Domingo, 28 de enero de 2007
Otro esc?ndalo m?s en el Ayuntamiento de Santa Cruz. Ya no s? cu?ntos van. He perdido la cuenta. Ahora el alcalde pretende lavar su imagen con nuestro dinero, es decir, con los impuestos que sacrificadamente pagan todos los a?os los ciudadanos de Santa Cruz. Para ello ha encargado una campa?a publicitaria en torno al Plan Parcial de Las Teresitas, pagada con fondos municipales. Qu? desfachatez.

En la ?poca de Franco estas actitudes eran calificadas por el pueblo como "alcaldadas". Deber?a ser mucho m?s prudente el alcalde de Santa Cruz, querellado por la Fiscal?a e imputado por este asunto de Las Teresitas.

Miguel Zerolo se ha gastado millones de euros de los ciudadanos de Santa Cruz en esta operaci?n y pretende seguir falseando la realidad a base de malgastar recursos p?blicos para manipular la opini?n de los santacruceros. Una aut?ntica verg?enza para todos. El alcalde debe dar la cara con gallard?a ante los Tribunales de Justicia, y no esconderse tras el pueblo de Santa Cruz, al que pretende desinformar y confundir distorsionando las irregularidades cometidas, y utilizando datos que nada tienen que ver con la realidad que refleja la querella de la Fiscal?a.

La campa?a contratada con los medios, incluidas las televisiones, no solo no tiene nada de informativa, sino que es simplemente publicitaria y partidista. Y nadie sabe cuanto va a durar. Pero es lo cierto que a una querella se contesta con argumentos, no con propaganda a cargo de las arcas municipales, salvo que se crea, lo que no es de extra?ar en la mentalidad de algunos, que si la justicia act?a contra el alcalde lo hace tambi?n contra los ciudadanos de Santa Cruz. Lo que nos faltaba ya.

Y as? las cosas, habr?a que preguntarse ?Cu?nto nos va costar a todos esta campa?a "desinformativa y partidista"? ?Tiene amparo legal la misma? ?Se puede realmente con dinero p?blico intentar justificar una decisi?n municipal que, por contener indicios racionales de criminalidad, se est? en estos momentos investigando judicialmente? Las respuestas son obvias. La campa?a es ya multimillonaria y nos costar? a los habitantes de Santa Cruz un ojo de la cara. Ya lo veremos.

No quisiera entrar en estas l?neas en consideraciones jur?dico-penales pero, a no dudarlo, se bordean claramente en este asunto conductas presuntamente incardinables, en los tipos penales de prevaricaci?n administrativa y malversaci?n de caudales p?blicos. La fiscal Farn?s, o las partes personadas, deber?an acompa?ar al sumario el contenido de las p?ginas publicitarias y v?deos televisivos.

La Ley 29/2005, de 29 de Diciembre, de Publicidad y Comunicaci?n Institucional, que entr? en vigor hace un a?o, establece en su Art. 4 las siguientes prohibiciones:

1.- No se podr?n promover o contratar campa?as institucionales de publicidad y de comunicaci?n:

"a) Que tengan como finalidad destacar los logros de gesti?n o los objetivos alcanzados". Estamos aqu? ante el supuesto que nos ocupa. La campa?a de Las Teresitas es una constante dedicaci?n a destacar los logros de gesti?n del equipo de gobierno, falseando hechos y datos. Incurre adem?s en la prohibici?n de la Ley de confundir con im?genes de la playa de su propia formaci?n pol?tica, utilizadas ya en la campa?a de 2003. Hecho, ?ste ?ltimo, grav?simo. Por si alguien lo ignora, debe saber que este art?culo 4 tiene el car?cter de legislaci?n b?sica, al amparo del art. 149.1.18 de la Constituci?n Espa?ola.

Quisiera finalizar este comentario dominguero record?ndole al alcalde de Santa Cruz que, por mucho que lo intente, la justicia no es un carnaval. Ante los Tribunales caen todas las caretas. Y ante los ciudadanos, tarde o temprano, tambi?n.


?ngel Isidro Guimer? Gil
Publicado por ubara @ 22:09  | Islas
 | Enviar