S?bado, 17 de noviembre de 2007
Rafael Morales
Ya lo proclaman sin tapujos, una vez ca?da la careta de la diplomacia durante la cumbre celebrada en Santiago de Chile. Juan Carlos I y Rodr?guez Zapatero defendieron los intereses de las empresas espa?olas instaladas en Am?rica Latina. La pol?tica exterior dedica esfuerzos a semejante tarea, propagada ahora por los medios de comunicaci?n de influencia masiva como expresi?n de patriotismo. Ninguno de ellos informa sobre el comportamiento de Uni?n Fenosa en Nicaragua, apenas un bot?n de muestra de los m?ltiples abusos de ?sta y otras compa??as en aquella regi?n. Vamos a verlo.
Uni?n Fenosa apareci? en el mercado el?ctrico nicarag?ense en 1999, al adquirir casi el 80% de dos empresas encargadas de la distribuci?n. ?Coste? Unos 115 millones de d?lares. ?Beneficios? La transnacional espa?ola los declara extraordinarios. Desde sus primeros pasos, Uni?n Fenosa fue denunciada por m?ltiples motivos, aparte de la forma irregular de conseguir el negocio que hoy significa el monopolio del 92% de la distribuci?n el?ctrica nicarag?ense. En el segundo pa?s m?s pobre de Am?rica Latina, los ciudadanos pagan hoy la factura m?s alta de Centroam?rica. Con unos 600.000 usuarios, la empresa recibi? unas 54.000 reclamaciones anuales por abusos en los precios, servicio deficiente, cortes de energ?a el?ctrica sin previo aviso, contrataci?n de subcontratas con trabajadores sin contratos, despidos de centenares de obreros, atentados contra el medio ambiente, graves problemas de atenci?n sanitaria por ausencia de agua potable al suspenderse la electricidad?

Desde principios de 2006, Uni?n Fenosa realiz? cortes de luz de hasta 12 horas diarias, afectando a la totalidad de la poblaci?n, desesper?ndola en su ya dura vida cotidiana, y obstaculizando el desarrollo normal de cualquier actividad. Burlando la legislaci?n nicarag?ense, la respetuosa transnacional jam?s pag? alguna de las infinitas multas con las que fue sancionada por el Instituto Nicarag?ense de la Energ?a (INE). ?Respeto a Juan Carlos I, a Aznar, a Zapatero, a las empresas espa?olas!, clama Moratinos. ?Y qu? tal si exige lo mismo a Uni?n Fenosa en relaci?n a gobiernos y ciudadanos de Nicaragua, Colombia, Costa Rica o Guatemala? El asunto aterriz? donde deb?a. La Corte Superior de Justicia de Nicaragua inici? un proceso contra la angelical Uni?n Fenosa, exigiendo nulidad de contrato por incumplimiento.

La reacci?n de la transnacional consisti? en abrir otro proceso contra Nicaragua ante la Agencia Multilateral de Inversiones (MIGA, aseguradora del Banco Mundial) donde los pobres nunca ganan. El presidente Daniel Ortega desisti? entonces de expulsar a Uni?n Fenosa, porque el contrato firmado a?os atr?s impone a Nicaragua el pago de 200 millones de d?lares si toma aquella decisi?n. Una fortuna para aquel pa?s. ?Esos tribunales internacionales est?n hechos para favorecer a las transnacionales y no para favorecer a los pueblos?, dijo Ortega para explicar su actitud.

El acuerdo final alcanzado a mediados de este a?o, con la mediaci?n de Juan Carlos I a petici?n del presidente nicarag?ense, perjudic? econ?micamente a las v?ctimas. A Uni?n Fenosa s?lo le solicit? que cumpla con sus deberes sin especificar sanciones en caso contrario, adem?s de ahorrarle las indemnizaciones debidas al pueblo nicarag?ense por los terribles perjuicios ocasionados. ?Ha mejorado al menos el servicio? De ninguna manera. Por eso Daniel Ortega declar? antes y despu?s de la Cumbre Iberoamericana de Santiago de Chile que ?l jam?s hubiera firmado contrato alguno con Uni?n Fenosa en las condiciones pactadas y que la expulsar?a del pa?s si pudiera.

Una verg?enza que responsables pol?ticos espa?oles de primera fila escondan este abuso de Uni?n Fenosa (insisto, apenas un bot?n de una muestra) recurriendo a la nacionalidad compartida. Tan torpe, dicho sea al pasar, como sostener a Aznar en su aventura golpista venezolana utilizando id?ntico razonamiento. A estas perlas hay que sumarle el peloteo pr?cticamente un?nime de medios de comunicaci?n, m?s papistas que el Papa, m?s mon?rquicos que Juan Carlos I, m?s patriotas que Bush. Sigan con esos modos formato pensamiento ?nico, si as? les parece, pero vayan prepar?ndose para soportar algunas consecuencias como la de llegar a compartir con Estados Unidos un lugar de privilegio en el rechazo y la justa indignaci?n de los latinoamericanos. Claro que encontrar?n algunos culpables de amplio efecto medi?tico para distraer la atenci?n del personal y justificarse ante lectores, radioescuchas y televidentes. ?Qu? tal un mestizo como Hugo Ch?vez, acompa?ado por un indio aymara como Evo Morales? Excelente truco racista, aunque de vuelo escaso. All? ustedes.
Publicado por ubara @ 2:09  | Exterior
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Domingo, 05 de octubre de 2008 | 15:32
Hola, soy de Argentina y estoy investigando las relaciones entre pol?tica exterior y corrupci?n. Me pareci? un excelente ejemplo el que se cita en tu art?culo, desconocido para m?. En Argentina las empresas espa?olas tambi?n se dedican a proveer servicios caros y deficientes. Por ej: el de Aerol?neas Argentinas, que ahora se volvi? a estatizar. Paula