Jueves, 07 de junio de 2007
Ram?n Afonso - Canarias-semanal.com


La inteligencia gringa -la CIA- ha reservado al grupo Prisa en el estado espa?ol el protagonismo en su cruzada planetaria contra la Revoluci?n Bolivariana; ya antes se le hab?a encomendado legitimar las agresiones del imperio y la oligarqu?a: el paro empresarial y petrolero, los sabotajes, las m?ltiples guarimbas o, incluso, el fallido golpe de estado de abril de 2002 (el Carmonazito); ahora toca convertir la leg?tima decisi?n del gobierno venezolano de no prorrogar la licencia a RCTV en un ataque a la libertad de expresi?n.

No renovarle la licencia a una emisora golpista que ten?a abiertos m?s de 2.000 expedientes por incumplimientos de la Ley de Responsabilidad Social, sin que nunca se le hubiera sancionado, ha servido como pretexto a una oposici?n cobarde, desesperada ya por la imposibilidad de llegar al poder democr?ticamente, para dar sus ?ltimos y peligrosos peligrosos coletazos apoy?ndose esta vez en la Iglesia, universidades y colegios privados y, c?mo no, en los medios de comunicaci?n.

Habr?a que recordar que el gobierno del presidente Ch?vez jam?s ha clausurado ning?n medio de comunicaci?n ni procesado a ning?n periodista. Sin embargo, no pas? lo mismo con el estatal Canal 8 que fue cerrado por los golpistas en 2002, los mismos que ahora esgrimen la libertad de expresi?n para atacar a la Revoluci?n Bolivariana; ni tampoco con Catia Tv que sufri? los ?ardores democratizadores? del antichavista Alfredo Pe?a, uno de los cinco alcaldes de Caracas, que envi? a la Polic?a Metropolitana a precintar la cadena en julio de 2003. Pero estos acontecimientos no merecieron ni una nota de repulsa por parte de estos adalides de la libertad de expresi?n enquistados en TVE, Reuters, CNN, Prisa, el D?a, La Provincia?

A estas alturas, nadie debe dudar de la justicia de la medida, ?bueno! nadie que haya podido informarse de verdad en otros medios de comunicaci?n, los llamados alternativos; por su parte, fiel a su ideario contrarrevolucionario, Prisa sigue poniendo todos sus medios al servicio de la mentira y la manipulaci?n: as? se pudo o?r a Carlos Llamas en la Cadena Ser tildar a Ch?vez de ?esquizofr?nico? y afirmar que ?el r?gimen chavista, una vez cerrada RCTV, ha puesto el punto de mira en Globovisi?n, la ?nica cadena de televisi?n que le queda a la oposici?n?? Miente a conciencia y silencia que casi el 80 % de las cadenas de televisi?n venezolanas est?n en sus manos; o tambi?n a Jos? Ram?n de la Morena, director de El Larguero, famoso por sus memorables entrevistas al corrupto alcalde Jes?s Gil, y a un tal Alcal? que, mientras entrevistaban a Alberto Camardiel, un periodista deportivo de RCTV, repitieron la consigna de que el canal lo cierra arbitrariamente Ch?vez, y todo sin escamotear insultos al presidente de todos los venezolanos y, por supuesto, sin hacer ninguna alusi?n al papel de la cadena, sus propietarios y muchos de sus profesionales, en la asonada golpista de 2002. Pero d?nde estaban estos ?pimpinelas escarlatas? cuando Marcel Granier, propietario de RCTV, realizaba las ?purgas? contra sus trabajadores, simplemente, por simpatizar con el presidente Ch?vez.

Pero ha sido en El debate de CNN -cadena controlada por Prisa- donde ha aflorado la verdadera dimensi?n democr?tica de estos defensores de la libertad de expresi?n; el historiador y embajador venezolano en la Espa?a franquista Carlos Capriles Ayala, invitado de Jose M? Calleja, afirmaba sin ning?n tipo de pudor que ?era muy dif?cil tumbar a este tipo (Ch?vez) por medio de un levantamiento popular? y que la ?nica salida que le quedaba a Venezuela era ?un golpe de estado militar?, depositando en los militares todas sus esperanzas ?democr?ticas?. Esa es la libertad de expresi?n que defienden Polanco y sus secuaces: la de los golpistas de RCTV.

Ciertamente, se coge primero a un redactor jefe de Prisa que a un cojo, o a alg?n dirigente de Reporteros sin fronteras... Si realmente quisieran hacer algo por la libertad de expresi?n a qu? esperan para informar, aunque sea a hurtadillas, sobre el calvario por el que est?n pasando sus compa?eros de Socater (Sociedad Canaria de Televisi?n Regional) que est?n en huelga desde hace semanas. Socater, empresa participada por Prisa, es la encargada de proporcionar la programaci?n a la Televisi?n Canaria. Una televisi?n que comenzaba su andadura en 1999 y que ha multiplicado por tres un presupuesto inicial de 3.000 millones de ptas. ya que Coalici?n Canaria siempre ha satisfecho las demandas de la productora que ha obtenido, adem?s, unos beneficios de 2.500 mill. en 2005 y otro tanto en 2006. A pesar de ello, y mientras cinco privilegiados empleados se reparten el 5% de la masa salarial de la empresa, niegan al resto de la plantilla (211 empleados) una remuneraci?n digna que los equipare con la de otras televisiones auton?micas, tambi?n participadas por Prisa, y todo sin que aquellos defensores de la libertad de expresi?n digan ni p?o; cuando sus compa?eros luchan contra una precariedad insoportable ellos silencian que Juan Carlos Gonz?lez, Xu?ncar, ?Adelantado? de Polanco en esta Tierra ?nica y consejero delegado de Socater, miente cuando dice que los sueldos de los huelguistas superan los 20.000 ? y que, encima, los esquirolea al seguir proporcionando programas a trav?s de Mediareport, productora tambi?n de Sogecable, lo que adem?s encarece el producto.

Con una apat?a impropia de un gestor p?blico honesto, Daniel Cerd?n, ?ntimo colaborador de Ad?n Mart?n, nombrado recientemente director general de la cadena, lejos de defender los intereses p?blicos se inhibe al no exigir a la productora que se siente a negociar con los trabajadores, permitiendo que Socater act?e con m?todos que recuerdan el matonismo de los a?os veinte. Por su parte, Miguel ?ngel Daswani, jefe de los servicios informativos -otro de los cargos pol?ticos del canal- se est? ganando a pulso el apelativo de ?el Urdaci canario? al ejercer como perro de presa de la productora frente a sus ?compa?eros? en huelga. Daswani, autor de perlas tan desafortunadas como: ?En los lagartos gigantes de El Hierro no es oro todo lo que reluce pues se ha sabido que practican la homosexualidad?, ha llegado a afirmar que los trabajadores vulneran el derecho constitucional a la informaci?n de los ciudadanos, adem?s de mentir descaradamente cuando acus? a sus compa?eros en huelga de agredir a una trabajadora. Remat? la faena afirmando, en el programa especial de la noche electoral, que los huelguistas pertenec?an a una de las 25 productoras que proveen a La nuestra, sabiendo perfectamente que Socater es la sociedad que gestiona a su antojo el dinero p?blico para subcontratar productos y servicios a otras productoras.

Mientras sus compa?eros canarios son desalojados por la polic?a de las dependencias donde realizaban un encierro neg?ndoles la comida, el agua, y hasta la asistencia de la Cruz Roja, de la Morena calla; cuando denuncian la p?rfida connivencia entre los responsables de contenidos y la camarilla de Coalici?n Canaria, Carlos Llamas calla; tambi?n Calleja lo hace cuando Sogecable ejerce el terror laboral. Saben que siempre tendr?n a mano logros pol?ticos, econ?micos y sociales tan importantes como la Venezuela Bolivariana que boicotear, prostituyendo, como hacen ahora, la lucha por la libertad de expresi?n.

Tags: Canarias, TV Canaria, RCTV, PRISA, Venezuela

Publicado por ubara @ 23:46  | Canarias
 | Enviar