S?bado, 10 de noviembre de 2007
Santi Pe?a

Porque a la tercera no fue la vencida, otro noviembre m?s, las organizaciones sociales de la isla de Tenerife convocan a la ciudadan?a a una gran manifestaci?n que esta vez estar? bajo los lemas No a la destrucci?n de nuestra tierra y en defensa del suelo agr?cola y del medio ambiente. Como siempre la cita ser? a las doce horas en la Plaza de Weyler de la capital tinerfe?a el 24 de noviembre con el habitual recorrido hacia la Plaza de la Candelaria. Si en estos cuatro largos a?os de movilizaciones se puede sacar una conclusi?n es que una parte relevante de la sociedad canaria se est? estructurando a trav?s de organizaciones sociales de diversa ?ndole para defender los intereses colectivos en vista de que los gobernantes no s?lo no hacen esto sino que son parte fundamental del problema del fuerte deterioro social, econ?mico y ambiental que le archipi?lago est? viviendo desde hace algo m?s de una d?cada. Lo que hoy ha impulsado a esta manifestaci?n ha sido las expropiaciones de Los Rodeos, pero sigue estando el tema del puerto de Granadilla, la segunda pista del aeropuerto de Sur, la v?a exterior, la v?a de circunvalaci?n y la falta adecuada de inversi?n en sanidad y educaci?n.



Este hecho no es s?lo leg?timo sino adem?s necesario teniendo como referencia el art?culo 23.1 de la Constituci?n de 1978 y que faculta a los ciudadanos para que participen en los asuntos p?blicos de manera directa. Cualquier descalificaci?n desde el poder para que los ciudadanos hagamos uso de este derecho no es s?lo indigna sino adem?s se califica por si misma de antidemocr?tica y autoritaria. En todo este tiempo desde el poder se nos ha llamado terroristas sociales, por un ex presidente de autoridad portuaria que se encuentra imputado por cohecho en la adjudicaci?n de una marina deportiva, los que decimos a todo no, por un alcalde que se enfrenta a dos imputaciones tambi?n por cohecho y por, por lo visto, decir demasiado que s? a empresarios, y se nos acus? de no saber lo qu? queremos por un ex presidente de gobierno cuyo tel?fono m?vil estaba memorizado en la agenda del empresarios Santiago Santana Cazorla que a veces le llamaba para saber de lo suyo. Negar a la ciudadan?a su derecho leg?timo a decidir las cosas que m?s conviene a la sociedad, m?s all? del acto ceremonial de depositar un voto ponderado por el sistema electoral cada cuatro a?os, no s?lo es un contrasentido sino que demuestra que la mayor?a de la clase pol?tica es la que no tiene ni idea de lo que significa la democracia. Paradigma de este estilo de pol?tico es Luis Mardones Sevilla que desde bien entrado el franquismo ocupa cargo p?blico pero que alega problemas de conciencia para retirarse de la votaci?n de la Ley de la Memoria Hist?rica. La misma conciencia, y la misma desmemoria sin duda, que en 1977 le impidi? expedientar al polic?a que asesin? a Javier Quesada en la Universidad de La Laguna cuando ?l era gobernador civil.

Este sistema, que se dice democr?tico, est? deslegitimado no s?lo porque sea ceremonial y no deje que la ciudadan?a participe en ?l o porque exista un sistema electoral injusto que ya quisieran para s? muchas rep?blicas bananeras. Su deslegitimaci?n proviene del hecho que no podamos saber los ciudadanos la procedencia del dinero con el que los partidos pol?ticos se financian. ?Qui?n paga los locales donde se re?nen los militantes del PSOE en Canarias y con qu? empresario se ve, siempre que puede, el fraude electoral de Santiago P?rez? ?Qui?n le pag? la desorbitada campa?a a la alcald?a de Santa Cruz de Tenerife a ?ngel Llanos por el PP para seguir de segund?n eterno porque acaso tiene esto que ver con sus ignorantes declaraciones que hace del puerto de Granadilla? ?Por qu? suenan las siglas de CC cuando hay un alcalde capitalino acusado de financiaci?n irregular de su partido? ?Tiene que ver el burdo pelotazo de Las Teresitas con la cara campa?a del CCN, que ostenta el hilarante record de ser la que m?s caro ha resultado el voto en las urnas, que tuvo un rid?culo resultado electoral? Hasta que estas cosas no est?n claras, y muchas m?s, no cabe deslegitimar a las organizaciones sociales, acus?ndolas, por ejemplo, de financiarse con un oro amarillo que nunca ha existido, sino que es el poder en Canarias el que hace mucho tiempo que no goza de legitimidad.

La administraci?n debe ser la encargada de promover que la gente pueda participar directamente de la pol?tica a trav?s de decidir en una parte importante a d?nde tienen que ir destinados los presupuestos. Decir que los ciudadanos cuando emiten un voto dan un cheque en blanco a los pol?ticos para que ellos decidan por nosotros no es s?lo una falacia sino un acto de mala fe que trata de encubrir pr?cticas pol?ticas de dudosa reputaci?n. Los ciudadanos estamos m?s capacitados que muchos pol?ticos para saber lo qu? queremos. S?lo hay que o?r las pat?ticas declaraciones del nuevo presidente de la Autoridad Portuaria, Pedro Rodr?guez Zaragoza, sobre el comienzo de las obras del puerto de Granadilla en el Diario de Avisos para entender esto y comprender que los que dicen gobernarnos no tienen idea de nada. La democracia real necesita sosiego, cosa que est? re?ida con el actual sistema que busca maximizar hasta el m?s m?nimo segundo, no s?lo porque el di?logo que encierra la verdad de las cosas necesita tiempo para fraguarse sino porque con ?l se puede garantizar unas decisiones pol?ticas que tengan aut?ntica legitimidad y sean de calidad democr?tica. Justo lo contrario de lo que ha estado sucediendo hasta ahora.

Los que llevamos a?os vinculados con las organizaciones sociales en Tenerife tenemos claro desde la primera manifestaci?n del 27 de noviembre de 2004 contra el puerto de Granadilla que deteniendo esa innecesaria infraestructura no se iban a terminar los movimientos sociales porque aqu?l no es un tema aislado. La imposici?n del devastador puerto en las costas del Sur de Tenerife es la forma de hacer pol?tica del trile que se esconde detr?s de las siglas de PSOE, PP y CC y que est? presente en la mayor?a de las decisiones de las grandes infraestructuras. Es una lucha que tendr? lugar en el tiempo de los ciudadanos que democr?ticamente organizados nos hemos visto en la obligaci?n de tratar de detener la vor?gine en la que nuestra sociedad se encuentra metida y que no acaba m?s de empezar. No somos radicales ni anti sistema que tratamos de descomponer todo sino personas sensatas que deseamos que la cordura vuelva a la pol?tica, al sistema econ?mico y a la sociedad. Los verdaderos radicales, los completos anti sistema, son los que buscan destruir todo para su beneficio sin pensar en el futuro y se encuentran amparados por las siglas de PSOE, PP y CC. Ellos son los del no, los aut?nticos terroristas ambientales y los que no se enteran de nada.

Visita "Me tienen frito"
http://metienenfrito.blogspot.com
Tambi?n "El Pa?s Frito"
http://lacomunidad.elpais.com/paisfrito

Publicado por ubara @ 0:48  | opini?n
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios