S?bado, 27 de octubre de 2007
Tagoror Achinech
La ignorancia y el desconocimiento que tienen nuestros pol?ticos sobre los temas que afectan a la ciudadan?a son habituales, frecuentes y, abundantes. Basta con conectar la radio, ojear un peri?dico o, encender la televisi?n, ponerse a leer, o?r ?, ver las declaraciones de estos especimenes para darse cuenta de ello.

Es cierto que a ning?n pol?tico se le exige formaci?n acad?mica alguna para ejercer, aunque intenciones de imponerla ha habido, sobre todo para ser presidente del gobierno de la patria unida e indivisible. Y para solventarlo se cre? la figura del asesor pol?tico. Personaje que tendr?a la funci?n de sugerir acciones y formas de actuar de su patr?n, evitando meteduras de pata.

La figura del asesor pol?tico, con reconocimiento social y, normalmente, bien remunerado, ha dado paso, del individuo formado para tal funci?n, al enchufismo de los familiares y amigos con est?magos llenos, bocas satisfechas y plumas agradecidas. Lo que hace que el pol?tico, ignorante de los temas de que habla, se vea vendido o dando argumentos y explicaciones salidas de tono, creando una alarma social ante la creencia de que ese individuo se le pueda otorgar la capacidad de tomar decisiones en temas cruciales. No se averg?enzan en discutir argumentaciones cient?ficas, negando evidencias m?s que demostradas, retornando a ?pocas pasadas, como negarse a reconocer que el planeta es redondo, que gira alrededor del sol ?, la teor?a de la evoluci?n de las especies y la selecci?n natural.
Hay que ser primo para asesorar a quien pretende representarnos en las instituciones pol?ticas, y que se le haga caso, negando verdades, aunque inc?modas, ya aceptadas por toda la ciudadan?a, con la excepci?n de los responsables de tal magnicidio.

Hay que ser primo para asesorar a un aspirante a representarnos pol?ticamente, que inc?modamente se sinti? al reconocer la verdad, despu?s de haber afirmado que se trataba de unos ?hilitos de petr?leo?, uno de los mayores desastres ecol?gicos.

Hay que ser primo para creerse las mentiras de las armas de destrucci?n masiva, ante la inc?moda verdad, de que se trataba de fomentar el imperialismo y el negocio del petr?leo.

Hay que ser primo para proponer la erradicaci?n del servicio de meteorolog?a, porque el hombre del tiempo no acierta en sus predicciones, sin asumir la incomodidad de la verdadera autor?a del atentado del 11 de marzo.

Hay que ser primo para no reconocer la verdad, aunque ?sta le incomode.

To?o Linares

Presidente de Tagoror Achinech
Publicado por ubara @ 22:37  | opini?n
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios