Martes, 16 de octubre de 2007
Ram?n P?rez Almod?var


Paulino Rivero invit? a una reuni?n, con comida de por medio, al responsable de ediciones regionales de un diario nacional. Durante el di?logo que entablaron, Paulino Rivero, entonces portavoz de CC en el Congreso, pidi? al periodista que diera de baja el servicio de una agencia de noticias canaria porque era, en su opini?n, sensacionalista.
D?as atr?s, la agencia emiti? informaciones sobre el caso del intento de secuestro de una concejala del PP en el Ayuntamiento de La Laguna, Raquel Luc?a P?rez, aireado por Intervi?, y sobre todo lo que concern?a a los bajos fondos de ATI en La Laguna y a las dificultades que les pusieron a los promotores de una urbanizaci?n en Valle Tabares, zona conocida como La Caracola. Los empresarios grabaron a una persona de confianza de ATI en La Laguna, Nicol?s Baute, que se mov?a por el Ayuntamiento como un funcionario m?s. Todo lo que public? esa agencia lo hizo con soporte documental; la entonces jefa de prensa de Ana Oramas recorr?a un s?bado las sedes de los peri?dicos para desmentir la informaci?n de ese d?a. Desde la sede de la agencia se envi? copia de la documentaci?n publicada a todas las redacciones. Ejerc?a como asesora de Ana Oramas en La Laguna la esposa de Paulino Rivero, ?ngela Mena.

Ha sido una f?rmula muy empleada por altos cargos de ATI-CC en Tenerife: llamada al propietario de la empresa, petici?n de acabar con las informaciones molestas e incluso, si es precio, aislar al mensajero y, a ser posible y en funci?n de la recompensa o compensaci?n recibida a cambio del ?sacrificio?, castigarlo con una degradaci?n de categor?a o con el despido.

Podr?a escribir varias situaciones a modo de ejemplo, incluyendo vetos a nombramientos para cargos directivos en diarios regionales, que Mart?n J. Marrero, jefe de gabinete de Paulino Rivero, conoce a la perfecci?n.

Ahora leo que Carolina D?niz defiende la ?rigurosidad? del procedimiento para adjudicar las licencias de la TDT y no salgo de mi asombro cuando critica las declaraciones del todav?a secretario general del PSC-PSOE, Juan Carlos Alem?n, que cuestiona la adjudicaci?n de las licencias regionales por tener un tufo pol?tico. Seg?n Carolina D?niz, las declaraciones de Alem?n ?se sit?an al margen de la propia Constituci?n, que en su art?culo 14 establece la prohibici?n de cualquier acto de discriminaci?n por raz?n de opini?n?. Seguro que lo que no se ha le?do la se?ora D?niz es el art?culo 20 de esa misma Constituci?n, porque el Gobierno de Canarias y altos cargos de ATI-CC en distintas administraciones lo vulneran a diario.

Es realmente asombroso: se va a producir el cierre de emisoras de radio y televisi?n cuando existe tecnolog?a suficiente para que todas las empresas del sector obtengan una licencia y operen y que sean los ciudadanos los que decidan lo que oyen o ven. Si estuvi?ramos en Venezuela la mayor?a de los medios pondr?a el grito en el cielo, se montar?an campa?as alucinantes sobre recortes a la libertad de expresi?n y de informaci?n y Reporteros Sin Fronteras, financiados por el Departamento de Estado USA, elaborar?a un informe sobre vulneraci?n de derechos humanos. Pero estamos en Canarias, un para?so fiscal y neoliberal.

Aqu? se adjudica a la cadena de la Iglesia Cat?lica una televisi?n regional de TDT y tenemos que creernos que es la mejor oferta, cuando en muchos casos ni contratan a los trabajadores, y cuando se dedica b?sicamente a reproducir los mensajes de la derecha, que pol?ticamente representan el PP y CC. Pero ellos s? pueden ejercer su libertad de opini?n de forma masiva.

Dice la se?ora D?niz que el Gobierno respeta a todos los periodistas y eso ya es el colmo del cinismo. Su presidente, el se?or Rivero, tiene antecedentes como censor: ha pedido que se retirara los servicios de una agencia de noticias canaria al responsable de ediciones regionales del diario ABC, el ?nico de papel que en Tenerife public? la operaci?n medi?tica montada por Hermoso contra Rom?n Rodr?guez, el ?nico que public? documentaci?n sobre el caso del intento de secuestro de la concejala lagunera, pese a que estaba enviada por fax a todas las redacciones.

No s? si se ha ruborizado al leer estas declaraciones el jefe de gabinete, o como se llame el cargo, de Paulino Rivero, pero producen estupor, m?xime con la desfachatez de un gobierno presidido por un se?or que se pasa por el arco del triunfo la libertad de informaci?n y que la cercena si hace falta. Con m?todos parecidos a los empleados por otros dirigentes de ATI-CC en distintas instituciones.

canariasahora.es

Publicado por ubara @ 11:50  | opini?n
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios