Lunes, 19 de marzo de 2007
Arturo Borges ?lamo
....
Son demasiados los pacientes cuya patolog?a se complica hasta extremos mortales o muy da?inos por las intolerables listas de espera y son demasiados los casos de negligencia o de errores m?dicos evitables que est?n sucediendo en una sanidad p?blica convertida en v?ctima de la desviaci?n del dinero p?blico a m?ltiples proyectos que finalmente son negocios privados, as? como lo es la potenciaci?n de la sanidad lucrativa privada.

Este diagn?stico es resultado, desde el punto de vista de la asistencia sanitaria, de la gesti?n del sistema pol?tico canario por una ?lite de bur?cratas corruptos que prostituyen la funci?n social de lo p?blico a favor del beneficio monetario privado. La ideolog?a del capitalismo, la del m?ximo beneficio, es la que rige el funcionamiento del sistema econ?mico, pol?tico, social, cultural, medioambiental, etc., impulsando el comportamiento de pol?ticos, empresarios, gestores y sanitarios que no se cuestionan para nada dicho proceder.

La gesti?n corrupta de los fondos p?blicos en Canarias, ofrece ya una larga lista de casos, ICFEM, Amor?s, Fayc?n, Las Teresitas, Mog?n, etc., a ellos debemos unir el desv?o de fondos p?blicos que hacen posible el incremento de hasta un 180% de la inversi?n en la sanidad privada mientras que en la sanidad p?blica dicho incremento es tan s?lo de un 7%.

La prostituci?n de lo p?blico, es decir la corrupci?n, rige el comportamiento de demasiados sanitarios. En concreto, la no obligatoriedad de la dedicaci?n exclusiva a la sanidad p?blica permite que ejerzan descuidadamente en dicha sanidad mientras lo hacen con grandes desvelos a favor del dinero que obtienen en la privada, estando relacionada esta cuesti?n con casos de negligencia y errores evitables, debidos a sobrecarga de trabajo e imposibilidad material de realizarlo bien. ?Acaso el af?n de lucro poniendo en peligro a los pacientes no es corrupci?n?.

La dedicaci?n exclusiva adem?s de liberar puestos de trabajo en la sanidad p?blica es el mecanismo para tener unos profesionales correspondientemente compensados desde el punto de vista econ?mico y con un m?ximo de productividad para la asistencia p?blica. Esto se evita porque va en contra de los intereses de los mandos cl?nicos de la sanidad privada que compatibilizan con la p?blica, muy bien pagados, no as? los profesionales j?venes a los que se les paga una miseria.
Tambi?n es corrupci?n que determinados sanitarios acepten pagos en met?lico o en forma de viajes, etc., por parte de los laboratorios farmac?uticos o de la industria de tecnolog?a m?dica. Y ?qu? me dicen del hecho de que en los hospitales p?blicos se persuada a los familiares de los pacientes que van a ser intervenidos para que donen sangre, mientras que tal cosa no se plantea en los centros privados?

Por otro lado la asistencia sanitaria p?blica est? siendo reducida a cubrir las contingencias que no son rentables a la medicina privada (a ?sta se le permite seleccionar a pacientes y patolog?as). Es al fin y al cabo la l?gica del sistema, de la que en mayor o menor grado nos podremos librar dependiendo del nivel de la lucha que opongamos a la misma.

En tal sentido las clases populares en general, as? como los profesionales en particular estamos emplazados a la movilizaci?n social y pol?tica como ?nica v?a para alcanzar los cambios apremiantes en defensa de la Salud y la Sanidad P?blica :

1) Pol?ticas p?blicas de inter?s para la salud y que combatan las desigualdades: educaci?n, servicios sociales, urbanismo, vivienda, empleo, etc. En los programas b?sicos de la ense?anza Primaria y Secundaria se debe incluir cuanto sea necesario para la conservaci?n de la salud y la prevenci?n de la enfermedad - Higiene, Deporte, Alimentaci?n, Solidaridad, Actitudes Personales, etc. - En tales programas deber?n incluirse tambi?n propuestas para potenciar la capacidad cr?tica de los j?venes ante los mensajes y programas televisivos.

2) Adem?s, potenciar la infraestructura de los servicios de Salud P?blica, en cuanto a prevenci?n y control de enfermedades infecciosas y parasitarias, mejorando la higiene alimentaria y la salubridad ambiental, as? como para la prevenci?n de la siniestralidad en el lugar de trabajo, las enfermedades profesionales y de las drogodependencias fundamentalmente.

3) Potenciar prioritariamente la Atenci?n Primaria y tambi?n la Especializada en el ?mbito de los Centros de Salud en toda la Comunidad Aut?noma de Canarias, dot?ndolos de los correspondientes recursos materiales y humanos de los que actualmente carecen.

4) Los centros, servicios y establecimientos de entidades privadas en toda la Comunidad Aut?noma de Canarias, dejar?n de ser objeto de conciertos o convenios singulares, dedic?ndose los fondos p?blicos a los centros del sector p?blico para reducir las listas de espera y consiguientemente el tiempo de la misma.

5) Los ?rganos de participaci?n social en la gesti?n del Servicio Canario de la Salud deben funcionar y dar entrada con poder decisorio, en los tres niveles ( Comunidad Aut?noma, ?rea de salud y Centro de salud ), a las organizaciones sociales y comunitarias.

6) La necesaria construcci?n de los hospitales comarcales en el sur y en el norte con servicios como los de urgencias hospitalarias, medicina interna, cirug?a ( con dotaci?n de camas quir?rgicas, no s?lo para cirug?a mayor ambulatoria ), di?lisis y tratamientos oncol?gicos, entre otros.

Por todas estas razones debemos apoyar cuantas movilizaciones se realicen en defensa de la salud y por una sanidad p?blica digna y de calidad, como la del pr?ximo 24 de Marzo. As? mismo, debemos sumarnos con decisi?n a la convocatoria de Asamblea por Tenerife contra la corrupci?n, planteada para el d?a 14 de Abril.

(*)
M?dico

Tags: canarias, sanidad

Publicado por ubara @ 20:34  | Canarias
 | Enviar