica, siempre presuntamente, al alcalde santacrucero y al presidente de la Autoridad Portuaria, Su?rez Trenor, en un posible delito de cohecho relacionado con operaciones de empresas ligadas a F?rum Filat?lico. Ni idea, me responden. Y es m?s: no se lo creen.

Pero, ah? est? el auto del juez que viene a encapotar con sombras de sospecha un proceso interno preelectoral en ATI que ya se presentaba peliagudo para esa formaci?n pol?tica. Y es que, en tales tesituras, la constitucional y siempre respetabil?sima presunci?n de inocencia suele devaluarse terriblemente.

El gran problem?n para los ?ticos es que el tiempo vuela y resulta pr?cticamente imposible aguardar m?s para tomar una decisi?n al respecto. Por lo cual, incluso a la espera de lo que suceda y de las actuaciones judiciales m?s o menos premiosas que est?n al caer, parece bastante posible que la hora de la sustituci?n en la candidatura a la alcald?a de Santa Cruz haya llegado. Y el repuesto, si esto ocurriera, parece tambi?n l?gico y cantado: Jos? Manuel Berm?dez, aunque ignoro la gracia que le pueda hacer al sustituto su probable proclamaci?n. Otra cosa: ?ser?n los resultados los mismos con uno que con otro?... Las macroencuestas que maneja ATI ya incluyen esa pregunta, aunque no tan concreta, al electorado. Previsores que son.

[email protected]
Publicado por ubara @ 9:37  | Islas
 | Enviar