Domingo, 06 de mayo de 2007
Foro contra la Incineraci?n
.

Yo creo que no est? bien reirse del Tribunal Superior de Justicia de Canarias. O no deber?a estar bien, supongo. Pero que, despu?s de los a?os que llevamos al tumbo con lo del pelotazo de Las Teresitas, se desmarquen ahora con unos registros a algunas empresas de Antonio Plasencia e Ignacio Gonz?lez -el grande-, ambos imputados, y de lo que hemos venido a enterarnos -como en todo lo referente a este asunto- por un peri?dico de Las Palmas porque los de aqu? juraron en su momento pacto de silencio, o beligerancia plena, hacia cualquier imputaci?n de corruptelas a Zerolo o su entorno, pareciera cosa de risa.

Porque yo no s? si el Ignacio Gonz?lez y el Plasencia son tipos imprudentes o no, ?qu? co?o s? yo que no tengo dossier de nadie como el Vargas!, pero p?nganle el cu?o que de gilipollas no tienen nada. ?C?mo si no dos individuos tan brutos pueden llegar a controlar todo lo divino y lo humano en esta Isla sin presentarse a elecciones de ninguna naturaleza? Bueno, el Ignacio s? lo hizo por el PePe, con unos varapalos impresionantes, por cierto. Aunque ahora el hijo ha invertido lo que no est? en los escritos por lo mismo.

Porque es que si cogen a un camello -por poner un ejemplo-, que lleva meses en las portadas de algunos peri?dicos por sospechoso, que tiene presentada una terror?fica querella criminal por parte de la Fiscal?a, con los instrumentos para cortar los polvos blancos en su casa, es como para meterle una manta de palos no por traficante, sino por guanajo.

Y es que en esta investigaci?n rid?cula, absurda y rayante con lo estrictamente grotesco, todo han sido pa?os calientes porque la justicia no es igual para todo el mundo y los parlamentarios tienen todos los privilegios, cuando alguien los imputa, independientemente de que el asunto tenga algo que ver con sus responsabilidades parlamentarias o no. Yo creo que por eso muchos individuos de lo m?s raros, como ese de Fuerteventura al que la polic?a cient?fica de Madrid fue incapaz de reconocerle la voz que -por otro lado- todo el mundo le reconoce, se dan de pu?aladas por ocupar uno de esos esca?os. Cuando all? se consigue poner el culo se ve la vida de otra manera m?s relajada si eres hombre o mujer de 'negocios', dig?moslo as?.

Pero es que esos privilegios judiciales no afectan s?lo a esos se?ores y se?oras. No, todo su entorno, o todos los que lleven a cabo negocios o lo que sea con ellos, se cubren tambi?n de ese manto protector porque simplemente con relacionar cualquier trapisonda, con una simple llamada telef?nica interceptada con un diputado -como le pas? al de las camas de Mog?n cuando llam? a Ad?n Mart?n por tel?fono-, el asunto pasa a las altas esferas judiciales donde casi todo son garant?as y nada patadas en la puerta ni rollos de esos a los que estamos expuestos es resto de los mortales.

En Marbella, en Telde, en Mog?n... en muchos sitios la gente ha dormido, unos m?s que otros, en las comisar?as en una gran pamplina contra la corrupci?n que, con el simple contacto con un diputado o senador, hubieran evitado todos ?stos ignorantes de la pol?tica. Aqu? la cosa es poner el trasero en el esca?o aunque sea, como el caso de Zerolo, para no abrir la boca en cuatro a?os.

Con eso y con una Delegaci?n del Gobierno que avisa, en gesto de solidaridad, a los dirigentes de los partidos de las inminentes detenciones y registros pues, francamente, perm?tanme que con todo el respeto del mundo -y todo lo que ustedes quieran- me r?a yo de que a estas alturas de la pel?cula algunos con toga, con escafandras, con guantes o con lo que sea nos vengan a montar un numerito para hacernos ver que alguien tiene el m?s m?nimo inter?s en averiguar algo de un asunto, y unas sospechas, que a cualquier otro mortal -no aforado- le hubiesen supuesto una patada en la puerta, el interrogatorio incomunicado durante 48 horas -como m?nimo- y los registros indiscriminados desde hace ya un par de a?os, al menos.

Leer mas y ver fotos....

Tags: Canarias, Tenerife, corrupción, policia

Publicado por ubara @ 13:10  | Islas
 | Enviar