Martes, 13 de noviembre de 2007
Jabel Alejandro Ram?rez Naranjo *

En relaci?n al pol?mico asunto de la construcci?n de una central regasificadora en Gran Canaria, con el fin de iniciar la implantaci?n del gas natural licuado como medio de abastecimiento energ?tico, me gustar?a hacer algunas aclaraciones y comentarios, y ofrecer as? una visi?n aquilatada de la situaci?n.
Para ello proceder? a analizar las tesis habituales, que ?ltimamente los grancanarios no paramos de escuchar, y que son, por este orden, las siguientes:

1. La regasificadora es necesaria a toda costa y por tanto su implantaci?n es obligatoria y esta fuera de toda discusi?n, siendo el lugar de su localizaci?n en la isla el ?nico objeto de debate.

2. Ello es as? porque las energ?as renovables no son una alternativa real, y aunque lo fueran es mucho m?s beneficioso el gas.

3. A largo plazo, el gas nos librar? de posibles crisis econ?mico-energ?ticas.

En respuesta a estas afirmaciones, quiero expresar:

1. Que Gran Canaria necesite del recurso energ?tico del gas no es ning?n hecho cient?fico, ni un dogma de fe, y adem?s no es cierto. El gas es solo una de las posibles opciones, y no la mejor, para afrontar el futuro energ?tico de Gran Canaria. No es la mejor opci?n sencillamente porque esto implicar?a que, aparte de continuar con la dependencia exterior para el abastecimiento de energ?a, poni?ndonos a merced de un mercado, como es el de los combustibles f?siles, que empeorar? y se volver? muy inestable en los pr?ximos a?os, la incorporaci?n del gas supondr? una inversi?n absurda a estas alturas, ya que las reservas de gas no son mucho m?s abundantes que las de petr?leo y comenzar?n a experimentar los mismos problemas que el petr?leo en menos de dos d?cadas previsiblemente. Recordemos que la operatividad de una regasificadora supera con creces esta cantidad de tiempo. Esto significa que tendremos que soportar durante muchos a?os una car?sima y colosal instalaci?n industrial, que ser? totalmente ineficiente y econ?micamente obsoleta en un plazo corto de tiempo. Es por tanto una inversi?n in?til que supone ?pan para hoy y hambre para ma?ana?. Por otro lado, numerosos estudios, al alcance de cualquiera, se?alan que este tipo de complejos industriales son altamente peligrosos y perjudiciales para el medio ambiente en el que se encuentran. Pudiendo llegar a ser incluso objetivo de ataques terroristas.

2. Que las energ?as renovables no son una alternativa hoy por hoy es sencillamente falso. Esta tecnolog?a est? ya muy madura y recientes estudios de la Escuela T?cnica Superior de Ingenieros Industriales dictaminan que s?lo con el potencial e?lico disponible en Gran Canaria, se podr?a cubrir casi el 70 % de las necesidades energ?ticas y de desalaci?n de agua de la isla sin contar con la aportaci?n de otras fuentes renovables. Por otro lado, tambi?n es falso que habr?a que llenar la isla de ?molinos?, ya que el potencial energ?tico en cuanto a viento, est? concentrado principalmente en una peque?a superficie de la isla, que cuenta con una de las densidades energ?ticas m?s alta de Europa de este recurso. Es decir, que con aprovechar una peque?a parte del territorio con la tecnolog?a de aerogeneradores adecuada ser?a suficiente. Aparte de esto, tambi?n contamos en esta tierra con un enorme potencial de energ?a solar, con la mayor cantidad de Kilowatios/hora pico por d?a de Europa. Y afortunadamente tenemos adem?s una accidentada orograf?a que permitir?a la construcci?n a muy bajo coste de centrales mini-hidr?ulicas de gran eficiencia, para almacenar y producir energ?a el?ctrica. Por ?ltimo, tambi?n existir? la posibilidad de implantar, recogiendo el excedente de energ?as renovables, nuevos sistemas de almacenamiento de la energ?a, como el hidr?geno, con el que se podr?a generar combustible limpio para una parte significativa del parque m?vil de la isla, sin verter ning?n tipo de contaminaci?n.

3. Todos los expertos coinciden en que la producci?n de gas comenzar? su declive s?lo unos pocos a?os despu?s que la del petr?leo, por lo que su uso s?lo conseguir? retrasar un peque?o margen de tiempo lo inevitable para aquellas sociedades que dependan de los combustibles f?siles. Esto significa que, si bien es cierto que actualmente el gas representa una forma relativamente barata de obtener energ?a, lo es tambi?n que en poco m?s de una d?cada el gas dejar? de ser un combustible barato y la escalada de precios que ahora se est? produciendo con el petr?leo, se reproducir? con el gas; esto implica que a medio plazo desaparecer?n todas las ventajas que ahora representa la implantaci?n del gas, es decir, en otras palabras, el gas no es una aportaci?n energ?tica sostenible.
Sin embargo, si la enorme inversi?n que se tendr? que emplear en construir, explotar y mantener la regasificadora, inversi?n que como hemos dicho no es rentable ni sostenible a largo plazo, se empleara para desarrollar una infraestructura energ?tica basada en energ?as renovables, conseguir?amos ser un modelo energ?tico a seguir en todo el mundo y nos pondr?amos a la cabeza mundial en cuanto a desarrollo tecnol?gico y eficiencia energ?tica, lo cual contribuir?a a desarrollar una importante industria aut?noma, que potenciar?a nuestra econom?a actualmente hiperdependiente del turismo y de las inversiones exteriores. De lo contrario nos encontraremos dentro de 20 a?os con unas infraestructuras obsoletas, no amortizadas en t?rminos sociales, y que nos obligar?n a depender de un recurso escaso, que se habr? tornado en car?simo. Es crucial iniciar este tipo de avances ahora que todav?a existe la posibilidad del abastecimiento mediante petr?leo, con el fin de lograr un desarrollo adecuado para cuando la situaci?n internacional se haya vuelto complicada, ya que alcanzar?amos as? una ventaja estrat?gica muy valiosa, que posicionar?a a Canarias, y quiero insistir en este hecho, como una regi?n tecnol?gica y socialmente avanzada, y sobre todo en una regi?n aut?noma y pr?spera.

A modo de conclusi?n me gustar?a destacar que vivimos en el Oriente Medio de las energ?as renovables y que no aprovechar ahora las ventajas que ello supone, como se est? haciendo en otros lugares con administraciones responsables y concienciadas, significar? un gran error a medio plazo. El futuro se encuentra en hacer una apuesta firme y decidida por las energ?as renovables.

* Jabel Alejando Ram?rez Naranjo es estudiante de final de carrera de Ingenier?a Superior Industrial
Publicado por ubara @ 10:27  | Gas natural
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios