Mi?rcoles, 11 de abril de 2007
En realidad lo llevan haciendo desde hace meses, como nunca antes se hab?a visto, pero las algaradas y sandeces que lanza este peri?dico, el m?s poderoso de Tenerife y aut?ntica escarnio para el que cree en un proyecto com?n de Canarias -pese a que el Gobierno de Canarias lo subvenciona generosamente con nuestro dinero por fomentar la unidad, que manda huevos-, ha llegado casi al l?mite del paroxismo este mi?rcoles con su editorial.

No s?lo amenazan directamente a todos los pol?ticos o poderosos, advirti?ndoles de que conocen todas sus miserias aunque, 'por razones obvias' no lo publican (los de los dossiers, ya saben). De momento. Adem?s, y por si esto fuera poco, nos advierten a todos de que las p?ginas de El D?a 'son como un plebiscito del sentir de los isle?os' con lo cual, seg?n estos siverg?enzas de la comunicaci?n, casi ni har?an falta las elecciones.

Ahora bien, es tal el nivel de inmoralidad al que ha llegado este grupo de comunicaci?n con una l?nea editorial aut?nticamente criminal, que ya comienza a alcanzar -sobre todo por la proximidad de las elecciones- a la l?nea informativa, que consideran que el que al reconocido racista y xen?fobo editor del peri?dico no le hayan concedido el premio Canarias de comunicaci?n es un 'ultraje cometido con esta Casa' con 'un premio que ya estaba concedido de antemano desde Las Palmas'.

Pero no nos asustemos demasiado -o que no se asuten los afectados-, El D?a no incluye en su prospecto electoral a ning?n alcalde en su lista de enemigos. Esta guerra no va con ellos. Hasta el punto de que considera que los 31 -o los treinta si quitamos al Paulino- lo han hecho tan bien que merecen repetir. Vamos, que es normal que algunos lleven 30 a?os y que ninguno de ellos haya renunciado a presentarse de nuevo en favor de alg?n muchacho joven con alguna otra ilusi?n distinta que la de la mamadurria habitual.

Y hombre, yo les voy a decir la verdad, a m? me parece bien que cada qui?n muestre el amor por su tierra como mejor le parezca. Hay quienes llegan al extremo de ponerse un chaleco de dinamita y se revientan por ah? a las puertas de un mercado o en una guagua y es algo sobre lo que no me atrevo a opinar. Pero de ah? a que una empresa privada como es un grupo de comunicaci?n, que mama del dinero p?blico lo que no est? en los escritos, se considere con el derecho de amenazar o que, lo que es peor y m?s de psiqui?trico a?n si cabe, se califiquen a s? mismos 'como un plebiscito del sentir de los isle?os', pareciera acaso como un poco excesivo, por utilizar expresiones correctas, que siempre nos tachan de mal criados lo que, por otra parte, es total y radicalmente falso. Y no porque no seamos un desastre muchas veces, sino porque en eso no tienen nada que ver aquellos que nos criaron en su d?a.

Y verdaderamente ser? la prueba del algod?n para esta tierra, para la consolidaci?n de la democracia verdadera, aquel d?a -que a?n parece lejano- en el que nadie, absolutamente nadie, se crea en el derecho de amenazarnos o, lo que es m?s grave, de tratarnos como a una manada de borregos y de belillos incapaces de discernir sobre nada de lo que nos afecta. Que es por eso por lo que ?stos de El D?a se deben creer en el derecho, y hasta en el deber, de decidir por todos nosotros. Por eso y porque est?n jodidos de la cabeza, pero eso es otra historia

Tags: Canarias, Tenerife, elecciones

Publicado por ubara @ 11:16  | Islas
 | Enviar