Martes, 17 de abril de 2007
Jos? Ram?n Carrillo Rodr?guez (*)
Las pr?ximas elecciones del 2007 en Canarias deber?an ser las ?elecciones de los aut?nticos dem?cratas?, y no como hasta ahora han venido siendo los comicios en nuestro archipi?lago donde se ha hecho un abuso desmesurado de la democracia que viene desde anta?o desembocando en un mal uso y abuso de un sistema, con las verdades a medias que son sin duda las peores de las mentiras.

El partido Verde Canario exige ante la angustiosa andadura de la pol?tica Canaria, claridad y transparencia en el trato de la informaci?n ante las pr?ximas elecciones, pero sobre todo sobriedad y seriedad, ante la importancia trascendental de las mismas.

Hay que dejar de ver a los contrincantes o adversarios pol?ticos como enemigos, y todo debe ser cuesti?n de medidas buscando la objetividad y el inter?s general en pro del tan ansiado bienestar social que se ha ido perdiendo por las malas planificaciones de los responsables pol?ticos de las ultimas d?cadas.

En toda esta tarea son los medios de comunicaci?n quienes est?n jugando un papel fundamental para poder ayudar a la poblaci?n a que pueda elegir el rumbo adecuado, en una regi?n que cada vez m?s a la deriva, y a la que ning?n viento le ser? favorable hasta que no fije de manera consensuada sus metas o destinos.

En una regi?n como lo es Canarias, con una escasa comprensi?n intelectual de los acontecieres pol?ticos y en consecuencia poca o nula receptividad de la informaci?n mas importante en los temas que afectan al conjunto de la sociedad, existe una verdadera necesidad de transmitir la informaci?n con principios ?ticos y morales o como dir?an los antiguos periodistas ?Con la verdad por delante.?

El verdadero periodista debe saber distinguir entre un elogio simple y desmerecido que entre otro halago, quien se lo propicia solo busca en la mayor?a de las ocasiones intereses personales y cobertura medi?tica, y alejarse de tales menesteres que solo enferman su ego y terminan sumergi?ndolo en los lodos de los enemigos de la democracia, para que se haga eco de la ya tan conocida ceremonia de la confusi?n que ya empieza a aburrir a propios y extra?os por estas tierras.

Los halagos son cosas de hombres serviles y solo a los mentecatos agrada recibirlos y habr? que demostrar la valent?a en las pol?micas para afrontar las mismas con clase y estilo, cosa de la que carece profundamente nuestro peculiar sistema Pol?tico Canario.

La imperiosa necesidad de que los medios de comunicaci?n se conviertan en meros transmisores y no en juiciosos redactores de despacho, que deciden que es lo que interesa y lo que no bajo la presi?n y directrices de los due?os e inversores, de los mismos que llevan d?cadas anclados en el ese mal llamado y oscuro cuarto poder, sin duda vinculado y hermanado a los poderes econ?micos restantes.

Si todav?a alguien hoy en d?a osara pensar que el poder lo tienen los medios de comunicaci?n, habr? que decirles que puede ser, pero que tambi?n tienen una enorme responsabilidad y que ese es un poder total y absolutamente ef?mero, pues los medios son meramente portavoces de las sociedades democr?ticas y los periodistas deben de ser ante todo personas de buena fe y oficiantes de la comunicaci?n.

Lo que se ense?a a los periodistas en las facultades de las ciencias de informaci?n nada tiene que ver con lo que estamos viendo por todos los sitios y lugares, con un grave intrusismo en la profesi?n, donde el verdadero periodista se ve absorbido por un mont?n de personajillos absolutamente mediocres al servicio de los intereses de quien le pone la papa en la boca, aliment?ndolo por un lado y tap?ndosela por el otro.

Un medio se puede comprometer libremente en pol?tica pero le deber?a estar prohibido por ley el ser fan?tico y filial de los partidos, y tambi?n se les deber?a exigir el que reflejen el mundo tal y como es y no como les interesa a algunos o les gustar?a que fuera, por que ese es el verdadero fin del periodismo y no estar haciendo de medio enlace entre poderes p?blicos y empresariales para beneficiarse y lucrarse desde su ef?mera y privilegiada posici?n convirti?ndose en sectarios sociales y en propagandistas de los intereses de una minor?a en claro perjuicio de las mayor?as y en consecuencia desestabilizando sociedades en pro de intereses particulares, pero lo mas grave de todo siendo aun conscientes de ello sin importarles lo mas m?nimo los intereses generales de la poblaci?n.

Algunos medios de comunicaci?n en Canarias se han convertido en aut?nticos medios propagandistas, donde cada d?a impera mas el rumor que la noticia y donde su estilo ha pasado a ser dogm?tico, intolerante y con un estilo descort?s que roza lo agresivo, que terminara delat?ndolo y haci?ndole perder su inter?s e influencia sobre el publico.

Los ?ltimos reconocimientos y honores propiciados por algunos medios de comunicaci?n a ciertos personajes de la vida pol?tica y empresarial de Canarias no han pasado desapercibidos por el ojo critico del ciudadano com?n, por que ser?n los hombres y mujeres comunes del anonimato y la sencillez quienes terminaran juzgando los aconteceros de este archipi?lago y poniendo a cada uno en el lugar que se merece, y si no f?jense en las poblaciones pidiendo el cambio de nombres de plazas y calles, que sin duda les hace pasar verg?enza a los descendientes de esas dinast?a s y castas.

(*) Gabinete de Comunicaci?n Partido Verde Canario
Portavoz del Norte de Tenerife

Revista Digital San Borond?n

Tags: Canarias, medios de comunicación, prensa

Publicado por ubara @ 13:26  | opini?n
 | Enviar