Mi?rcoles, 30 de mayo de 2007
Foro contra la incineraci?n


En esto del juego democr?tico o electoral, consistente en meter los votitos en la urna muy de vez en cuando, no vale para nada aquella machangada de que 'lo importante es participar'. Ni de co?a.

Porque es que yo desde que ayer he o?do al Javier Abreu con una terrible pataleta contra los vecinos de Geneto y de los Bald?os por haberle votado a la Oramas -pese al pelotazo que seg?n el Alem?n y ?l van a dar los de la ATI en toda esa zona, aunque siempre se han negado a dar nombre alguno-, lo ?nico que me pregunto es c?mo existe alguien en este mundo dispuesto a dar un voto al que no sabe asumir deportivamente un buen varapalo cuando procede de los vecinos a los que pretenden gobernar.

Algunos han llegado a insinuar, o a manifestar claramente, el car?cter corrupto del pueblo de Santa Cruz por haber puesto primero otra vez al Zerolo. Eso a pesar de que menos de 2 de cada 10 santacruceros con derecho a voto -y pese a los augurios del pat?tico Paulino seg?n los cuales los indicios de corrupci?n le har?an arrasar- le han dado su apoyo en el plebiscito que plante? el alcalde para parapetarse tras el voto ciudadano frente a las querellas que le afectan por asunto de corrupci?n. Y otros piensan, yo creo que ingenuamente, que en esta tierra es tan f?cil hacerle sombra a un individuo como Ricardo Melchior, el pol?tico m?s nefasto que haya existido en esta tierra nunca desde nuestro modesto punto de vista, pero que no s?lo trabaja 16 horas diarias dando palmetazos por ah? a todo el mundo, sino que es objeto de aut?ntica veneraci?n -ellos sabr?n por qu?- por parte de los medios de comunicaci?n de esta Isla.

Y a m? me parece una barbaridad, de considerable magnitud, acusar a la gente de corrupta o ignorante por votar por ?ste o por el otro. Porque es que, adem?s, el haberle metido el miedo en el cuerpo al Zerolo, incluso al Melchior que en los ?ltimos d?as perdi? los nervios hasta tal punto que sac? a su mejer, a la que siempre hab?a mantenido al margen de esta historia, a defenderle al m?s puro estilo mon?rquico en una revista car?sima que se distribuy? gratuita y masivamente por toda la Isla; pese a que El D?a -y otros muchos medios- ped?an directa e indirectamente el voto para ellos desde hace meses, le parece a uno motivo para la esperanza junto con la desaparici?n de la CoCa, el batacazo del PePe en Gran Canaria, del PSOE en Tenerife y el espantoso rid?culo del CCN.

Ana Oramas, a costa del estado de abandono de media Isla, ha conseguido que el Melchior le haga piscinas, parques, campos de f?tbol, centros ciudadanos... hasta un disparatado tranv?a que no sabremos nunca ni lo que nos ha costado ni cu?ndo terminaremos de pagarlo. De todo por todas partes donde hab?a un voto que trincar. Hasta los Reyes de Espa?a se prestaron a venir ha hacerle campa?a para inaugurar tranv?as que no funcionan o bibliotecas sin libros. Hay gente normal que llora cuando alguien le nombras a la Oramas, descendiente directa de las figuras m?s insignes del caciquismo isle?o, porque ?sta es de las que les deja su tel?fono m?vil a los dirigentes vecinales para resolverles, directamente y de favor -ellos no entiende de derechos ciudadanos sino de 'favores'-, todos los problemitas p?blicos y privados que le surjan por aqu? o por all?. Y contra eso no hay quien pueda de momento ni de co?a. Acaso los fiscales y los jueces que est?n entretenidos empurando a choricillos por aqu? y por all?. Y el que sea incapaz de ver y analizar adecuadamente esa realidad est? condenado indefinidamente al fracaso m?s estrepitoso, sobre todo si lo que se dedica es a insultar gratuitamente al personal.

Y todo el mundo habla de la mayor?a absoluta del Rever?n en Arona, como otro misterio. Y probablemente el que eso dice es que no ha estado en Arona nunca m?s que para coger el barco en Los Cristianos, porque desconoce que los aroneros, los pocos aroneros que han ido a votar, le han pegado una patada por el culo al individuo que m?s dinero se gast? en la campa?a y que m?s ha mangoneado el urbanismo en ese pueblo desde hace d?cadas. Las alternativas al Rever?n, que inteligentemente ha trabajado los temas sociales como nunca antes hab?a visto la gente por all?, eran, entre otras, la de un concejal de jardines despechado que contrataba con su propia empresa desde el Ayuntamiento. Y lo que han demostrado los poqu?simos ciudadanos de Arona que han ejercido su derecho al voto es que total y absolutamente gilipollas, como los quieren presentar algunos, no son ni de co?a.

Hay gente que pretende, en lugar de trabajar dura e inteligentemente durante cuatro a?os, una especie de 11 M que lo revolucione todo de repente. Y hay otros, los m?s bestias seguramente, que muestran un desprecio total y absoluto no s?lo por los que no les han votado, sino sobre todo por los 100, 500, 1.500 o 5.000 que les han votado, a?n a sabiendas de que dif?cilmente iban a obtener representaci?n, para que sigan defendiendo determinados planteamientos desde la oposici?n, dentro o fuera, porque en ning?n sitio est? escrito que el que se queda fuera de las instituciones no tiene derecho a la vida.

Es m?s, el chiflado del Javier Abreu ha dicho que ahora la Oramas, por culpa de los ciudadanos que la han votado masivamente, podr? hacer su pelotazo de Geneto, terminar de cargarse la banda de m?sica o lo que le d? la gana porque tiene mayor?a absoluta. Y eso no es m?s que la pataleta infantil del que no cree en la democracia, del que no cree en la Justicia, del que no cree en la movilizaci?n ciudadana -s?lo cuando se pone al servicio de su partido- o no considera en nada el derecho de las minor?as o en el papel fundamental que el sistema democr?tico otorga a la oposici?n pol?tica. Porque contra todos los grupos pol?ticos, incluido el suyo, la ciudadan?a y la Justicia han puesto en un compromiso a los promotores del pelotazo de Las Teresitas pese al Zerolo, al Chaves, a El D?a, al Florentino Guzm?n, al Javier Abreu... y a todo el poder medi?tico y econ?mico que se ha puesto incondicionalmente al servicio de esa inmoralidad.

Y as? es como nosotros vemos las cosas y as? es como se las hemos contado, meti?ndonos en unos terrenos que ni son los nuestros ni nos producir?an la m?s m?nima depresi?n ni des?nimo si no fuera porque gente a la que apreciamos, y consideramos valiosa para el futuro de esta tierra, consideran que s?lo ganando elecciones se puede transformar una sociedad que no puede prescindir de voces cr?ticas por mucho que diga o nos insulte El D?a. Sencillamente porque el paso siguiente consiste en bajar el escal?n que separa lo que en la pr?ctica es un r?gimen pol?tico -donde el inter?s p?blico y privado se confunde descaradamente- a una dictadura bananera en sentido pleno.

Por cierto, feliz d?a de Canarias aunque don Jos? se haya quedado sin premio.

ver fotos...

Tags: Canarias, elecciones

Publicado por ubara @ 11:47  | Canarias
 | Enviar