S?bado, 16 de diciembre de 2006
Jos? A. Alem?n


Podr?a aceptar lo dicho por Ad?n Mart?n en la II Conferencia Mundial de Directivos de la Agencia Efe. Podr?a, s?, coincidir con ?l en su condena de la ''informaci?n basura''. Nada tendr?a que decir porque manifieste sus presidenciales preocupaciones en materia de comunicaci?n y hasta compartir?a algunas de ellas que ya figuran en los an?lisis de una profesi?n que no pasa por sus mejores momentos.
Incluso respetar?a las cr?ticas que hizo en el mismo acto a la Prensa grancanaria no s?lo porque estar?a ejerciendo su derecho a la libertad de opini?n y de expresi?n, sino porque tambi?n la Prensa es susceptible, estar?a bueno, de cr?tica. Le sorprender?a saber que somos los propios periodistas los m?s duros con este oficio.

Sin embargo, no puede admit?rsele a Ad?n Mart?n lo dicho en el acto de Efe. No por el contenido de sus cr?ticas sino porque no est? moralmente legitimado para emitirlas. No lo est? desde el punto y hora en que arremete contra la Prensa grancanaria sin haber abierto la boca respecto a la l?nea editorial de El D?a, el peri?dico de mayor circulaci?n de Tenerife, que a diario veja e insulta, con frecuentes rejos xen?fobos, a Gran Canaria y a sus habitantes a los que acusa de estar en una permanente conjura contra Tenerife. Con la agravante del uso de patra?as como munici?n de la infamia.

Eso ocurre desde hace muchos a?os sin que Ad?n haya abierto la boca cuando a ?l, como presidente, le corresponde la responsabilidad directa de velar por la unidad y la convivencia en Canarias que El D?a perturba de manera flagrante con su odio al canari?n. Lo m?s que ha dicho, cuando se ha visto forzado, es algo parecido a esas son cosas de don Pepito; rest?ndole cari?osamente importancia. No en vano el peri?dico es partidario de que repita como presidente y le dicta su pol?tica con alg?n tierno rapapapolvo para que no ceda ante los malvados canariones que tanto da?o pueden hacerle. A traici?n, por supuesto.

Quiero decir que si ha callado con El D?a, no es de recibo que arremeta contra la Prensa grancanaria oficialmente, actuando como presidente en un acto de alcance internacional, culp?ndola, falsamente encima, de estar detr?s de lo de Zerolo. Del bracillo, claro, de L?pez Aguilar y del famoso sanedr?n, a los que no aludi? porque se trataba de reuni?n de periodistas, pero que estaban en el contexto pues lo que hizo Ad?n fue asumir las loquinarias tesis de ATI a favor de Zerolo. Aunque fuera para que Paulino no le chupara pantalla ante el Tenerife profundo.

Los nervios le traicionaron y se despoj? de su falsa circunspecci?n, del distanciamiento mantenido en otros graves asuntos que no afectaban a su partido, para saltar con lo de Zerolo. Puso de manifiesto que s?lo es presidente de ATI, que Canarias le queda ancha. Le han retratado sus limitaciones pueblerinas. Menudo presidente.

[email protected]
Publicado por ubara @ 14:07  | opini?n
 | Enviar