S?bado, 12 de enero de 2008
Rafael Morales

Muy buena noticia. Hasta ?ltima hora, el presidente ?lvaro Uribe intent? obstaculizar el final feliz para los rehenes y sus familiares. Advirti? a los guerrilleros que s?lo dispon?an de una hora, a partir del aterrizaje en el sureste de Colombia de los helic?pteros de la Cruz Roja enviados por Venezuela, para entregar a las dirigentes pol?ticas Clara Rojas y Consuelo Gonz?lez que llevaban a?os secuestradas por las FARC. Pelillos a la mar. La operaci?n Emmanuel ha sido un ?xito humanitario a pesar de quienes certificaron su fracaso en el miserable nombre de la guerra de desprestigio contra el presidente Hugo Ch?vez. Enhorabuena a Colombia.
Sin necesidad de exagerar, la liberaci?n unilateral de Clara, Consuelo y el ni?o Emmanuel representa un paso adelante para avanzar en el canje de prisioneros pol?ticos por rehenes. Justo en el 60 aniversario del asesinato de Jorge Eli?cer Gait?n, pistoletazo de salida de una guerra civil que, con altibajos, todav?a forma parte de la realidad colombiana aunque algunos cierren los ojos. En palabras de la senadora Piedad C?rdoba, facilitadora de la misi?n humanitaria, ?los colombianos no podemos seguir trasegando como si el conflicto no existiera. Debemos pasar de la resignaci?n a la esperanza?.

La senadora realiz? otras aportaciones de inter?s. Se?al? la rectificaci?n positiva del ministro Araujo, quien hace unos d?as hab?a descartado la posibilidad de nuevas comisiones humanitarias internacionales. Destac? como decisiva de ahora en adelante precisamente el papel de varios pa?ses latinoamericanos en esta tarea que debe continuar, y solicit? al gobierno de Uribe la libertad para los mensajeros retenidos en c?rceles colombianas que fueron detenidos cuando intentaban hacer llegar pruebas sobre la vida de los rehenes a los mediadores. Algo m?s. Piedad C?rdoba se pronunci? por ?el fin de la industria del secuestro? y por la creaci?n de organismos en todas las regiones y departamentos de Colombia desde donde nazcan pronunciamientos masivos a favor del canje humanitario.

La esperanza puede ir m?s all?, es decir rumbo a la negociaci?n entre Bogot? y las FARC para acabar con el conflicto armado. Las dificultades ser?n enormes. Uribe basa el ?xito de su pol?tica en la imposible liquidaci?n de la guerrilla por la v?a armada, al tiempo que esconde las tropel?as de las bandas paramilitares que provocaron el desplazamiento interno de millones de colombianos y el robo camuflado de sus tierras. Debe tenerse en cuenta que el ej?rcito vive de las subvenciones gringas y est? sometido a las directrices ?antiterroristas? de Washington. S?mese la oligarqu?a local y los inversores extranjeros, dispuestos a coexistir como siempre con el conflicto puesto que los negocios van por el buen camino neoliberal y los l?deres sindicales est?n muertos, maniatados o con sus derechos reducidos al m?nimo. Por su parte, las FARC temen (y con buenas razones si nos atenemos a los precedentes) que sus miembros ser?n liquidados en cuanto entreguen las armas. Liberar tres secuestrados sin contrapartidas inmediatas significa mucho. Nuevas iniciativas de la guerrilla que muestren voluntad de paz obtendr?an una gran acogida dentro y fuera del pa?s.

Al margen de lo que deparar? el futuro, hoy es un gran d?a. Hay que imaginarse la alegr?a de las liberadas y sus familiares tras a?os de sufrimiento, el nuevo impulso tanto para las expectativas de quienes permanecen secuestrados como para los presos pol?ticos en manos de las autoridades colombianas. Me gustar?a compartir esta fiesta enviando un saludo a Consuelo Gonz?lez, a Clara Rojas y a sus allegados, y mi reconocimiento a quienes hicieron posible que este hermoso d?a viera la luz

Tags: FARC, colombia, rehenes, Uribe, Chávez

Publicado por ubara @ 10:29  | Exterior
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios