Lunes, 30 de abril de 2007
Ram?n P?rez Almod?var

?La pol?tica que se hace me parece una verg?enza, pero apoyar? a Zerolo porque por lo menos es de aqu?, es lo que dice alguien con voz de se?ora en una cu?a de radio que emiten algunas emisoras en Tenerife. No es ninguna novedad en el pensamiento de ATI: lo ?nico que importa, el ?nico argumento realmente sustancial para apoyarles es que son ?de aqu?. En ATI siempre lo han tenido claro: uno de sus fundadores, Alfonso Fern?ndez, se present? a la reelecci?n a La Victoria en los d?cada de los ochenta con el siguiente lema: ?M?s vale ruin conocido??.
Cuando los estrategas de su campa?a venden que es ?de aqu? no se refieren a que Zerolo es del barrio de la Salud, de A?aza, El Sobradillo, El Tablero, Las Moraditas o Somosierra, porque de hecho no ha vivido en ninguno de los olvidados barrios del municipio, sino que descansa en un chalet en Guamasa, junto al campo de golf de Tacoronte; cuando dicen que es ?de aqu? abarcan toda la finca que consideran de su propiedad: la isla. Es una gigantesca campa?a populista: ni de derechas ni de izquierdas, ni rico ni pobre. De aqu?. Aunque sea rico, muy rico, y de derechas, pero ?de aqu?.

Zerolo es ?de aqu?, pero el 93% de los contratos de obras en Santa Cruz se adjudican a empresas ?de fuera?, como FCC, OHL, etc., las mismas que financiaron la campa?a Santa Cruz avanza. ?Acaso da igual lo que Zerolo haya hecho con el dinero de todos durante doce a?os? ?No debe importar a los ciudadanos que s?lo el 3% de 50.000 millones de pesetas de presupuestos se destinen a asuntos sociales mientras se revienta el albergue municipal por falta de espacio?

El potencial votante ya tiene m?s referencias: apoyar a Zerolo es apoyar a alguien que siendo ?de aqu? dedica la mayor parte de los presupuestos a Urbanismo, impuestos de todos los santacruceros que adjudica a empresas que no son ?de aqu?. Pero eso al campe?n de la demagogia le da lo mismo: no tiene otra cosa que vender que ser ?de aqu? despu?s de su desastroso mandato, concluido con la guinda de una triple imputaci?n delictiva: cohecho (ser receptor de un soborno), prevaricaci?n y malversaci?n de caudales p?blicos. Un verdadero bochorno para los que tambi?n siendo de aqu? observan c?mo se vende y se destroza la ciudad y la isla.

A muchos chicharreros que no viven del clientelismo de ATI les sonroja no ya que se pueda hacer semejante campa?a, pedir el apoyo de alguien porque es de un lugar y no de otro, sino por el mero hecho de ver a Zerolo presentarse a la reelecci?n en una especie de plebiscito popular que no le absolver? de sus problemas judiciales, que se dilucidan en otro poder del Estado. Zerolo har? c?mplices de su mala gesti?n y de sus presuntas malversaciones de fondos p?blicos a todos los ciudadanos que le voten, con la inestimable ayuda de algunos medios de desinformaci?n donde medran algunos inmorales que aprovechan para hacer caja.

La administraci?n de Justicia (?) ha mirado durante demasiado tiempo para otro lado. Es imposible creer que hayan estado tan ciegos durante estos ?ltimos 20 a?os. Es inconcebible que el Gobierno evapore m?s de 1.900 millones de pesetas en el proyecto de Tindaya o miles de millones de los fondos del Icfem y las c?rceles est?n llenas de peque?os delincuentes, sobre los que nos alertan los mismos pol?ticos que se presentan a las elecciones: eso que denominan inseguridad ciudadana. Peque?os delincuentes sobre los que caen sin piedad los paramilitares de la Unipol, que cabalgan a lomos de motores de muchos caballos que equipan veh?culos de una conocida marca alemana y que distribuye en exclusiva un concesionario instalado junto a la Comisar?a Superior de Polic?a de la avenida Tres de Mayo.

La aut?ntica inseguridad para un ciudadano que crea en las leyes y en su cumplimiento es que presuntos delincuentes de cuello blanco gestionen el dinero de todos con la complicidad, por dejadez o negligencia de funcionarios de Justicia, que puedan presentarse a las elecciones pese a todo y que sus campa?as las financien tranquilamente multinacionales del ladrillo, de distribuci?n alimentaria, de tranv?as, etc., y que sean elegidos.

Es otro paso m?s en la degradaci?n de ese sistema que ellos llaman democracia y que el d?a 27 de mayo celebra su fiesta mayor. Es una l?stima que CC no presente a los hermanos Dalton al Ayuntamiento de Santa Cruz, al Cabildo y a La Laguna porque con los Dalton en la alcald?a de Santa Cruz, el dinero obtenido por la operaci?n de Las Teresitas sin tener que forzar ninguna caja fuerte, menos a?n la de CajaCanarias que se abri? virtualmente para avalar el proyecto, igual se hubiera repartido el bot?n entre m?s ciudadanos, incluidos aquellos a quienes persigue la Unipol.

Zerolo y todos los que estando imputados se presentan en Canarias a las elecciones degradan la democracia, que cada vez est? m?s claro que no es esto que nos venden cada cuatro a?os. En Tenerife, la lista de imputados de Coalici?n Canaria va en aumento: adem?s de Zerolo, Isaac Valencia en La Orotava y ahora Jos? Alberto Gonz?lez Rever?n en Arona. Sobre Ana Oramas pende una denuncia penal por vulnerar los derechos de los trabajadores (de la Banda de M?sica de La Laguna) y sobre Vidal Su?rez, otra especie aut?ctona (el alcalde casi vitalicio), en Tegueste, una denuncia ante la Fiscal?a Anticorrupci?n por falsedad documental y delito contra la ordenaci?n del territorio.

Este es el paquete completo que ofrece el candidato de CC, Paulino Rivero, que incluye a su se?ora esposa, ?ngela Mena, en la lista de Zerolo. Por eso es muy dif?cil de creer al se?or Rivero cuando, despu?s de 30 a?os alternando cargos p?blicos, pregona la segunda modernizaci?n de Canarias. Pero menos cre?ble resulta cuando no es capaz de producir una regeneraci?n democr?tica en su propio partido, que a partir del 12 de mayo puede lanzar sin temor y en coherencia con sus postulados, s?lo porque son ?de aqu?, su pr?ximo anuncio: v?tanos, sinverg?enza.

Tags: Canarias, Tenerife, Zerolo, elecciones

Publicado por ubara @ 17:30  | opini?n
 | Enviar