Lunes, 26 de marzo de 2007
C?ndido Quintana
El mundo se nos va de las manos, el cambio clim?tico que estamos propiciando de forma torpe o por actuaciones no ajustadas a los intereses generales de la poblaci?n, nos est? empezando a pasar factura, y esto, desgraciadamente, no tiene marcha atr?s. Ante la inexistencia a corto plazo de otros mundos de repuesto en donde poder vivir, s?lo nos queda exigirles a las clases pol?ticas dirigentes actuaciones congruentes, aunque se alejen de los intereses empresariales o de los particulares de algunos privilegiados.

El proyecto del puerto de Granadilla es un ejemplo m?s del exiguo sentido com?n o de los oscuros fines perseguidos por nuestros gobernantes. Se trata de una obra innecesaria y tremendamente devastadora que, de llevarse a cabo, nos pasar?a una negativa factura, aportando unos granitos de arena m?s a ese cambio clim?tico no deseado que se nos est? viniendo encima para nuestra desgracia. La ciudadan?a tinerfe?a ha hecha mucho para impedir esta barbarie, pero no ha contado con el apoyo del poder pol?tico, s? de algunos pol?ticos honestos pero hu?rfanos de poder, que no han podido sumar sus fuerzas para decantar la balanza al ese lado congruente y limpio al que me refer?a.

?Hay culpables con nombres y apellidos que han contribuido de forma significativa a sacar adelante este disparate?, los hay y muchos. Dejando a un lado a esos listos y poderosos empresarios con intereses en las obras a ejecutar o en los terrenos aleda?os, porque, si bien est? en sus manos el poder de presi?n, no lo est? el de decisi?n, son los pol?ticos los verdaderos culpables de este desaguisado. Unos por actuaciones directas y otros por mirar hacia otro lado, admitiendo como buenas flagrantes mentiras que se han aportado a este proyecto, para que la Uni?n Europea lo considerara de inter?s p?blico de primer orden.

De estas mentiras aportadas buscando que la Comisi?n Europea le diera el visto bueno, se me ocurre alguna que le deber?a poner la cara colorada a m?s de uno, pero ya ven, se trata de imponer el rechazable ?todo vale? en pol?tica. Debo referirme, por ejemplo, a la alegada inexistencia de canteras en las proximidades del lugar por donde el Puerto de Santa Cruz, alternativa al de Granadilla, debe crecer sin molestar a la ciudadan?a, por la d?rsena de pesca. Pues bien, existe m?s de una cantera y a tiro de piedra, eso si se pretend?an utilizar para el pelotazo de la marina privada de Forum Filat?lico pero se negaban para una obra p?blica y de inter?s general.

Y eso se plantea de esta forma nada menos que a la propia Comisi?n Europea, al igual que otros vergonzosos y no menos mentirosos argumentos, como, por ejemplo, el impacto negativo sobre esos habitantes de Santa Cruz hartos de obras interminables como las del tranv?a, cuando el recinto portuario tiene su propio viario y las obras no molestar?an a nadie. O el alegado desequilibrio norte-sur del sistema de transporte de la Isla, que realmente ser?a al contrario. Un sarta de mentiras y disparates que no se creen ni ellos mismos, pero con los que han pretendido confundir y lo han conseguido.

Muy por encima de las culpas de los pol?ticos, interesadas o no, est?n las de los T?cnicos que finalmente le han dado el visto bueno al proyecto, a?n conociendo que ser? tremendamente devastador y que posee alternativas viables y suficientes, tal y como ordena la Legislaci?n Europea en materia de Medio Ambiente. Yo personalmente confi? hasta el ?ltimo momento en su Comisario, en el se?or Stavros Dimas, al igual que lo hicieron miles y miles de personas m?s.

No me vale ahora que algunos me hablen del poder de los Lobbys, ni de Bases de la OTAN, ni de otras supra-justificaciones. En nuestra desconfianza en la clase pol?tica, confi?bamos plenamente en una decisi?n congruente, sin trasfondos y ajustada a derecho de esos T?cnicos Europeos que ya hab?an anticipado las m?ltiples afecciones negativas que ese proyecto, de ejecutarse, le ocasionar?a a un Lugar incluido en la Red Natura 2000. Esta ha sido realmente nuestra gran decepci?n.

El Se?or DIMAS es conocedor de todo lo malo y grave que hay detr?s de este proyecto. Conoce igualmente todo en relaci?n con las medidas correctoras y compensatorias que no se han ejecutado, y que, a lo mejor, no conseguir?an los efectos perseguidos, por lo tendr?a que abortarse el proyecto de forma definitiva. Es perfectamente conocedor tambi?n, de toda la corrupci?n que est? aflorando en las Islas y de las personas que est? salpicando en muy estrecha relaci?n con este innecesario, devastador y t?cnicamente desaconsejable proyecto. Esperemos que ante todo lo que esta pasando y por la m?s necesaria que nunca conservaci?n del Medio Ambiente, nuestra gran decepci?n, el Comisario Stavros Dimas, d? el portazo que proceda y pare esta BARBARIE, ahora en el que a algunos les afloran las prisas de forma ilegal y muy sospechosa.

(*)
Presidente de la Plataforma de Defensa del Puerto de Santa Cruz
Vocal del Patronato de Espacios Naturales de la Isla de Tenerife

Tags: Stavros Dimas, Canarias, europa

Publicado por ubara @ 22:43  | opini?n
 | Enviar