Lunes, 23 de abril de 2007
Por Jos? M. Castellano

Una pandilla de cobardes sinverg?enzas, probablemente al servicio de alg?n desalmado, atentaba el pasado martes contra las vallas preelectorales de Ciudadanos de Santa Cruz que alertaban sobre el clima de mentiras y enga?os al que est? sometida la sociedad santacrucera. Este tipo de vandalismo australopithecus viene a constatar, una vez m?s, el comportamiento antidemocr?tico y caciquil de algunos que se esconden, utilizan y manejan instituciones en beneficio propio, de sus allegados y amiguetes. Ese despreciable suceso, sin duda de una gravedad incuestionable, resulta nimio ante un presunto y alarmante episodio previo en el que alg?n "santo", seg?n nos cuenta, contactaba con un beneficiad?simo publicista con el encargo de que intercediera ante quien correspondiera para que impidiera que dichas vallas fueran instaladas. En fin, una pr?ctica deplorable pero muy recurrida en esta tierra de encorbatados terroristas antidem?cratas.


La valla del Pinocho "Yo cumplo" ha servido, entre otras cosas, para que Zerolo se retratase con total realismo en unas declaraciones en las que apuntaba que el Pinocho de la valla guardaba un gran parecido con ?ngel Isidro Guimer? y que sal?a tan acartonado como el concejal. Calificaba, adem?s, a los tres concejales de Ciudadanos de Santa Cruz como "el tr?o del bla, bla, bla" y anunciaba que iba a interponer una denuncia por el plagio de su eslogan. Es evidente que el alcalde est? de los nervios no s?lo por los duros tragos que ha tenido que soportar ante la evidencia de una oposici?n seria y rigurosa que ha destapado sus continuos incumplimientos y su p?sima gesti?n sino tambi?n por otros asuntos pendientes y por la m?s que probable -y deseable- p?rdida de su basti?n municipal.

El golpe de efecto publicitario ha sido tremendo y m?s que destacar su ingenio, impacto y oportunidad no debemos perder de vista el tema central y de fondo, es decir, que el balance de estos ?ltimos cuatro a?os de Zerolo en la Alcald?a no deja lugar a menor duda sobre el nivel de incumplimiento de sus promesas contra?das as? como el fracaso, tan tangible como evidente, de su gesti?n. Y para demostrar que estas conclusiones no son tan s?lo una simple opini?n recuperamos y reproducimos -desde una perspectiva pedag?gica y con la finalidad de refrescar la memoria m?s reciente- una serie de compromisos y objetivos adquiridos por Miguel Zerolo en 2003 antes del inicio del anterior mandato para que los ciudadanos juzguen por s? mismos: "Queremos que cada barrio se convierta en el centro de Santa Cruz". "Es el momento de asumir el reto de que todos los vecinos del municipio disfruten de la misma calidad de vida". "Potenciar los Asuntos Sociales para que los que tienen menos sean los que m?s reciban". "La puesta en marcha del ambicioso Plan de Barrios es inminente".

A estas se les puede a?adir un amplio elenco como que los dineros por la venta de Emmasa ten?an como destino el Plan de de Barrios, etc. En fin, ahora, cuatro a?os despu?s y ante una nueva cita electoral, Zerolo intenta, como siempre, distraer a la ciudadan?a con nuevas promesas de humo y trasmitir a los santacruceros el alto grado de cumplimiento de sus promesas, aunque reconoce como ?nicos fracasos la imposibilidad de pode ejecutar los 7.000 nuevos aparcamientos -de lo que culpa a otros- y la ausencia de infraestructuras deportivas y de ocio en los barrios.

Desgraciadamente, la historia nos demuestra que no siempre se coge antes a un mentiroso que a un cojo pero tambi?n nos ense?a que no se puede enga?ar a todo el mundo durante todo el tiempo. Ojal? que la sociedad santacrucera reactive su participaci?n ciudadana en la pr?xima convocatoria electoral del 27 de mayo y act?e bajo la reflexi?n, en conciencia, con honestidad y desde el compromiso social para ubicar a cada uno en el lugar que le corresponde por el bien de Santa Cruz de Tenerife y de sus vecinos.

Tags: Canarias, Santa Cruz, zerolo, yo cumplo, alcalde, elecciones

Publicado por ubara @ 11:01  | opini?n
 | Enviar