Lunes, 29 de enero de 2007
Ram?n P?rez Almod?var


''Cuatro a?os m?s de gobierno de CC en Canarias, en los cabildos y en los ayuntamientos que ahora detentan y veremos incorporar nuevas legiones en sus redes organizadas, financiadas con presupuestos p?blicos; m?s funcionarios, m?s empresas p?blicas, multiplicar subvenciones y otras prebendas, para tener a sueldo, directa e indirectamente, a la mayor?a del electorado''. El p?rrafo anterior forma parte de una ponencia socioecon?mica aprobada en el Congreso del PP celebrado el 29 de septiembre de 2002 en Las Palmas de Gran Canaria, texto elaborado por Jorge Rodr?guez, ex concejal de Urbanismo de Soria y diputado regional repeinado, y por el popular palmero Manuel Lorenzo.
Seg?n esta antol?gica ponencia, ''Canarias es v?ctima de la deficitaria y mala gesti?n de un gobierno de falso corte nacionalista que lo mejor que sabe practicar es la crispaci?n, irritados o deprimidos por el aislamiento en que su propia pol?tica partidista y sectaria les hace vivir''. En el texto aprobado en ese Congreso del PP, es decir, votado por Soria y Cristina Tav?o, presidenta del PP en Tenerife, diputada regional y concejala del Ayuntamiento de Santa Cruz, donde su grupo apoya al alcalde Miguel Zerolo (ATI-CC), se afirmaba que los representantes de CC ''s?lo saben refugiarse en las medias frases, en las acusaciones insinuadas y descalificaciones, en el enga?o o en cualquier otra cosa''.

Para los redactores del texto, la explicaci?n a la ''imposici?n y control sistem?ticos" que ejerce CC "puede residir en el miedo generado en mucha gente por la manera de practicar sus pol?ticas, no s?lo desde el Gobierno que ostenta, sino a trav?s de todo el entramado que le rodea, miedo de mucha gente a expresarse libremente si no quiere poner en riesgo su puesto de trabajo o, incluso, sus posesiones materiales". Y contiene otra perla m?s: seg?n los ponentes, la moratoria hotelera forma parte de la agenda de propaganda pol?tica de CC, una agenda "de car?cter t?ctico electoral" que se dise?a y se desenvuelve "entre la ineficacia de su aplicaci?n y las operaciones publicitarias, en medio de objetivos pol?ticos y el marasmo administrativo".

Jos? Manuel Soria y Miguel Zerolo tienen muchas cosas en com?n: ambos son conservadores, aunque el segundo por la rama insularista; al primero lo llaman el Ze?orito y el segundo es un se?orito de la burgues?a chicharrera de toda la vida, esa que juega al golf en Tacoronte, almuerza en el Casino, toma el t? en el Mencey y se toma las copas en el Club N?utico; ambos quieren ser presidente del Gobierno de Canarias, el primero despejando del camino a cualquier rival y el segundo por una cuesti?n natural de sucesi?n, despu?s de Manuel Hermoso y Ad?n Mart?n. Y los dos tienen que ver con la moratoria tur?stica: Soria, declarando de inter?s general el proyecto de Anfi Tauro; Zerolo, firmando un convenio el mismo d?a de entrada en vigor de la moratoria por la que se pasaba el uso hotelero de Las Teresitas a suelo residencial.

Y ahora los dos est?n en apuros, salpicados por la corrupci?n, y en una huida hacia delante: despu?s de m? el diluvio. Mientras sus respectivos partidos se ponen de acuerdo para cerrar en falso las comisiones de investigaci?n del caso Amor?s y de la trama e?lica, culpan de todos sus males al candidato socialista a la Presidencia del Gobierno de Canarias, Juan Fernando L?pez Aguilar, por ser el actual ministro de Justicia bajo cuyo mandato comienzan a salir casos de corrupci?n pol?tica, cuando estos casos se deben exclusivamente a la actuaci?n de miembros del PP y de CC en instituciones que han gobernando como si fuera su finca particular?pero con el dinero de todos los canarios.

Porque una cosa son los discursos y otra los hechos, que demuestran que PP colabora con CC en aquello que denuncia: "Cuatro a?os m?s de gobierno de CC en Canarias, en los cabildos y en los ayuntamientos que ahora detentan y veremos incorporar nuevas legiones en sus redes organizadas, financiadas con presupuestos p?blicos; m?s funcionarios, m?s empresas p?blicas, multiplicar subvenciones y otras prebendas, para tener a sueldo, directa e indirectamente, a la mayor?a del electorado". En el Ayuntamiento de Santa Cruz y en el Cabildo, el PP ha establecido un bloque con CC a lo largo de toda la presente legislatura, por lo que cabe deducir que forma parte de esas nuevas legiones que antes criticaba.

Deber?an tener un poco m?s de hombr?a y menos chuler?a: tienen que afrontar sus responsabilidades. Y si se prevarica, se trafica con influencias, se malversan fondos p?blicos o se aceptan sobornos se debe pagar por ello igual que un choricito va al talego por vender un gramo de hach?s en cualquier esquina. Gran parte de la sociedad m?s o menos informada est? muy interesada en la delincuencia denominada de cuello blanco. Y esa poblaci?n anhela resultados. De lo contrario, perder confianza en la Justicia es lo ?ltimo que faltaba para que quede claro que una minor?a elitista lo controla absolutamente casi todo: poder ejecutivo, poder legislativo, poder judicial y medios de comunicaci?n. Estar?amos entonces ante un r?gimen pol?tico antidemocr?tico de hecho, no de palabra.
Publicado por ubara @ 23:11  | opini?n
 | Enviar