Viernes, 23 de febrero de 2007
Jos? Ram?n Carrillo Rodr?guez


En un primer an?lisis de los acontecieres que est?n saliendo a la luz publica en Tenerife, no me cabe la menor duda de que el desencanto se ha adue?ado de la sociedad de nuestros d?as.


El desencanto de la ciudadan?a con la clase pol?tica por que la misma hab?a hecho crearse expectativas de futuro a la poblaci?n en aras de un correcto desarrollo de la transici?n democr?tica, alimentando las esperanzas de sus sue?os de progresismo y futuro sostenible con utop?as venturosas, con falsos para?sos terrenales que hoy cuando se hacen valoraciones de los mismos los resultados dicen bien a las claras que no hay recursos ni naturales ni tan siquiera artificiales suficientes para el mantenimiento de los mismos, y asistimos al bochornoso espect?culo de poder ver y observar como el falso e insostenible castillo de naipes se viene abajo.


El rostro del Tinerfe?o se vuelve cada d?a mas hura?o, por que se siente enga?ado y metiendo su alma en un pu?o trata de digerir este panorama ca?tico como puede, mientras intenta soportar la tristeza que le invade al ver como aquellos en los que depositaron su confianza, les devuelven fabulas y historias sacadas desde la improvisaci?n mas absurda, para seguir poniendo parches e ir tirando como se pueda y que caiga al que le vaya tocando caer.


Que la corrupci?n se ha adue?ado de las instituciones esta cada d?a mas claro y es a todas luces evidente, as? aun cuando ya uno este curado de toda clase de sorpresas en esta isla llamada Tenerife, no paramos de sorprendernos y hasta quedarnos con la boca abierta, llev?ndonos las manos a la cabeza cuando descubrimos la verdadera moralidad y quehacer pol?tico de una gran parte de nuestros dirigentes.


El grave numero de asesinatos y desapariciones sin esclarecerse que nos acucian desde hace tiempo, el crecimiento de algunas familias privilegiadas metidas en negocios de los que nunca antes hab?an participado hasta encontrar el fil?n en el camino de la pol?tica, las macro campa?as de algunos grupos pol?ticos con unos presupuestos desmesurados de dudosa procedencia, la cantidad de infraestructuras planificadas sin consenso alguno con los movimientos sociales y vecinales, indican que el dialogo no ha estado presente en la planificaci?n que se pretende llevar a cabo y que ha sido simplemente impuesta sin claridad y transparencia, lo que ha dado como resultado una ruptura entre fuerzas empresariales y pol?ticas, por una sencilla raz?n , esto no pod?a seguir as? simplemente por una cuesti?n fundamental, la singularidad de un territorio insular con recursos limitados.

Ahora comenzamos a observar como los principales actores de tan ca?tica obra, no dudan en poner la mano en el fuego para poder salvar o al menos intentarlo a sus compa?eros de traves?a, no sea que comiencen a caer los pesos pesados tanto del sector empresarial como del pol?tico y se pudiera producir el efecto domino que terminase implicando a todos aquellos que han hecho de la pol?tica su base de bienestar.

Los Verdes hemos pedido a todas las fuerzas pol?ticas presentes en el archipi?lago la m?xima colaboraci?n con la justicia y que sea esta quien depure las responsabilidades de todas las posibles tramas que se han arraigado en nuestra sociedad en las mas diversas vertientes, produciendo una series de valores e incentivos provenientes de hechos delictivos como la prostituci?n y la trata de blancas, la droga, la venta de propiedades ficticias a extranjeros y otra estafas de diferente tipologia que dejan bien a las claras que existe un importante flujo de dinero negro y que al parecer todo indica que su blanqueo se hace en el sector inmobiliario.

Es absolutamente necesario trabajar en la limpieza y recuperaci?n de la credibilidad de nuestras instituciones, en la incorporaci?n a las mismas de personas honestas de buena voluntad para poder tener fe y esperanza en que este tipo de sobresaltos a los que asistimos ?ltimamente, nos sirvan para quitarle a algunos las vendas de los ojos y les haga madurar pol?ticamente para que nunca mas en la historia volvamos a ser manipulados por el poder y desde el poder, y seamos mas cautos a la hora de elegir a los representantes pol?ticos que puedan representarnos con la dignidad que como pueblo y cultura todos los canarios nos merecemos.


Lo bueno de todo esto es lo mal que se esta poniendo el panorama para algunos grupos pol?ticos que se han cre?do due?os y se?ores de estas islas y que la historia pondr? en su sitio sin la menor duda.

En democracia el poder debe de residir en los pueblos y lo que nunca se debe de hacer es manipularlo desde las instituciones, ya que esto supone el resquebrajo de las mismas y termina poniendo a los poderes que est?n para salvaguardar los intereses generales, al servicio de los intereses empresariales sin escuchar ni atender a la ciudadan?a mas que orquestando lo que algunos ya han comenzado a llamar la maquinaria de la campa?a que no es otra cosa que un autentico despilfarro de dinero y un bombardeo constante de mensajes subliminales, que se quedan en la mayor?a de los casos en solo eso mensajes, y que sus interlocutores tan siquiera tienen la capacidad de comprender y transmitir, convirti?ndose solo en meros portavoces de los textos que les son predise?ados por empresas especializadas en mediatizar las campa?as pol?ticas basadas en la mentira y el convencimiento ficticio de una parte de la sociedad f?cilmente vulnerable.

Los Verdes creemos de que ya va siendo hora de que cada cual haga su trabajo en materia de justicia y que se depuren las responsabilidades si las hubiera de todos los cargos p?blicos que se han inmiscuido en tramas de corrupci?n, e incluso depurar responsabilidades a las formaciones pol?ticas que se hallan nutrido econ?micamente del blanqueo de capitales y otras derivaciones monetarias.

Que la corrupci?n esta arraigada en nuestra comunidad aut?noma ya hoy en d?a nadie lo duda, as? que ha llegado el momento de comenzar un nuevo trabajo que no es otro que el de la recuperaci?n institucional de la credibilidad pol?tica y la ordenaci?n de la vida publica para que las personas que representan a la ciudadan?a asuman sus cargos con sus responsabilidades y consecuencias, por que el desempe?o del cargo pol?tico no puede seguir estando solamente vinculado a los beneficios personales del individuo que lo ostenta.

Ser?n todos y cada uno de los agentes sociales los que tendremos que unir nuestros esfuerzos y parar este actual sistema que esta sin duda viciado por corruptores y corruptos que mantienen a las instituciones bajo su yugo presion?ndolas por aqu? y por all?, sin mas animo que el de multiplicar sus beneficios, que en la mayor parte de los casos se hace a espaldas de los ciudadanos.
Publicado por ubara @ 20:14  | opini?n
 | Enviar