Martes, 10 de abril de 2007
Si los concejales que integraban en noviembre de 1998 la comisi?n de Gobierno del Ayuntamiento de Arona hubieran hecho caso a las advertencias de ilegalidad que les formularon la jurista del Servicio de Urbanismo y la secretaria municipal en relaci?n a la licencia de obras solicitada para edificar 445 apartamentos tur?sticos en una parcela del Plan Parcial Golf Las Am?ricas, hoy no estar?amos presenciando el drama personal, las p?rdidas econ?micas ni la batalla judicial que est?n afrontando las personas y empresas que compraron pisos en ese complejo, todo ello sin contar el da?o a la imagen tur?stica y urban?stica de Arona y Tenerife que proyectan los particulares, empresas y turoperadores afectados.
Ambas juristas advirtieron que exist?a "motivaci?n suficiente para denegar la licencia municipal de obras solicitada" por el promotor Rafael Ferreiro porque la legislaci?n vigente establec?a que ?ste ten?a que obtener previa y obligatoriamente la autorizaci?n de uso tur?stico en el Gobierno de Canarias y la licencia de actividad en el Cabildo de Tenerife.
Tambi?n expusieron a los concejales que si conced?an la licencia municipal de obras para un proyecto que carec?a de esos dos permisos, estar?an vulnerando el Reglamento de Servicios de las corporaciones locales, la Ley de Ordenaci?n del Turismo de Canarias, la Ley de R?gimen Jur?dico de los Espect?culos P?blicos y Actividades Clasificadas, el Texto Refundido de la Ley sobre el R?gimen del Suelo y Ordenaci?n Urbana y, por ?ltimo, la Ley de Disciplina Urban?stica y Territorial de Canarias.
Pero el empe?o de los integrantes de aquella Junta de Gobierno por autorizar la construcci?n del Compostela Beach Golf III, les llev? a ignorar tanto esas advertencias de ilegalidad como la de que si insist?an en conceder esa licencia municipal de obras pod?an incurrir en "responsabilidad" penal, tal y como les expuso la secretaria accidental mientras debat?an el otorgamiento de esta licencia (todo ello plasmado en el testimonio de acuerdo de aquella comisi?n celebrada el 18 de noviembre del a?o 1998).
Ahora, casi nueve a?os despu?s de la decisi?n de aquel grupo de gobierno que integraban ATI-CC, PP y CDS y que presid?a el ex alcalde aronero y actual consejero del Cabido Insular de Tenerife, Miguel Delgado, quienes han comprado apartamentos en ese edificio han tenido que denunciar a la Fiscal?a Anticorrupci?n "la estafa" de la que han sido v?ctimas.

Tags: Canarias, Tenerife, Arona, corrupción, urbanismo

Publicado por ubara @ 9:42  | Islas
 | Enviar