Viernes, 01 de junio de 2007
Ram?n P?rez Almod?var

Los resultados de las elecciones del pasado domingo tendr?n m?s consecuencias que algunas muertes pol?ticas anunciadas. Jos? Carlos Mauricio ha sido el primero en reconocer que se jubila, pero para otros tambi?n se presenta un futuro pol?tico m?s bien oscuro. Otros dos son el presidente de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz, Luis Su?rez Trenor, que ya est? despejando su despacho, y su amigo que comparte el auto de Garz?n, el se?or Miguel Zerolo, que trat? de convertir las elecciones en un plebiscito. Ni ?l mismo se lo pod?a creer el domingo por la noche: ?Es un milagro?, dijo. No es un milagro, pero desde luego s? que es absurdo que alguien que obtiene el 18% de los votos del total de electores renueve su mayor?a para ser alcalde, aunque pierda tres concejales.
Sin embargo, los resultados en Tenerife ponen en dificultades a ATI en instituciones clave como el propio Ayuntamiento de Santa Cruz o el Cabildo de Tenerife. No es lo mismo gobernar en solitario, obviamente, que tener a miembros de otro partido sentados en la comisi?n de gobierno. Ya no podr?n adjudicar dinero p?blico ni contratar asesores con tanto descaro, con impunidad, sin transparencia. Una cohorte de cientos de enchufados y est?magos agradecidos depende de los gobiernos de ATI y ser? muy divertido ver a toda esa tropa ganarse la vida en la empresa privada que tanto defienden pero de la que huyen desde 1993?o antes.

Esta consecuencia derivada del control de los presupuestos y del Bolet?n Oficial de Canarias es, sin duda, lo mejor de la jornada electoral, que contiene como efecto directo cambios en el Gobierno auton?mico, en gobiernos insulares y en las dos capitales de la Comunidad Aut?noma.

Otra consecuencia, a medio plazo, es la descomposici?n de Coalici?n Canaria. De hecho, en Tenerife ya algunos plantean descaradamente renunciar definitivamente a ese proyecto y enrocarse en ATI, en volver al ultrainsularismo del que en realidad nunca salieron sino para presentar un decorado que ocultaba la triste realidad que, para ellos, acaba de representar ese espectacular apoyo a Mauricio en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria.

CC es fundamentalmente ATI y siempre ha sido ATI, con todo un poder empresarial manejando la tramoya en su propio inter?s. S?lo el poder palmero ha supuesto un respeto, adem?s de una garant?a de votos por el sistema electoral, aunque a Antonio Castro lo dejaran tirado, una vez m?s, en el Consejo Pol?tico que entroniz? a Paulino Rivero como candidato, y porque el clan palmero siempre ha acabado colocado en los resortes del poder pol?tico, porque ha garantizado lo que otros no: cuatro diputados.

El PP se desploma en Gran Canaria y, gracias al pacto de Soria con Mauricio, en Tenerife es un enano, aunque ha empezado a crecer a costa de ATI, precisamente, all? donde no ha pactado con los nacionalistas, pues siempre que lo han hecho han perdido votos, como en La Laguna. ?Para que votarles, si ATI hace el mismo trabajo?

Con Soria hundido y sin poder y un PP a la baja en Gran Canaria, el PP de Tenerife tendr? que empezar a buscarse las casta?as por sus propios medios, porque Rajoy los necesita dentro de ocho meses para el verdadero objetivo que ocupa a los populares: llegar a la Moncloa. Por eso no destituyen a Soria, aunque ?l se ufane y diga que no piensa dimitir. Un mal resultado en Canarias en las pr?ximas elecciones generales y Soria caer? fulminado y cumplir? el resto de los tres a?os en la oposici?n, al margen de sus temas judiciales, viviendo en su mansi?n, a la que s?lo le faltan un par de aerogeneradores para autoabastecerse de energ?a, como dijo la semana pasada en una radio local el ex presidente del PP de Tenerife, Francisco de la Barreda.

El propio ?ngel Llanos descubri? en precampa?a que el PP ocupa el mismo espacio pol?tico-ideol?gico que ATI, de ah? que la ?nica soluci?n para los populares sea erosionar el poder local de la derecha insularista. Es lo que percibe con claridad Eva Navarro en el Puerto de la Cruz, al margen de cuestiones personales con el l?der de CC, Marcos Brito.

En el PSOE de Tenerife los cambios internos tambi?n se aplazar?n hasta despu?s del verano, pero lo l?gico es que tendr?n que hacerse para permitir que otros personajes como Jos? Segura o Domingo Medina sigan los pasos de Mauricio.

En cuanto a Granadilla, habr? que ver si el concejal de S? Se Puede, Antonio Cabrera (ex Ican), da la alcald?a a la candidata de Coalici?n Canaria con el apoyo del Partido Popular para formar gobierno, y c?mo se explica despu?s de que alg?n dirigente de ese nuevo partido se haya presentado como la alternativa real a la izquierda del PSOE. Porque CC y PP, aparte de otras cuestiones, tambi?n apoyan el puerto de Granadilla, aunque la candidata de CC se oponga en el municipio sure?o.

Este nuevo panorama pol?tico configura un escenario esperanzador para la democracia en Tenerife, porque se atisba en el horizonte el final de un r?gimen autoritario del que han vivido cientos de par?sitos que han consumido los impuestos de los ciudadanos; par?sitos de todos los tama?os, desde los que facturan decenas de miles de millones de las antiguas pesetas hasta los que han mantenido un alto nivel del vida por un gran sueldo complementado por dietas sin dar un palo al agua. Para muchos en Tenerife se acab? la fiesta, compadre. A currar, como la mayor?a.

Tags: Canarias, elecciones

Publicado por ubara @ 0:34  | Canarias
 | Enviar