Lunes, 14 de mayo de 2007
Rafael Morales

La credibilidad internacional del presidente ?lvaro Uribe toca fondo tras su viaje a Estados Unidos. All? contempl? c?mo recortaban fondos al costoso Plan Colombia y c?mo el Congreso estadounidense puede convertirse en un obst?culo para firmar el Tratado de Libre Comercio (TLC). Por otro lado, el senador Gustavo Petro pas? por Espa?a, donde plante? la necesidad de que el Tribunal Penal Internacional (CPI) intervenga en Colombia por el caso de la parapol?tica, es decir, la influencia de los paramilitares en la pol?tica oficial.
George Walker Bush y su secretaria de Estado, Condoleezza Rice, apoyan incondicionalmente a Uribe, porque consideran el TLC como parte vital de la estrategia de seguridad nacional de Estados Unidos. Colombia recibe m?s ayuda militar norteamericana que cualquier otro pa?s latinoamericano, pero la lucha contra la guerrilla de la FARC s?lo ha cosechado fracasos al tiempo que el balance sobre los derechos humanos no encuentra progresos. De ah? el recibimiento al presidente Uribe de la dem?crata y presidenta de la C?mara de Representantes, Nancy Pelosi: ?Felicito a quienes en Colombia han denunciado a los paramilitares y nexos con los congresistas de la coalici?n uribista. Es esencial que el Gobierno de Colombia investigue y condene las relaciones entre paramilitares y autoridades colombianas, incluidas las de alto nivel.? El congresista James McGovern a?adi?:?No se trata s?lo de palabras, informes o crear unidades de investigaci?n, sino de resultados y condenas. Verdaderos progresos.?. El presidente encontr? tambi?n protestas de los sindicalistas estadounidenses por los asesinatos de destacados l?deres laborales colombianos.

Los jefes paramilitares aseguran que llegaron a tener bajo control al 30% de los congresistas. Lo nuevo no consiste en esas relaciones, conocidas desde hace a?os, sino en los procesos judiciales abiertos contra importantes pol?ticos de la derecha gracias, entre otras revelaciones, a las declaraciones de los criminales afiliados a las Autodefensa Unidas de Colombia (AUC) que pretenden reinsertarse socialmente como respetables ciudadanos. Cada d?a aparecen nuevos elementos de la parapol?tica, algunos de los cuales conducen al mismo presidente Uribe, al menos durante su gesti?n como gobernador de Antioquia. O relaciones con algunos de sus m?s ?ntimos colaboradores de gesti?n gubernamental durante los ?ltimos a?os. Las fincas de la familia Uribe se utilizaban en Antioquia como base de operaciones de los paramilitares ligados al narcotr?fico.

La democracia colombiana est? tocada por la represi?n indiscriminada de la poblaci?n m?s pobre y sus representantes pol?ticos, sociales y sindicales. El senador del Polo Democr?tico Alternativo, Gustavo Petro, present? en Espa?a sus protestas por la pasividad de la Uni?n Europea ante el esc?ndalo de la parapol?tica. Critic? la pasividad del Tribunal Penal Internacional que ni siquiera env?a observadores. ?Y nuestro pa?s? ?La UE concede gran atenci?n a Espa?a en relaci?n con Am?rica Latina. Pero los Gobiernos del Partido Popular y del PSOE han desarrollado pol?ticas muy similares porque la diplomacia espa?ola est? ligada a los intereses de las empresas, que buscan tranquilidad para sus negocios. Por eso, Espa?a no act?a. Y al no actuar, su eco resuena en Europa?. M?s claro, el agua clara.

Tags: Colombia

Publicado por ubara @ 16:46  | Exterior
 | Enviar