Jueves, 17 de mayo de 2007
a relaci?n entre Grupo de Cooperativas Europa, SAU, y la empresa municipal Urvitel es la historia de una gran estafa a los ciudadanos de Telde. Si en el sumario abierto del caso Faycan se recoge con claridad c?mo el Partido Popular de Telde desvi? partidas municipales para programas de empleo subvencionados por la Uni?n Europea, la investigaci?n de CANARIAS AHORA que forma parte de la pieza separada n?mero 38 del caso ataca de lleno a otra de las necesidades b?sicas del ser humano: el derecho a tener una vivienda digna.

El plan urdido por el administrador ?nico de Grupo Europa, Jos? Manuel Ant?n Mar?n, supon?a para sus interlocutores la aut?ntica gallina de los huevos de oro en el plano electoral: construir gran cantidad de viviendas de protecci?n oficial para satisfacer las necesidades de la poblaci?n, sin que las promociones significaran coste alguno para los ayuntamientos y empresas municipales a las que propuso esta operaci?n a gran escala.

Ant?n Mar?n, presentado casi siempre a alcaldes y concejales por el portavoz del PP en el Parlamento de Canarias, Jorge Rodr?guez P?rez, despejaba cualquier duda sobre los costes en los responsables de las administraciones p?blicas, porque la operaci?n consist?a en que ayuntamientos o empresas municipales cedieran de manera gratuita el suelo donde se construir?n, bajo su supervisi?n y fiscalizaci?n, las futuras promociones de viviendas por medio de cooperativas a las que pasar?a el riesgo econ?mico.

Ese suelo, adem?s, se convertir?a en el "colch?n" para repartir ping?es beneficios, en dinero negro, entre pol?ticos, empresarios y la propia mercantil de Ant?n Mar?n. A pesar de no costar un euro el suelo para la cooperativa que se creara para cada una de las mismas, como Grupo de Cooperativas Europa SAU tendr?a el control de esas cooperativas seg?n el pliego de condiciones previamente dise?ado para los contratos de asistencia t?cnica, nadie sabr?a qu? gastos se imputar?an al coste de la vivienda.

Y el suelo, en realidad, costaba dinero. Cara a los bancos, a la hora de pedir el pr?stamo promotor, se fijaba en el 15% m?ximo que establece la Ley para las viviendas de protecci?n oficial, pero incluso en algunos casos constatados por CANARIAS AHORA, ese porcentaje se convert?a en el doble.

Grandes beneficios que nunca llegaron a materializarse

Esos grandes beneficios ilegales, que nunca se llegaron a materializar porque deb?an revertir con la entrega final de las promociones -no se ha culminado ni una de las 700 casas previstas- fueron la otra parte de la gallina de los huevos de oro que engatus? a m?s de un ayuntamiento. No s?lo Telde. "Y queda un dinero a repartir", era la frase que repet?a Ant?n ante los pol?ticos. Y cada cual lo entend?a c?mo su conciencia le dictara.

Fue el estallido de Faycan, el 1 de marzo de 2006 con la detenci?n de To?i Torres, el detonante para el desmoronamiento de todo este plan en el que finalmente quien iba a pagar los costes falsos del suelo gratuito era cada uno de los adjudicatario de las viviendas: por ley, ninguna promoci?n en r?gimen de cooperativas debe dar beneficios, y si los genera, ha de repartirse entre todos los componentes de esa promoci?n de viviendas concreta.

Nadie se iba a enterar, hasta que Faycan se llev? por delante todo este plan para repartir "dinero a espuertas". Palabra de Ant?n Mar?n.

Tags: Canarias, corrupción

Publicado por ubara @ 0:11  | Islas
 | Enviar