Martes, 12 de junio de 2007
Tengo aprecio personal por Jos? Tom?s Bethencourt por dos motivos importantes. Uno me viene como herencia fraternal del que me une a su hermano Carlos "el Beta" desde aquellos tiempos, ya lejanos, en que compart?amos trincheras - que entonces lo eran- yo en la CCT y ?l en el incipiente STEC, en las Asambleas que iniciaron los combates por una escuela y ense?anza acorde con la realidad canaria. El otro me viene de la experiencia conjunta -con muchos otros valiosos compa?eros- que tuvimos hace ya 20 a?os en la campa?a del FREPIC-AWA?AK bajo el lema electoral de "Ac?rcate a la Independencia". A raiz de eso recuerdo que, un par de a?os m?s tarde, public? Jos? Tom?s en El D?a su art?culo "Independencia de Canarias para la liberaci?n psicol?gica de nuestro pueblo" con lo que, junto con Pablo Quintana, se convert?a en uno de los escasos miembros del Claustro de la ULL declaradamente independentista. De ese art?culo envi? copia al compa?ero Juan Morales, corresponsal de "La Sorriba" y activo propagandista de nuestra lucha en la hoy Rep?blica Bolivariana, para su publicaci?n en la prensa venezolana en su columna de "El Informador" de Barquisimeto, como as? lo hizo. Otra copia se la envi? al malogrado y querido Catedr?tico de Psicolog?a de la ULPG, Manolo Alem?n, admirador confeso del tambi?n cura Camilo Torres, pero que, en su lucha, emple? solo las armas de su obra cient?fica, como la paradigm?tica "Psicolog?a del hombre Canario" que hab?a publicado unos a?os antes y en la que, a mi juicio, encajaba el citado art?culo de Jos? Tom?s.

Basado en ese aprecio es desde donde quiero expresar mi disenso con su reciente art?culo "Ya pas?, ya se march?, la borrachera electoral del 07" publicado en "El Guanche" digital. Entiendo de antemano que esta contesta va a ser forzosamente larga, pues creo que el debate que pueda suscitar es clave para la construcci?n de la fuerza independentista que necesita esta colonizada y explotada patria nuestra. Por ello, tomando ese art?culo casi como pretexto o punto de partida, quiero incitar a participar en el debate, de forma serena y constructiva, a todos los compa?eros que mantengan criterios que aportar para salir del pozo en que el independentismo est? sumido al inicio de este sexto siglo de dominaci?n colonial espa?ola. Ser?, pues, al menos por mi parte, un "debate por entregas" que debe desarrollarse sin prisas, pero sin pausas.

Mis puntos de vista de partida son, casi todos, divergentes a los expuestos en el art?culo del compa?ero Jos? Tomas, y para exponerlos me ce?ir? al mismo ?rden que el emple?: En el "Punto 1", sobre los movimientos sociales, es una realidad que estos han estado muy activos los ?ltimos a?os, sobre todo en Tenerife en cuestiones como las torres de alta tensi?n, el Puerto de Granadilla, la V?a Exterior y la corrupci?n, problemas todos ellos causados por la coalici?n gobernante CC-PP, raz?n por la cual pudieron ser pol?ticamente rentabilizados por la oposici?n, en este caso, el PSOE. A este respecto debemos tener en cuenta que los colectivos pol?ticos nacionales, a pesar de que dentro de esos movimientos hab?an bastantes independentistas "por libre", no hemos tenido capacidad, no ya para liderarlos , sino ni siquiera para articular y explicar coherentemente un an?lisis real de la opresi?n pol?tica y social que el colonialismo y sus adl?teres criollos ejercen, se?al?ndolos como responsables finales de esas situaciones. Es l?gico, por tanto, que hayan intentado aglutinarse en un colectivo pol?tico nuevo -Alternativa S? Se Puede por Tenerife(ASSPT) -ante un proceso electoral en que, basados en la capacidad de movilizaci?n de estos movimientos sociales, parec?an tener expectativas, aunque en la realidad pr?ctica, dada su falta de profundidad y de coherencia ideol?gica, est?n destinados desde el principio a su disgregaci?n posterior, fueran cuales fueren sus resultados electorales incluso aunque hayan arrastrado a esa posici?n oportunista a colectivos como APC que pierden as? el norte de su anterior orientaci?n pol?tica. Esta es una lecci?n sobre la que debemos reflexionar m?s y actuar en consecuencia porque, si no impregnamos de sentido nacional -y eso solo podemos hacerlo los independentistas- estas manifestaciones del desencanto colectivo, ser?n siempre los partidos espa?oles o espa?olistas de la oposici?n los que rentabilizen pol?ticamente estas situaciones.

En el "Punto 2", sobre la izquierda espa?olista, de acuerdo en que el brutal descenso de IU (pierden casi el 65% de los votos anteriores), se debe a que, m?s a?n en la colonia que en la metr?poli, los calcos de la socialdemocracia del PSOE son menos aceptados que el original, adem?s del eficaz funcionamiento del voto ?til frente a las derechas espa?olas y espa?olistas del conglomerado PP-CC-CCN...., pero en lo que respecta al grupo LV, con un descenso poco acusado (aprox. un 4%), tengo que decirte que, primero, viendo el comportamiento de LV en Satautey, aupando a la alcald?a al PP al que poco antes denunciaban en los juzgados, tengo que poner en duda su car?cter ni de izquierdas ni progresista y, segundo, que ese descenso debe ser m?s bien atribuido al corrimiento de esos votos hacia los sectores que como ASSPT recog?an gran parte de sus reivindicaciones. Aparte de esto, aqu? tambi?n cometemos los independentistas el error t?ctico de no realizar un trabajo serio dentro de los grupos ecologistas, m?xime cuando el problema que tu mismo has tocado varias veces, del "imperio del cemento", el hiperdesarrollismo y la destrucci?n del medio, es algo vital para el futuro de nuestra patria y de que ya, en casos anteriores como en "Salvar Veneguera" o en "El Rinc?n", vimos la influencia decisiva que en las movilizaciones pod?amos tener, camino que, lamentablemente, hemos descuidado, cuando no abandonado.

En el "Punto 3", sobre la izquierda canarista, difiero de t? tanto en la nomenclatura como en el an?lisis. Tal vez, por deformaci?n profesional, los procedentes del campo cient?fico -y tu lo debes saber por experiencia- pretendemos ser estrictos tanto en los conceptos como en las definiciones, por eso, mi primera diferencia contigo en este punto es en el lenguaje. No creo posible agrupar bajo el ep?teto de"izquierda canarista" a realidades tan diversas -y a veces divergentes- como las que englobas en ese t?rmino: APC, ANC, UP, PCPC, AMAGA, MUPC. No es lo mismo "canario" que "canarista", como no es lo mismo "africano" que "africanista". Para mi entender, un partido o formaci?n pol?tica que solo tenga direcci?n y ?mbito de actuaci?n en nuestra patria es, sea cual sea su ideolog?a, un partido "canario", mientras que "canarista" ser?a una organizaci?n con vinculaciones org?nicas fuere?as, pero cuya direcci?n pol?tica reside en Canarias.

A mi parecer, el t?rmino "canarista" ser?a aplicable ?nicamente al PCPC que, aunque en ?l militen antiguos compa?eros de probado car?cter independentista como puede ser Eugenio Padilla, autor para el FREPIC de aquel slogan ante una Vuelta Ciclista a Espa?a que empezaba en Tenerife, de "Por m?s vueltas que le den, Canarias no es Espa?a", no deja de ser el ?nico partido de la izquierda espa?ola -vinculado al PCPE- que reconoce el Derecho de Autodeterminaci?n, eso si, supeditado a la consecuci?n de la III Rep?blica Espa?ola de car?cter federal y que, una vez dentro de esa Federaci?n, Canarias podr?a optar supuestamente por su segregaci?n. Tambi?n desde mi punto de vista, es, por tanto, posible que el independentismo pueda llegar a acuerdos t?cticos con ellos en cuestiones puntuales, pero no a uniones org?nicas puesto que para nosotros el Derecho de Autodeterminaci?n es el Derecho a la Descolonizaci?n, constituy?ndonos en Estado Independiente, y no est?, por tanto, supeditado a lo que suceda en la Metr?poli o a su forma de gobierno.

Del resto de los que agrupas como "izquierda canarista" -APC, ANC, UP,AMAGA y MUPC-, no caben todas en el mismo saco. Creo que, previamente, a?n a riesgo de hacer esto denmasiado pesado e incluso abstruso, se imponen algunas definiciones para entendernos. Objetivamente debemos partir de que una formaci?n pol?tica es "canaria", cuando, como hemos dicho, su direcci?n, sus vinculaciones org?nicas y su ?mbito de actuaci?n est?n en nuestra patria. As? ser?an "organizaciones canarias", por poner ejemplos, la CC, NC o el CCN y no lo ser?an PSOE o PP por obvias razones. Dentro de las organizaciones canarias, ser?an "nacionales canarias" solo las que, entendiendo el car?cter dependiente de la Naci?n Canaria, tienen como objetivo estrat?gico la consecuci?n de su independencia pol?tica y la construcci?n de la Rep?blica Canaria, lo que dejar?a fuera a las antecitadas CC, NC o CCN, pero a?n dentro de esta categor?a de organizaciones "nacionales canarias", habr?a que diferenciar entre "autodeterministas" y "anticolonialistas" ya que, teniendo igual objetivo estrat?gico, difieren en su definici?n de la realidad canaria, como "naci?n oprimida" o como "naci?n colonizada", y, dentro de esa subdivisi?n de "autodeterminista", hay que valorar si tiene a la independencia como objetivo estrat?gico principal, que conlleva el car?cter de "organizaci?n independentista". Por ello creo que podemos hablar de una "izquierda nacional canaria autodeterminista", que admite el fen?meno de la dependencia y admite el Derecho de Autodeterminaci?n pero que no plantea su ejercicio como objetivo estrat?gico primordial, diferenciada de la "izquierda nacional independentista", as? como podr?amos hablar -si se constituyera, que hoy no existe y no parece probable en un futuro cercano- de una "derecha nacional canaria autodeterminista" o incluso de una "derecha nacional canaria independentista".

Si aceptamos esta definici?n previa y, siempre desde mi criterio, APC, como resultado de sus alianzas y de los fines electorales que con ellas pretende, pierde el car?cter independentista que inicialmente tuvo sin dejar, por ello, de ser una izquierda nacional canaria autodeterminista. Para ellos la contradicci?n colonial, la que enfrenta al pueblo colonizado y sojuzgado con la potencia que lo coloniza y oprime, ha dejado de ser la contradicci?n principal que genera a las otras contradicciones que ellos ahora toman como principales. De ninguna forma son un enemigo para los independentistas, m?s bien son aliados potenciales en los problemas t?cticos hasta que retomen como fin estrat?gico la construcci?n de la Rep?blica Canaria. Las otros cuatro entrar?an de lleno en la definici?n de organizaci?n "nacional canaria independentista", inclusive de car?cter anticolonialista, pero por sus propias autodefiniciones ideol?gicas y program?ticas hay que situarlas en dos posiciones diferenciadas -que no enfrentadas-, las de la izquierda anticolonialista en la que se inscriben ANC y UP -aunque no solo ellas- y la del interclasismo independentista, en que se mueven AMAGA y MUPC y otras como el mismo CNC. En mi opini?n, que intento sea lo m?s objetiva posible al no tener actualmente militancia alguna ni m?s compromiso pol?tico que el que tengo con mi patria y con mis ideas, la gran diferencia estriba en que desde el interclasismo SOLO se afronta la contradicci?n principal y SOLO se plantea la descolonizaci?n y la subsiguiente independencia, mientras que desde las posiciones de izquierda se afrontan ADEM?S las contradicciones que acompa?an a la principal, uniendo por ello la liberaci?n nacional a la liberaci?n social de las clases populares, principal damnificada de la contradicci?n principal que sigue siendo la colonial. Esto conlleva tambi?n diferencias en a qui?n van dirigidos los mensajes y donde y como debe desarrollarse el trabajo pol?tico, y aunque evidentemente, a lo largo del proceso de descolonizaci?n van a confluir ambas posiciones, mi opini?n es que en el actual estado de ese proceso deben intentar desarrollarlo separadamente, aunque eso si, teniendo en cuenta esa realidad de ser parte de un mismo proceso y que ninguna de ellas es el enemigo, que sigue siendo el colonialismo espa?ol.

Personalmente tengo la experiencia de haber desarrollado mi trayectoria pol?tica militante, larga y ya pasada, en ambas vertientes y -para colmo- siempre dentro de variantes de la misma organizaci?n desde el PTC-PRAIC al supuestamente "interclasista" FREPIC. Hoy soy un convencido de que, sin perjuicio de que hayan compa?eros que sigan optando por la t?sis interclasista y con los que sin duda, en su momento coincidiremos en la v?a de la Rep?blica Canaria, la izquierda nacional canaria debe centrar sus esfuerzos en la construcci?n de la organizaci?n de clase que necesitamos para el proyecto pol?tico de la Independencia Nacional y Social. Solo desde una organizaci?n de este tipo, fuerte y cohesionada, se podr? presionar a los sectores m?s din?micos y progresistas de la derecha canaria sucursalista a abandonar, por su propio inter?s, las posiciones espa?olistas que en este momento esa derecha cipaya ocupa y que la convierte, hoy por hoy, en el sost?n m?s importante del sistema corrupto-colonial que impera en nuestra patria.

Como esto se est? haciendo largo e indigesto y queda mucha tinta en el tintero, me acojo a la despedida preferida de nuestro com?n amigo Alvaro Morera Ar timlilit....que son se?as de volver

Francisco Javier Gonz?lez

Gomera a 12 de junio de 2007
Publicado por ubara @ 22:30  | opini?n
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios