Martes, 27 de marzo de 2007
La valoraci?n econ?mica aproximada de los da?os al patrimonio p?blico causado por la concesi?n de m?s de 200 licencias urban?sticas supuestamente ilegales en el municipio de Arona asciende a unos 42 millones de euros. No obstante, esta cantidad podr?a aumentar, ya que se trata de una primera estimaci?n, y la Fiscal?a, que ha elevado una querella criminal contra el alcalde, Jos? Alberto Rodr?guez Rever?n (Coalici?n Canaria) y el concejal de Urbanismo, Manuel Barrios (Centro Canario), est? en proceso de practicar las pruebas necesarias para determinar con mayor exactitud el da?o causado al erario p?blico. El propio alcalde reconoci? en enero pasado, en una reuni?n con vecinos afectados por el Plan General, que su casa (casa de la familia) en el muncipio de Arona tambi?n es ilegal.

La Fiscal?a delegada de Medio Ambiente interpuso una querella criminal contra el alcalde y el concejal de Urbanismo de Arona por un delito continuado contra la ordenaci?n del territorio, por la sistem?tica concesi?n de licencias urban?sticas (en la denuncia se contabilizan 213) y por delito continuado de prevaricaci?n, por la contrataci?n sistem?tica de contratos menores a 12.000 euros para evitar el concurso p?blico (se denuncian 79 casos).

El juzgado de Instrucci?n n?mero 8 de Arona, que lleva la causa, tuvo que enviar varios agentes judiciales al Ayuntamiento la semana pasada para impedir el acceso a los locales donde se encontraban los expedientes, antes de proceder posteriormente a su traslado al Juzgado.

Los primeros 213 casos investigados se refieren a concesi?n de licencias urban?sticas, de los que 191 son licencias de obra mayor, 9 por licencias de primera ocupaci?n, 3 por licencias de segregaci?n, 7 por licencias de obra menor y una por cambio de uso.

En el expediente se investigan 120 casos por sistem?tica concesi?n de licencias (la mayor?a de obra mayor) por vulneraci?n de las normas urban?sticas y con la advertencia de esta circunstancia (ya que la amplia mayor?a tiene informes desfavorables de los servicios jur?dicos municipales y del secretario municipal), lo que constituir?a un delito continuado contra la ordenaci?n del territorio.

En un segundo grupo, hasta 93 casos, se agrupan los casos de licencias que infringen la normativa urban?stica por causas diversas: ser contrarias a las Directrices de Ordenaci?n del Turismo de Canarias, contravenir el Plan General de Ordenaci?n Urbana vigente en Arona (al estar el Plan en procedimiento de revisi?n han de ajustarse al planeamiento vigente) y sus normas urban?sticas y licencias contrarias al Plan Territorial Especial de Ordenaci?n del Turismo de Canarias.

Tambi?n en este grupo figuran licencias contrarias a los art?culos 170.4 y 5 del Decreto Legislativo 1/2000, en cuando no han obtenido la autorizaci?n previa exigida por la legislaci?n sectorial de aplicaci?n o la calificaci?n territorial, por ser contrarias al Plan General en revisi?n, por infringir las normas de habitabilidad, funcionalidad y seguridad y licencias contrarias al reglamento de planeamiento, a un Estudio de Detalle y al mismo Decreto Legislativo 1/2000.


79 contratos a dedo

La segunda parte del expediente judicial incluye la investigaci?n de 79 contratos adjudicados sin concurso p?blico, a dedo, para lo que fue necesario su fraccionamiento. Es decir, para no sacar a concurso p?blico un contrato de 60.000 euros, por ejemplo, se divid?a cinco veces en contratos de 12.000 euros, otorg?ndose al mismo adjudicatario.

La mayor parte de estos contratos se adjudicaron a F?lix Quemada Nieto, a quien fuentes de la investigaci?n sit?an en la ?rbita de Manuel Barrios, y a las empresas Ferralla Santana SL, Construcciones Pepe de la Rosa, SL y Flores y Plantas del Noroeste SLU.

Por este motivo, se ha interpuesto la querella criminal por un delito continuado de prevaricaci?n contra el concejal de Urbanismo, Manuel Barrios, y el alcalde, Jos? Alberto Gonz?lez Rever?n.

Canarias Ahora

Tags: Canarias, Tenerife, Arona, Alcalde, licencias, urbanismo, corrupción

Publicado por ubara @ 17:28  | Islas
 | Enviar