Jueves, 26 de abril de 2007
Domingo Gar? Hayek* - Canarias-semanal.com


Los vecinos de Santa Cruz estamos ante uno de esos raros momentos en el que las cosas se mueven. La situaci?n pol?tica municipal augura que podr?a haber, dicho con toda la precauci?n del mundo, un cambio en la relaci?n de fuerzas pol?ticas en el municipio.

La derecha concurre a las elecciones de mayo de 2007 muy fraccionada. Cuatro fuerzas pol?ticas se disputan un mismo espacio electoral. CC y Ciudadanos por S/C, apostando por los linajes tradicionales de la ?lite santacrucera santacrucera , el Centro Canario N aportando el valor de los nuevos ricos, la pol?tica de los billetes cay?ndosele del bolsillo, y por ?ltimo, el PP, que arroja al ruedo a un plebeyo venido a m?s, con la intenci?n de pulsar qu? queda de nacional-catolicismo en esta capital.

Este escenario deber?a abocar al final de las mayor?as absolutas. Aunque como nada est? escrito, hasta el mismo 27 de mayo no lo sabremos de verdad. El final del reinado absoluto puede tener secuelas diversas y no, necesariamente, todo lo que venga despu?s ser? m?s favorable a los intereses de la ciudadan?a.

La relaci?n de fuerzas pol?ticas puede cambiar en el seno de la ?lite y su consecuencia no tener repercusiones fuera de su ?mbito. En algunos casos, el cambio de una fracci?n de la ?lite que tradicionalmente detenta el poder, por otra que se lo compite y se lo gana, puede significar un viraje hacia posiciones m?s derechistas.

De cualquier forma, la naturaleza provinciana de las ?lites de poder en esta Isla, y lo reducido del espacio en el que nos desenvolvemos propicia que, gane quien gane, ganen casi todos. Sus empresas, sus negocios, est?n interrelacionados. Multitud de vasos comunicantes unen intereses hasta el punto de convertir a los realmente poderosos de cada una de estas fracciones, en una familia muy bien avenida.

Sin embargo, la apertura de un nuevo escenario pol?tico en la capital, puede ser en s? misma altamente positiva, de cara a poder ver n?tidamente las fracturas en el bloque de poder, paso necesario e imprescindible para que los sectores populares visualicen la naturaleza contingente del poder.
No se extraen las mismas ense?anzas contemplando un bloque homog?neo y sin fisuras, que un bloque con brechas, contradictorio, y en momentos, enfrentado en reyertas fratricidas. Nada produce tanto placer como contemplar a los enemigos despedazarse entre s?. Los romanos, muy duchos en esas pr?cticas, las convirtieron en su espect?culo preferido.

Por otra parte, un PSOE estancado, sin capacidad de cohesionarse internamente en Santa Cruz, se aleja de la posibilidad de aspirar a algo m?s de lo que tiene ahora. Con sus cinco concejales, de los cuales siempre habr? algunos entusiasmados poniendo la alfombra roja para que otros pasen por ella, est? inhabilitado como fuerza con capacidad de liderar un cambio en la ciudad.

Adem?s de ello, la teor?a de los vasos comunicantes tambi?n es aplicable a los socialdem?cratas santacruceros. Bien de manifiesto se puso este a?o tras las intervenciones judiciales sobre dirigentes de ATI, que tuvieron como desenlace, de manera un tanto inexplicable fuera de los vasos comunicantes, en este caso portando dinamita, la voladura del PSOE capitalino. Ciertamente, una muy buena comedia del absurdo, estilo Monty Pithon.

Fuera de ese escenario, animado para los investigadores en ciencias sociales, la ?nica posibilidad de impulsar una izquierda real es si entre todos llevamos a Alternativa S? Se Puede por Tenerife hasta el consistorio capitalino. Para ser una izquierda real, no basta con ser ideol?gicamente de izquierdas, sino, tambi?n y con la misma convicci?n, tener la capacidad de poner en marcha pol?ticas y gesti?n de izquierda. Eso hoy, en nuestra ciudad, s?lo es posible si los valios?simos cuadros que componen S? Se Puede consiguen el respaldo suficiente y logran algunas concejal?as en el municipio. Si se da esa circunstancia se podr? completar el puzzle del juego pol?tico en democracia, esto es, que exista un equilibrio relativo entre los sectores tradicionales vinculados al poder, y las fuerzas que representan posibilidades de cambio real en una direcci?n opuesta. La socialdemocracia, como partido de centro que es, pendular? en funci?n de la presi?n que sienta desde un lado o de otro del escenario pol?tico. Hay que procurar que tras el 27 de Mayo deje de estar todo tan escorado a la derecha.

*Domingo Gar? Hayek es miembro de Alternativa S? Se Puede por Tenerife

Tags: Canarias, Tenerife, Santa Cruz, izquierdas, elecciones, alternativa si se puede

Publicado por ubara @ 17:45
 | Enviar