Lunes, 18 de diciembre de 2006
Ram?n P?rez Almod?var
El alcalde de Santa Cruz, Miguel Zerolo, considera que al ser investigado por la Fiscal?a Anticorrupci?n, todos los ciudadanos de la ciudad tambi?n lo est?n. Se equivoca el alcalde. No todos los chicharreros est?n incursos en una investigaci?n por presuntos delitos de cohecho, prevaricaci?n o tr?fico de influencias, s?lo unos cuantos contados con los dedos de una mano.
No es un ataque a una ciudad que mayoritariamente no ha votado a Zerolo. Cuando lleg? a la alcald?a por primera vez, s?lo particip? en la votaci?n el 47,5% de la poblaci?n de Santa Cruz, pero en esos momentos la democracia beneficiaba a Zerolo y a ATI. Es decir, m?s del 70% de los chicharreros no vot? por Zerolo, pero curiosamente ?l ten?a mayor?a absoluta. As? es la democracia, nos explican. La democracia electoral, a golpe de chequera.

Ahora que una instituci?n de esa democracia que ellos dicen defender lo investiga, se revuelve en su chal? junto al campo de golf de Guamasa, en Tacoronte, y se inventa una persecuci?n judicial, para aparecer como v?ctima de un complot judeomas?nico. Que me derroten en las urnas, dice, pero no as?, mand?ndome un juez para que haga el trabajo. S?lo puede razonar as? quien ha cre?do que vive en la absoluta impunidad, porque entre todos, partidos pol?ticos, jueces y medios de comunicaci?n, as? se lo han hecho creer a Zerolo, a Ad?n Mart?n, presidente del Gobierno canario, a Ricardo Melchior, presidente del Cabildo, a Paulino Rivero, alcalde de El Sauzal desde 1977, a Ana Oramas, alcaldesa de La Laguna, a Jos? Manuel Berm?dez, vicepresidente del Cabildo, a Vidal Su?rez, alcalde de Tegueste (donde comenz? el caso Bango, que empieza a ganar Francisco de la Barreda), etc?tera. Se lo han hecho creer durante muchos a?os?demasiados a?os. Treinta. Desde la muerte del dictador Francisco Franco.

Lo m?s gracioso de las intervenciones medi?ticas de Zerolo para justificarse son dos o tres cosas: una es ver reaparecer a su padre espiritual, su maestro del lado oscuro, Manuel Hermoso, para darle apoyo moral (como el que ayer le dio a V?ctor Floreal Concepci?n mientras a ?l no se le pod?a probar nada); otra es ampararse en una metonimia y mezclar a toda una ciudad, que mayoritariamente no le ha votado, en una supuesta persecuci?n judicial en su contra; la tercera, la m?s chistosa, es que despu?s de 30 a?os de cargo p?blico, 30 a?os (treinta a?os), pueda decir con tanta contundencia que jam?s ha recibido beneficio o prebenda alguna. Muy gracioso, s?.

Pero, ?qu? es corrupci?n? ?S?lo meter la mano y quedarse con algo de dinero? ?No es tambi?n utilizar el personal de jardiner?a de un Ayuntamiento en un chal? privado, poner a polic?as municipales como guardaespaldas personales de un alcalde, otorgar m?s de 600 millones de pesetas para regenerar una playa donde un amigo va a construir decenas de apartamentos (como en Fa?ab?, donde el amigo podr?a ser el fallecido Francisco Ucelay, entonces presidente de AIC), repartir 1.450 millones de pesetas a empresas audiovisuales (como las dos que cre? Mart?n Paredes el mismo d?a, meses antes de las elecciones) mediante orden publicada el 31 de diciembre de 1994?

?No podr?a ser corrupci?n participar con un cu?ado, Luis Rodr?guez, con Ad?n Mart?n, con su hermano, Fernando Mart?n Menis, en Promotora San Miguel, para construir bungal?s y chal?s adosados en la urbanizaci?n Golf del Sur (con mayor edificaci?n de la permitida, seg?n denunci? el promotor de Amarilla Golf, Antonio Tav?o, padre de Cristina Tav?o, presidenta del PP y socia de Zerolo en el Ayuntamiento) y una piscina en territorio mar?timo-terrestre, aunque despu?s se pida su legalizaci?n, un permiso provisional que ya caduc??

?A Miguel no lo metan en esto?, me dijo una vez Ad?n Mart?n, poco antes de las elecciones de 1999. Iba a publicar en el diario El Mundo la denuncia de una trama presentada ante un juzgado, que tambi?n inclu?a a Sanmitensa (Promotora San Miguel) y Ad?n Mart?n me llam? unas ocho veces por tel?fono para preguntarme qu? iba a escribir y convencerme por el camino para que no lo hiciera. Por la noche, quien me llam? fue Andr?s Chaves, que quer?a saber lo que iba a publicar El Mundo. No es para tanto, me dijo, ya con la copia en la mano. No es para tanto porque el peri?dico no le dio mucho espacio. Quedaban tres d?as para las elecciones. Pocos meses despu?s, El Mundo coloc? a la mujer de Larry ?lvarez, la mano derecha de Jos? Manuel Soria, como corresponsal en Canarias.

Las siguientes arremetidas fueron m?s duras, desde que me negu? a aceptar un soborno que me hizo un nacionalista c?ntabro, J. O. (?es con iniciales, no Andr?s, como en las noticias de sucesos?), enviado (supuestamente) por el partido que desgobierna Santa Cruz. Aparte de otras barbaridades, me dijo que ?l tampoco lo aceptar?a (el soborno), pero a?adi?: ?aunque si me ofrecieran un mill?n de euros, lo cog?a y me iba de la isla?.

Tambi?n he visto que el pago puede ser directo o indirecto, as? que no me extra?a ni el patrimonio que tienen algunos periodistas en Tenerife ni tampoco leer ciertas cantidades que se pedir?an por tramitar expedientes urban?sticos. Habr?a muchas preguntas que responder en torno a la venta de Emmasa a una empresa constructora como Sacyr, el cambio de la Ley de Comercio para permitir la entrada de Pryca (ahora Centro Meridiano), sobre la operaci?n en el suelo de la Avenida Tres de Mayo (en la parcela donde estaba la antigua sede de Cafesa y alrededores, o la ubicada junto a la Consejer?a de Agricultura, enfrente mismo del Palacio de Justicia donde entran cada ma?ana jueces y fiscales, entre ellos la fiscal Anticorrupci?n, Mar?a Farn?s).

Por eso es normal el cierre de filas de algunos periodistas y medios de desinformaci?n en torno a Zerolo. ?A cu?nto asciende la subvenci?n anual para el enaltecimiento de la canariedad que se da a los peri?dicos? ?Cu?nta publicidad colocan las instituciones gobernadas por ATI-CC en esos medios donde a veces ni siquiera se contrata a los trabajadores o donde se les paga una miseria?

Basta recordar que el presidente del consejo de Administraci?n del Diario de Avisos, El?as Bacallado, es uno de los cuatro fundadores de ATI, mientras que Jos? Rodr?guez Ram?rez, editor y director de El D?a es un fiel servidor de los intereses de Nivaria, y la muy noble y leal ciudad de Santiago y cierra Espa?a, multimedallista de oro del Ayuntamiento y del Cabildo por la propaganda difundida desde ese c?mulo de papel donde bien se podr?an anunciar las prostitutas que puede haber tra?do el concejal de ATI-CC detenido en San Miguel de Abona acusado de tr?fico ilegal de mujeres (pero no se le ha escuchado a nadie decir que su imputaci?n es un ataque a San Miguel de Abona. ?O es que todos los ciudadanos de San Miguel son proxenetas?).

Porque la mentalidad en el r?gimen de ATI, al estar unidos por la pasta, es la siguiente: todos a una, porque uno de los nuestros est? en el aire? Uno de los nuestros puede caer. Uno de los nuestros est? desencajado, aunque digan que saca pecho? Saben que si caen Zerolo y Su?rez Trenor, el castillo de naipes montado sobre el populismo ultrainsularista se puede venir abajo? Es curioso que Zerolo se queje de la Justicia ahora, cuando es vox populi en la isla la cantidad de chanchullos que se han montado, no s?lo en Santa Cruz de Tenerife, sin que nadie sea procesado. Por el contrario, la queja de muchos ciudadanos es la inoperancia y la pasividad de la Justicia ante aut?nticos esc?ndalos, como el Puerto de Granadilla, la venta de Emmasa (con un informe en contra del interventor municipal, al que se despidi? de inmediato) o la propia operaci?n en Las Teresitas.

Si les queda dignidad y son dem?cratas, lo mejor es que despu?s de 30 a?os lo dejen y se vayan a su casa. Todos. Pero en ATI funciona el caudillismo, no hay democracia real, y por eso repiten los mismos desde que montaron el chiringuito. Ad?n Mart?n, viendo las barbas de su vecino cortar, parece que se lo plantea, no vaya a ser que se siga mirando debajo de la alfombra. Puede que piense que es hora de retirarse a tiempo a otro para?so fiscal. Si de verdad existiera Justicia, habr?a que investigar a todos los que han amasado fortunas impresionantes durante el ejercicio de sus cargos p?blicos.

Y Zerolo, si est? tan seguro de su inocencia, deber?a renunciar a su inmunidad parlamentaria y no presentarse a las elecciones por en?sima vez. Porque lleva demasiado tiempo viviendo de un cargo p?blico, como el resto de caudillitos de ATI, y atizando el odio entre los canarios con la inestimable ayuda de un irresponsable que dirige un panfleto.
Publicado por ubara @ 10:07  | opini?n
 | Enviar