Jueves, 09 de agosto de 2007
CUENTOS Y NOTICIAS DESDE CANARIAS


Milagros Lu?s se ha destapado con una declaraciones nada oportunas ni afortunadas en las que se contradec?a abiertamente. Como bien se han prestado a se?alar enseguida los sindicatos, por una parte se mostraba abierta al di?logo, mientras que por otra, negaba la mayor, descartando la principal, ?nica y unitaria reivindicaci?n de los sindicatos y de la pr?ctica totalidad de los docentes no universitarios.



Tan dif?cil es de entender por este torpe gobierno en el mejor de los casos que lo que los ense?antes reclaman no es una mejora salarial, sino simplemente equipara sus salarios al mismo nivel que otros funcionarios de igual categor?a.



Y, tras llevar a cabo una negociaci?n sobre este aspecto, o en paralelo si lo desean, pero de forma desvinculada, negociar medidas en pro de una mejora de la ense?anza.



Aunque en este sentido nos mostramos esc?pticos, pues no apunta nada que vaya en la direcci?n de una mejora real de la educaci?n que pretenda ir m?s all? de de la consabida receta de situar a los docentes en la tesitura de maquillar los resultados.



Esta pol?tica continuista dise?ada por Ruano, ha sido desarmada por informes europeos que la han dejado al descubierto.



No creemos a este gobierno capaz ni interesado en coger el toro por los cuernos y aplicar medidas que traten de cambiar de forma aut?ntica esta situaci?n, aplicando aquella m?xima africana de que para educar a un ni?o hace falta una sociedad entera.



Por otro lado, y en consonancia con su jefe, a quien muestra su total fidelidad en la medida que esta sea cre?ble, culpa de los males de la educaci?n canaria al exceso de peso de la ense?anza p?blica canaria. No en vano, hace unos a?os, Paulino Rivero ya se mostraba partidario del aumento de la ense?anza privada.



Por lo tanto, o nos equivocamos, o detr?s de esa m?scara negociadora se esconden tiempos contradictorios y enfrentamientos de una consejera que no se quiere enterar, y de un gobierno que quiere perseverar en el error con un sector docente que hace de un derecho bandera.



Y que no se llame a equ?vocos este gobierno, la reivindicaci?n de los profesores no era una situaci?n puntual para aprovechar un momento electoral, sino un sentir generalizado de todo el profesorado no universitario, que adem?s ha perder el poder adquisitivo que le hab?a proporcionado el primer intento de homologaci?n. Este hecho trajo consigo una relativa paz en la educaci?n durante unos a?os, que ahora se puede ver afectada.



Y en esto aparecen las AMPAS por medio, apoyando las manifestaciones de la consejera. Con ello, podr?a caer en la tentaci?n de poner a los docentes nuevamente a los pies de los caballos, emulando al olvidado y denostado Garc?a Deniz, que tanto coste electoral tuvo en su d?a para el PSOE.
Publicado por ubara @ 11:52  | Canarias
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios