Lunes, 25 de junio de 2007
Foro contra la Incineraci?n


Yo no s? qu? tiene la UNIPOL que no tenga ese guardia de barba blanca, motorista, que de vez en cuando es acribillado desde los medios de comunicaci?n por poner multas que, esencialmente, es en lo que consiste su trabajo como guardia de tr?fico en Santa Cruz.

No hace tanto tiempo que el Pepe Moreno, que dispone libremente de una potente alcachofa a su antojo como director de Radio El D?a -desde donde habitualmente avisa de los controles de la Guardia Civil de Tr?fico-, despellejaba p?blicamente al mismo agente por una multa que le meti? a una amiga o conocida. Porque es que, por lo visto, la cosa es que el tipo no est? por la labor de que le vengan a comer la oreja despu?s de haber empapelado a un coche por mal aparcamiento o por una mala maniobra.

Es uno de esos guardias que forman parte ya casi de la imagen de Santa Cruz, de esos que est? uno acostumbrado a ver de siempre en su vieja moto siempre intacta y que, por lo visto, no perdona una multa ni a su propia sombra. Y yo no s? si las multas se deben perdonar o no, a la Guardia Civil ninguno de estos valientes que se meten con este hombre se atreve a sugerirle algo semejante y lo m?s que hacen es llamar a Domingo Medina a ver si puede hacer algo, supongo. Pero a ?ste no, a este le dicen directamente desde el peri?dico de m?s tirada de Tenerife cosas como: "El dinero cuesta mucho ganarlo para que nos lo robe un tipo que genera tantos cabreos como este?". En los puntos suspensivos falta algo como lo de "cabr?n", s?lo que al columnista de El D?a le parece menos grave llamarlo ladr?n, por lo visto.

Y yo s? he visto trabajar al guardia de la barba blanca. Hace un tiempo lleg? a la rotonda del Corte Ingl?s, totalmente colapsada, y la despach? en un un momento, lo que cuatro o cinco guardias j?venes y musculosos, de ?stos del king boxing que acaban todos en la UNIPOL, hubiesen tardado en solucionar un par de horas, si no es que enredan m?s el atasco. Tuvo tiempo de advertir a un motorista de que no dejara a moto en la puerta del centro comercial y, cuando termin? de despejar la rotonda, multar a dos motos que no hicieron caso y aparcaron incorrectamente.

En la zona del mercado la gente se avisa cuando se enteran de que llega y proceden a dar un par de vueltas con el coche hasta que se marcha, para volverlo a dejar mal aparcado. El chiquillaje joven pasa de complicarse la vida y pasan por los infractores como si tal cosa. Y lo que exige el autor del art?culo de este domingo, de que se le perdone una multa porque, pese a encontrarse su coche en un paso de peatones, lo hab?a dejado s?lo unos minutos con los cuatro intermitentes, me parece motivo suficiente como para que le retirase alguien el permiso de conducir por una temporada.

Pero acaso por eso Santa Cruz se est? convirtiendo no s?lo en una ciudad sin Ley, sin normas de ning?n tipo, donde el jefe de los guardias ofrece trompetazos p?blicamente a los ciudadanos sin que ning?n plumilla le critique por ello, o donde los sindicatos se ponen como fieras y amenazan porque la gente se alarme al ver un joven con los besos hinchados por la UNIPOL pero admiten, con toda naturalidad, que se acuse de todo lo divino y humano a un currante. Con mejor o peor genio, que no le vamos a defender nosotros por sus formas de contestar cuando le tocan las narices, pero que en lo de hacer cumplir con las normas del tr?fico, algo fundamental que nos beneficia todos, es un aut?ntico fiera parece que nadie lo discute.

Y acaso lo que har?a falta en Santa Cruz, yo no lo s?, ser?an menos Hilarios agresivos y mal educados, menos UNIPOL y quince o veinte guardias de barba blanca que pusieran en su sitio a tanto pijo que, sin ser de barriada, se consideran unos cuantos escalones por encima del bien y del mal. Lo de los sindicatos, o lo de CCOO, que se lanzan como leones contra unos ciudadanos que, acertada o equivocadamente, se sienten indignados por una actuaci?n de la UNIPOL, que si no le dieron una paliza a ese chico de Ofra es el diablo por ella -nosotros no somos jueces ni queremos serlo visto lo visto-, y, sin embargo, no adoptan medidas dr?sticas ante esta forma de despellejar y tratar de delincuente a un trabajador, f?cilmente identificable por todo el mundo, pareciera algo verdaderamente pat?tico.

Porque en esta tierra la prensa se pone borde con los jueces por tratar muy duramente, seg?n el Chaves y el Vargas, a unos chicos pijos por cargarse a tres personas al hacer machangadas con sus potentes coches por el centro de Santa Cruz y, al mismo tiempo, justifican que la UNIPOL le pueda hinchar la cara a un joven de barriada, como dice el pat?tico del Peytav?, por hacer un poco el indio con la moto. Y como alg?n guardia los trate a ellos como al resto de los mortales, simplemente mult?ndoles por aparcar sobre un paso de peatones y sin consideraciones a su preeminencia social, son capaces de despellejarlo p?blicamente desde sus medios porque, c?mo no, se consideran por encima del bien y del mal, a mucha distancia de resto de los mortales que no disponen ni de columnas ni de alcachofas para insultar desde el grupo El D?a. As? somos y es dif?cil que nadie nos vaya a cambiar ahora.

?

Tags: Canarias, Tenerife, policia, CCOO

Publicado por ubara @ 16:07  | Islas
Comentarios (2)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Lunes, 25 de junio de 2007 | 20:47
CCOO y UGT: sindicatos del poderFumador
Publicado por Invitado
Lunes, 03 de diciembre de 2007 | 19:37
ARRIBA LA UNIPOL