Martes, 26 de diciembre de 2006
El Cabildo de Tenerife suspende de empleo y sueldo a un trabajador por ejercer su derecho de expresi?n

R.A

Fidencia Iglesias vuelve a la carga. Antes de abandonar la pol?tica, para regocijo del mundo de la cultura, quiere dejar su sello de inquisidora y mandam?s de los museos, dependientes del Cabildo de Tenerife, finiquitando el expediente laboral disciplinario que en su d?a abriera contra Jos? M. Castellano Gil. Ahora, en un alarde de cinismo, no incluyen el despido en su propuesta dej?ndola en s?lo doce meses de suspensi?n de empleo y sueldo.

LAS CAUSAS

El expediente no se debe a que el trabajador haga mal su trabajo o a reiteradas faltas de asistencia o por insultar a sus jefes en horas de oficina; no, ha sido, supongo que muchos de ustedes ya se lo saben, por escribir, junto con Ram?n P?rez Almod?var, el libro El para?so seg?n Ad?n

En la propuesta de resoluci?n original, la instructora, Consuelo Franco del Castillo, le atribu?a al Dr. Castellano Gil la autor?a de varios art?culos del citado libro y tres ?sueltos? aparecidos en la revista Canarias Digital en donde, a juicio de los autores de la p?rfida denuncia - Rafael Gonz?lez Ant?n, Antonio Vela de la Torre y Carmen Dolores Chinea, cu?ada del alcalde Miguel Zerolo-, se les ofend?a. Ahora, en esta nueva aberraci?n jur?dica, no se le adjudica la autor?a de los ?sueltos? sino que consideran como acto punible tambi?n el facilitar su publicaci?n y difundir informaci?n que, a su entender, no es veraz.

Excluir el despido en la resoluci?n es un claro ejemplo del retorcido actuar de los dirigentes de los Museos y del Cabildo ya que, lejos de ser un acto de generosidad, es la consumaci?n real del despido, pues existe un acuerdo con los sindicatos para sacar a concurso la plaza que actualmente ocupa, de manera interina, Castellano Gil justo en ese per?odo de suspensi?n que se le solicita y, por lo tanto, ?ste no podr? participar. La fecha probable e inusual de los ex?menes es mayo de 2007 y el proceso se desarrollar? en pleno per?odo electoral. En las bases del concurso-oposici?n se recoge que el examen consta de tres ejercicios de car?cter obligatorio y eliminatorio; el primero consiste en la resoluci?n de dos supuestos pr?cticos, a elegir entre cuatro propuestos por el tribunal. Llama la atenci?n que el supuesto pr?ctico sea elegido por el tribunal, mientras que los otros dos ejercicios se har?n por sorteo, sobre todo teniendo en cuenta que la composici?n del tribunal calificador ser? designado por resoluci?n de la presidencia del Organismo Aut?nomo de Museos del Cabildo (OAMC) y ser? presidido por la misma presidencia ?la ?nclita Fidencia Iglesias- o persona en quien delegue.

UNA PLAZA CODICIADA

La plaza de T?cnico Superior del Museo de Historia de Tenerife, que ocupa Jos? M. Castellano con un largo y esperp?ntico discurrir, es muy codiciada. En 2003, sin haberse resuelto un proceso judicial surgido a ra?z de una denuncia por acoso laboral presentada por Castellano, la presidenta del OAMC sac? a concurso la plaza. Tras descubrirse que varias personas dispon?an del temario de la oposici?n, mucho antes de haberse aprobado sus bases y de su publicaci?n en el Bolet?n Oficial, Fidencia Iglesias tuvo que dar marcha atr?s y retirar el concurso.

A pesar de ello, en febrero de 2006 volvi? a la carga y propuso sacar a concurso la oferta de empleo p?blico de 2004, a?adiendo la titulaci?n de Filolog?a ?titulaci?n que posee su nuera- a las ya reconocidas por la instituci?n. En este sentido, el comit? de empresa le respondi? textualmente que ?? debido a la persistencia de estas circunstancias [la denuncia interpuesta por Castellano], no es aconsejable la celebraci?n de estos procesos selectivos hasta que no concluya el procedimiento judicial en curso, de tal manera que no resulten afectados negativamente los posibles aspirantes a las convocatorias de estas plazas".

COALICI?N CANARIA, RESPONSABLE

Este acto desp?tico contra la libertad de expresi?n trasciende el empecinamiento personal de Fidencia Iglesias y entronca con las formas de gobernar de Coalici?n Canaria, que ha dado muestras palpables de su desd?n por los movimientos sociales ?Ley de Iniciativa Popular del Puerto de Granadilla, tendido el?ctrico de Vilaflor, etc?tera-, arremetiendo contra todos los que se atreven a denunciar con la palabra sus trapacer?as. Como muy bien dice Jos? M. Castellano Gil, ?esto no es s?lo un atentando contra mi vida profesional, laboral o familiar, es un grav?simo ataque a la ciudadan?a, a uno de los principios fundamentales del sistema democr?tico: la libertad de opini?n y expresi?n.? Adem?s, el silencio de los medios los hace c?mplices, pero ellos est?n para eso y para ganar dinerales con las campa?as institucionales que graciosamente conceden estos gerifaltes insulares.

Canarias Digital.org
Publicado por ubara @ 18:15  | Islas
 | Enviar