Lunes, 12 de marzo de 2007
Marcos Roitman
La Jornada

La "prisi?n atenuada" para I?aki de Juana Chaos levanta pasiones. Como de costumbre el problema tiene una vertiente pol?tica. La decisi?n judicial, inapelable con el c?digo penal bajo el brazo, ha sido instrumentalizada por el Partido Popular (PP) para atacar al gobierno del Partido Socialista Obrero Espa?ol (PSOE). Ning?n otro partido del espectro parlamentario sigue en su actitud de insubordinaci?n al Poder Judicial. Pero los populares convocan a una manifestaci?n y abren un frente contra todo aquel que piense contra ellos. Contratan 670 autobuses para el acarreo de gentes desde toda Espa?a. Se citan sus miembros del Parlamento, de la Comunidad de Madrid y del ayuntamiento, no faltan famosos de medio pelo. Asisten miles de personas. Lo soez, cuesti?n habitual en el lenguaje de la derecha espa?ola, es lo m?s aplaudido por los dirigentes del PP. Dan su benepl?cito, pero no repiten el c?ntico. La presi?n se ti?e de banderas constitucionales y tambi?n nacionales, a la par que se grita "?gobierno dimisi?n!", se insulta a ministros y todo cuanto huele a dem?cratas. Si miras mal o rechazas propaganda, eres un infiltrado. Recordemos todo un d?a antes de la masacre del 11 de marzo de 2004 en la estaci?n de Atocha que cost? 199 v?ctimas y m?s de 2 mil heridos. Ellos no reciben subvenci?n de la Comunidad de Madrid como Asociaci?n de V?ctimas del Terrorismo y tienen que abandonar la capital, establecerse en otro lugar. Esperanza Aguirre los desahucia, solamente busca desestabilizar al gobierno central.

La manifestaci?n recuerda las maniobras arteras de la derecha chilena contra la Unidad Popular: se apelaba a la l?gica de la sedici?n y el llamado al golpismo. En este caso se pide la dimisi?n de un gobierno. Los argumentos del PP responden a los esgrimidos por Franco en momentos de crisis. Fueron de gran utilidad para la movilizaci?n social de la poblaci?n. Bastaba con tildar a quienes luchaban por la democracia o la libertad como traidores a la patria para producir la catarsis. A los gritos de "?Franco, Franco, Franco!", le segu?an los de "unidad", para concluir con el ya cl?sico "Espa?a: Una, Espa?a Grande, Espa?a: Libre". Este franquismo sociol?gico anida en los corazones de los populares de manera indeleble, cohesionando buena parte de su militancia, de sus 10 millones de votantes y sirve para mantener su propuesta pol?tica de unidad de Espa?a fundada en el pacto constitucional de 1978 y sus autonom?as regionales. Cuando dicho proyecto se ve amenazado vuelven a sus or?genes. Se transforman en las fuerzas vivas del movimiento. Espa?a la sit?an al borde de la balcanizaci?n y sin futuro, se?ala Acebes. Desde su atalaya, defender?n la naci?n espa?ola, el Estado unitario, encabezando la lucha contra el separatismo. El mal no es ETA, lo representa el gobierno de Rodr?guez Zapatero, los partidos parlamentarios, la reforma de la Constituci?n, los estatutos de autonom?a, repensar el pa?s, adem?s de la lucha antiterrorista. Ceder ante las exigencias de ETA es el ?ltimo eslab?n de errores. Para el PP, valedores de la integridad de Espa?a, todos han claudicado. Por ello, convocar a la manifestaci?n es una obligaci?n moral y todos los espa?oles de bien deben acudir. Rajoy representa la Espa?a responsable, quienes eluden su compromiso son traidores. La manifestaci?n no es partidista. Eso le permite llamar a todo espa?ol bien nacido a mostrar su descontento en Espa?a o en las embajadas sea en Buenos Aires, Par?s, Roma, etc?tera. No manifestarse es situarse bajo la canalla, ser marionetas de ETA o estar seducidos por las mentiras del gobierno.

As?, mientras no recuperen el poder, el PP habla de traici?n a Espa?a y del pacto antiterrorista. Su discurso se?ala la pol?tica de di?logo y negociaci?n con ETA acordada por los grupos parlamentarios en 2005, menos ellos, como el comienzo de la ruptura de Espa?a. Y frente a tal desaguisado, han emprendido la cruzada. Rodr?guez Zapatero es amigo de ETA, su gobierno es d?bil y mancilla el honor de los espa?oles. Los ciudadanos se merecen retomar la senda de Aznar. Este no cedi? y es ejemplo de gallard?a. Cantinela aderezada con una campa?a por demostrar la actual ilegitimidad del gobierno. Muchos en la manifestaci?n corearon la dimisi?n de Rodr?guez Zapatero. Su triunfo, el 14 de marzo de 2004, viene siendo cuestionado por el PP, bajo la teor?a de la conspiraci?n para derrocar al gobierno del Partido Popular y ganar las elecciones. El atentado de Atocha del 11 de marzo de 2004, tras el cual el PSOE gan? las elecciones, forma parte de una trama de ETA y el islamismo radical de la cual el PSOE se beneficia indirectamente. De no haberse producido, Rajoy hubiese ganado. El atentado terrorista cambi? el rumbo de Espa?a, dir?n los dirigentes del PP, am?n demuestra v?nculos entre ETA y el radicalismo isl?mico. V?nculos que no han querido ser investigados por las nuevas autoridades impidiendo saber toda la verdad, cuesti?n que demostrar?a cierta connivencia de los dirigentes del PSOE con ETA y la trama que facilita su triunfo el 14 de marzo de 2004. En esta l?gica se han establecido Aznar, Rajoy, Acebes, Zaplana, Esperanza Aguirre y otros. Hoy en la manifestaci?n Gallard?n se quita la careta y participa en primera l?nea de fuego. Se acabaron los centristas. No importa que el atentado fuese reivindicado por las c?lulas de la red Al Qaeda en Madrid, que la comisi?n parlamentaria, tras meses de trabajos, que los peritos, y ahora el juicio, est?n una y otra vez dejando constancia de su falsedad; siguen intoxicando a la ciudadan?a. As? lo hicieron con las armas de destrucci?n masiva. No aceptan la derrota electoral.

Sin embargo, el problema es otro. El caso de De Juana Chaos es coyuntura. Lo que est? en juego no es la pol?tica antiterrorista. La agenda est? marcada por una propuesta diferente de Estado, de reincorporaci?n de la izquierda abertzale, de eliminaci?n de la ley de partidos pol?ticos . En esta l?gica, el PP est? fuera de juego. Las preguntas apuntan en otras direcciones. ?Cu?les son las perspectivas de un nuevo estatuto de autonom?a en el Pa?s Vasco? ?C?mo y de qu? manera se pensar? una concepci?n federal y de soberan?a? La idea de Espa?a y la concepci?n del Estado-naci?n se debe reformar.

La declaraci?n del presidente de gobierno en el Senado se?alando que todos han cedido ante el chantaje -"No es la primera vez que el gobierno ha cedido al chantaje de ETA, es la primera vez que un partido pol?tico responsable se atreve a decir que un gobierno ha cedido al chantaje de ETA. Estamos ante un debate plagado de hipocres?a y cinismo"-, muestra que la manifestaci?n es la consolidaci?n franquista de la idea de Espa?a. El debate es otro.
Publicado por ubara @ 19:47  | opini?n
 | Enviar