Mi?rcoles, 17 de enero de 2007
Rafael Morales


El economista Rafael Correa asumi? la presidencia de Ecuador, reafirmando casi todas sus promesas ante los presidentes de otros pa?ses presentes en Quito. Repiti? que su Gobierno acabar? con ?la amarga noche neoliberal?. Record? las condiciones generales que llevaron a su pa?s hasta la cat?strofe actual. ?A pesar de nuestros exiliados de la pobreza (3.000.000 de emigrantes), el desempleo se duplic? durante los ?ltimos 15 a?os.? Empezar? por una primera apuesta pol?tica: la consulta a los ecuatorianos para conocer su voluntad sobre la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente con plenos poderes que elabore una nueva Carta Magna.
Correa representa, es cierto, el fruto electoral de las movilizaciones populares, campesinas e ind?genas que tumbaron a tres presidentes por doblegarse a los ajustes neoliberales de los deudores extranjeros y sus beneficiados pol?ticos locales. En un gesto contra la corrupci?n, el presidente se baj? el sueldo presidencial a la mitad, de 8.500 a 4.000 d?lares mensuales, y anunci? que ning?n funcionario recibir? un salario mayor a 3.500 d?lares. Alguien disparar? enseguida, aludiendo al car?cter populista de esta decisi?n, pero en Ecuador la lucha contra la corrupci?n de los partidos tradicionales fue un eje de la campa?a electoral y goza de un gran significado simb?lico para los ciudadanos.

El mayor exportador mundial de banano y quinto productor latinoamericano de petr?leo mantiene al 61% de la poblaci?n pobre y sin servicios b?sicos. De ah? la emigraci?n. ?Si no fuera por las remesas -dijo el presidente- ya hubieran quebrado la dolarizaci?n y la econom?a nacional?. Los emigrantes tambi?n participar?n en la votaci?n y composici?n de la pr?xima Asamblea Constituyente. Tras una cr?tica de fondo a las perversiones del mercado y la competencia, se?alando tambi?n la urgencia de abordar los gastos sociales en sanidad y educaci?n, el presidente abord? el tema de la deuda externa, en parte ileg?tima, que debe ?rediscutirse y reestructurarse porque resulta inaceptable, por ejemplo, que el pa?s dedique a su servicio el doble de lo destinado a educaci?n?.

La otra corrupci?n, la econ?mica est? representada sobre todo ?por los banqueros que nos quebraron?. Advirti? que el Banco Central no seguir? actuando sin controles e inmediatamente avanz? una propuesta a los presidentes latinoamericanos, la de crear un Banco del Sur. No fue ?sta la ?nica apuesta bolivariana. Tambi?n plante? la perspectiva de ?una legislaci?n laboral com?n? para todos los pa?ses, que ponga punto final a la precariedad laboral. Como un paso m?s hacia la unidad del sur del continente y la dignificaci?n del trabajo, que ?no puede tratarse? como mercanc?a. ?Estamos ante un punto de partida. Como un milagro se han derrumbado los gobiernos serviles, la democracia de plastilina, el modelo neoliberal, y ha empezado a surgir la Am?rica Latina altiva, libre, soberana, justa y socialista del siglo XXI?.

El discurso alentador del nuevo presidente merece alg?n comentario adicional. La resistencia a cargo de los de siempre, dentro y fuera de Ecuador, ser? brutal a pesar de que ninguno de los cambios anunciados va m?s all? de ligeras reformas nacionalistas. Por ahora. Hacen falta m?s medidas para desmontar el neoliberalismo y hablar en serio de socialismo. A pesar de esa timidez program?tica, Rafael Correa necesitar? toda la energ?a de los ciudadanos para quebrar la resistencia de la derecha corrupta de su pa?s. Tendr? que acudir a la movilizaci?n de los verdaderos actores, justo quienes tumbaron en las calles y finalmente en las urnas a los ?ltimos presidentes de Ecuador. La batalla por el futuro apenas comienza.

[email protected]
Publicado por ubara @ 11:20  | Exterior
 | Enviar