Lunes, 07 de enero de 2008
Rafael Morales.

Imagen


Una vez m?s nos tienen distra?dos (o aburridos) atacando a Ch?vez, algo que tambi?n sirve para ocultar los desmanes del gobierno colombiano y la embajada gringa en ese pa?s. Consiguen dar la impresi?n de que el montaje del presidente ?lvaro Uribe sobre el intercambio humanitario con las FARC represent? un fiasco para el mediador y no un rev?s para la paz en Colombia. Por si alguien conserva alguna duda sobre las intenciones de Bogot? desde el principio de este proceso, el ministro de Exteriores, Fernando Araujo, acaba de declarar que Colombia no permitir? m?s misiones humanitarias destinadas a liberar los secuestrados por las FARC. Nunca las quiso y siempre las torpede?. Vamos a verlo.
Primer acto. Uribe propone a Ch?vez como mediador para el canje humanitario cuando la presi?n popular interna y las recomendaciones internacionales obligaron. Iniciadas a buen ritmo las negociaciones, el colombiano coloca el primer obst?culo: exige que las FARC demuestren antes del 31 de diciembre que los secuestrados est?n vivos. Las fuerzas de seguridad colombianas detienen a las dos personas encargadas de llevar esas pruebas antes de la fecha impuesta arbitrariamente. ?C?mo cabe solicitar al jefe de Estado de otro pa?s que lo ayude a la liberaci?n de rehenes para despu?s sabotear su trabajo? Uribe encuentra una disculpa absurda (la supuesta conversaci?n de Ch?vez con un alto mando militar colombiano) para despedir al mediador, clausurando as? la concreci?n del canje de rehenes de la guerrilla por presos de las FARC inicialmente aceptado por las dos partes.

Segundo acto. Las FARC denuncian la maniobra y declaran el 18 de diciembre que de todas maneras entregar? a los tres secuestrados, con el ni?o Emmanuel incluido, al mediador venezolano. Ch?vez prepara la operaci?n y convoca a representantes de Argentina, Bolivia, Brasil, Cuba, Ecuador y Francia como garantes y testigos de la entrega de los rehenes. Todo est? preparado en la ciudad colombiana de Villavicencio, en el departamento del Meta. Pasan los d?as, y el previsto para la entrega las FARC env?an un mensaje en el que informan sobre la imposibilidad de liberar a los rehenes debido al incremento de los combates con militares en la zona. La Cuarta Divisi?n del ej?rcito colombiano confirma la existencia de esos enfrentamientos.

Tercer acto. Y en eso aparece Uribe. ?l y sus altavoces niegan los combates, dicen que las FARC mienten porque el ni?o Emmanuel se encuentra en una especie de orfanato de Bogot? y que Colombia no garantiza la seguridad de los garantes internacionales, especialmente del argentino Kirchner y del brasile?o Marco Aurelio Garc?a. La operaci?n Emmanuel queda clausurada, forzando el regreso a casa de los representantes internacionales. La telenovela siniestra sobre las idas y venidas de Emmanuel, de l?gico impacto medi?tico, carece de peso pol?tico como para suspender la operaci?n humanitaria. La guerrilla pod?a retener al ni?o en cualquier lugar para entregarlo cuando fuera posible en condiciones de seguridad. Otro asunto es que las autoridades colombianas hayan descubierto su paradero antes. Ya s?lo falta que lo entreguen a sus familiares y devuelvan la libertad a los mensajeros que llevaban pruebas sobre la salud de los rehenes.

Ch?vez va y declara lo siguiente: ?Lo importante es que Emmanuel est? libre?. La declaraci?n oficial venezolana ?formula votos porque en el m?s breve plazo posible, Consuelo Gonz?lez, Clara Rojas y todos aquellos que se encuentran privados de libertad como consecuencia del largo y doloroso conflicto que afecta al hermano pueblo de Colombia, vuelvan a sus hogares y se reencuentren con sus familiares?. Uribe va y responde que no tolerar? m?s comisiones humanitarias. Lo suyo es la guerra al servicio de la oligarqu?a colombiana, del ej?rcito corrupto subvencionado por Washington, de los paramilitares asesinos ladrones de tierras y de los planes estrat?gicos gringos en el patio trasero. La paz posible molesta al presidente Uribe.

Tags: Álvaro Uribe, Colombia, FARC, rehenes, canje humanitario, Hugo Chávez

Publicado por ubara @ 22:39  | Exterior
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios